Neo Club Press Miami FL

Cuba y el truco del neocastrismo cultural

Cuba y el truco del neocastrismo cultural

Cuba y el truco del neocastrismo cultural
mayo 08
16:34 2014

Es cada vez más evidente. El truco del neocastrismo cultural pasa por normalizar entre “exiliados” el trasiego con las instituciones oficiales en Cuba y/o sus representantes. ¿Qué se persigue con esto? Creo que dos objetivos fundamentales:

a) Se neutraliza y exprime económicamente a un amplio sector del exilio literario necesitado de reconocimiento de cara a un público cautivo (el cubano de la Isla), y que por tanto se cuidará más que nunca de jugar con el mono. Ya sabemos que la inmensa mayoría de los creadores exiliados padece “la ansiedad del reconocimiento”. El neocastrismo ha detectado que, en considerable número, el exilio cultural es rehén del afán de reconocimiento. Así que la nueva moneda de cambio (que no tan nueva) ofrecida por el poder será la plaza o tertulia en el corazón de las ciudades cubanas: casas de cultura, teatros y salones donde los exiliados de mentirita podrán presentarse frente a un público cautivo (no necesariamente cautivado), dejando sus dólares por supuesto. Apuesto a que lo veremos en los próximos años más numerosamente –en realidad, ya está pasando en menor medida–, si no en los próximos meses.

b) Se genera una falsa imagen de transición gradual para consumo internacional e incluso, coyunturalmente, interno. Se siguen estirando las expectativas como un chicle: es el gradualismo infinito que tan bien le viene a los herederos del castrismo, y en general a todos los que viven del nacionalismo. El cuento de la buena pipa.

No olvidemos que hasta los propios Castro están hablando ya de errores y de “situaciones lamentables” que se han producido en el pasado, es decir, la crítica de baja intensidad que el oficialismo “amable” hace aquí y allá es, en la práctica, marca de fábrica del neocastrismo. Una almohada para la dictadura. En todo caso, el único gran reto que queda ahora mismo en Cuba, el único realmente peligroso, consiste en jugar con el mono, no con la cadena.

En el exilio, como acertadamente ha apuntado el ensayista Ángel Velázquez Callejas, los reclutadores del oficialismo “actúan sobre un sector intelectual que poco aporta literariamente”. Se trata de otro ángulo a tener en cuenta. En buena medida no hay realización –y cuando hablo de realización no necesariamente me refiero a la popularidad o al éxito como se entienden superficialmente— entre ciertos intelectuales del exilio porque no hay capacidad (atados como están al provincianismo y al colectivo). Entonces muchos se echan en brazos del Estado (ensangrentado) que les garantiza, a través de su aceitado aparato institucional, un público cautivo.

No obstante, pueden llevarse una sorpresa cuando de verdad se abran las compuertas. Cuando llegue ese momento, y ya está llegando, buena parte de los lectores de la Isla despreciará la literatura amaestrada de los autores amaestrados. Ya la revolución tecnológica se está encargando de pasarle por encima a las instituciones tradicionales en materia editorial y de representación, y eso también pasará, ya está pasando, en Cuba.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

7 comentarios

  1. Julio Benítez
    Julio Benítez mayo 08, 19:56

    Me gusta eso de los autores amaestrados y la literatura amaestrada. Ahora mismo mi abogado durante mi proceso por Asociación Ilegal y que fue acusado de actividades dudosamente probadas se le ha prohibido o al menos ni siquiera se le ha invitado a participar en el Festival de Poesía Internacional que empieza en Guantánamo. Roberto de Jesús Quiñones ha ganado premios literarios y es miembro de la UNEAC. ¿Por qué lo discriminan mientras se le abren puertos a personas no siempre con calidad de este lado? ¿A que no invitan a Montaner sin amenazas de captura? solo para mencionar un ejemplo. Armando Añel pone el dedo en la yaga. Cuando todos puedan participar libremente con autores libres y literatura libre, entonces me sentiré complacido.

  2. antonio correa
    antonio correa mayo 09, 09:43

    muy buen texto… la imagen del gradualismo infinito merece laureles

  3. Armando Añel
    Armando Añel mayo 09, 14:15

    Gracias amigos!

    Los autores programados promueven la competencia desleal. El “mercado” debe estar trucado de antemano para que ellos puedan masturbar su ego. Recuerden que venimos de una cultural clientelar, la cultura del “colao”. No es cuestión de méritos, sino de colarse. La picaresca española.

  4. Manuel Gayol Mecías
    Manuel Gayol Mecías mayo 11, 13:50

    Las palabras de mi ilustre amigo Armando Añel son precisas. Ese es un don que tiene él en lo literario y en su manera de actuar y decir en lo personal. En poco espacio, Armando siempre expresa muchas cosas interesantes y hasta geniales. En realidad -como se decía en un tiempo dado en Cuba-, mi amigo sabe “por dónde le entra el agua al coco” en relación con el neocastrismo. Porque el neocastrismo no es una fantasía, no, sino un nuevo andamiaje que se ha venido organizando desde hace mucho tiempo para aprender a ponerse el disfraz del “hombre libre”, del “crítico anticadena”; el disfraz del nuevo revolucionario que aboga por la paz, por el diálogo, por hacer ver que hay un capitalismo de izquierda supuestamente a lo chino (en este caso sería: un capitalismo raulista); en fin, que el asunto es hacer ver hoy en día hay una “nueva cadena” sin decir que detrás de esas comillas están los mismos monos de siempre, toda una tribu de monos históricos, que en el fondo de los fondos es “el mismo perro con diferente collar”. Cuando se quiera desenmascarar a un neocastrista (o al menos, llevarlo contra la pared), pregúntenle, isístanle, presiónenle a que se meta con los dos monos mayores, que deje de menear la cadena improvisada del momento, y cuestione a los dos monos principales y a sus “históricos”, y verán cómo entonces se rasgan las vestiduras y empiezan a mostrar la verdadera monstruosidad… Por eso siempre me gustan las cosas que escribe mi ilustre amigo Armando Añel. Gracias y un abrazo, Manuel

  5. Callejas
    Callejas mayo 11, 15:04

    Los hay que aparentan inteligentes, que para no mancharse de sangre, desarrollan en el exilio un discurso relativista. Se colocan en el “medio” de la tormenta desarrollando puentes imaginarios para cruzar de un lado a otro sin tener que asumir una postura concreta. A estos solapados se les descubren por el desmedido afán de reconocimiento en la isla.

  6. Apolineo
    Apolineo mayo 18, 14:29

    en los bloggs mas que escrivir se conversa,no creo que lo que escriba nadie aqui nos conduzca al premio nobel, son mas bien un intercambio de ideas que,en el mejor de los casos permitira que de aqui salga la materia prima para empenos superiores,no gastemos polvora en salvas,a veces pienso que esto es una terapia de grupo asi que no seamos tan serios que nos lo creamos ni tan laxos que caigamos en el choteo,cosa dificil para los cubanos que vamos de un extremo al otro

  7. Armando Añel
    Armando Añel mayo 18, 14:34

    Agradezco sinceramente sus palabras amigos, Manuel, Angel, siempre tan reveladores en sus conclusiones. Un abrazo

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami