Neo Club Press Miami FL

Cuba y sus túneles

Cuba y sus túneles

agosto 28
15:24 2013

Lo que falta por descubrir en Cuba va a horrorizar al más duro de los seres humanos. La Isla, geofísicamente, está llena de túneles. Y el gobierno que ha hecho esos túneles, con el pretexto de la invasión que nunca ha llegado, se encuentra repleto de cosas oscuras, ideas maquiavélicas especializadas en cómo tener controlados, esclavizados, a los habitantes de la Isla.

Al Poder solo le interesa el Poder total, y ya no solo de la Isla sino –como siempre ha demostrado con sus invasiones a Angola, Etiopía, el Congo, Venezuela, entre otros países– del mundo exterior. Fidel Castro ahora pensará –si es que puede pensar un poquito–, como el más vulgar de los dictadores, que a él “no hay quien le quite lo bailao”. Pero él también sueña, como también su hermano Raúl, en dejar un legado histórico. Y claro, va a ser un legado pero de infamia, de miseria, de odio, de división, de consumismo, de vilezas humanas, de ignorancia, de mala educación, de descortesía, de muerte y de emigración a toda costa (hay que re-escuchar la canción de un grupo importante de raperos que desde la mismísima Isla, con una valentía inaudita, cantan esa canción de Silvito el Libre, “Háblame”, y que hoy en día está circulando por el mundo y, específicamente, por Venezuela, vía Internet).

Este análisis de Armando Añel
es profundo y amerita incluso que el autor lo siga ahondando, para abrirle los ojos a muchos que todavía siguen pensando que Cuba está cambiando, que hay reformas, etcétera. Desafortunadamente, no es así. Detrás de toda la cosmética del régimen está la esencia diabólica del engaño, de la mentira, de crear un mayor síndrome de la víctima; de crear una estrategia que sirva para desarrollar un más grande y seguro parasitismo (ahora se vive de Venezuela, como antes de la Unión Soviética, pero eso puede que no sea por mucho tiempo. Por eso se piensa en las posibilidades de Estados Unidos, su cercanía, la ingenuidad o estupidez de sus gobiernos y líderes, y de los recursos que pudiera dar un exilio controlado, permeado).

En cuanto al exilio actual, que en realidad ha cambiado, por lo general este nuevo tipo de cubano es bueno y aspira a una vida honrada y de trabajo –y esto, por suerte, es por la naturaleza esencial de bondad y servicio que aún le queda en lo profundo–, pero también hay que reconocer que el “nuevo cubano” no ha podido evitar estar mezclado con una buena cantidad de gentes quincalleras, pacotilleras, vagas, que se prestan para cualquier tipo de “chanchullo” (fraudes, entre sus muchas acepciones), y son infiltrados que vienen con una escuela mafiosa ya, graduados de habilidades en desestabilizar el Medicaid, sembrar la marihuana, aprovechar el “welfare”, introducir elementos revoltosos, entre muchas más especialidades de los bajos fondos.

En fin, el escrito de Añel hay que verlo no solo como lo que es, un buen análisis del castrismo de hoy en día en su transformación al neocastrismo, sino asimismo como una advertencia de un intento serio y programado de desestabilizar a Estados Unidos en lo económico, político y social para así, en un futuro cercano, aprovecharse mejor de los recursos de este país. En definitiva, a la dictadura neocastrista tampoco el pueblo y el mundo en general le importan. Mientras ellos vivan bien y manden, los demás que se hagan polvo y sufran. Simplemente así: pura ideología castrense y mafiosa. “Háblame”, como dice la canción.

—————————————————-
Comentario al artículo Cuba, el embargo y el cambio sin cambio

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Machinery Marketplace
    Machinery Marketplace octubre 23, 11:45

    628827 717488When visiting blogs, i usually discover a really excellent content like yours 54424

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner – Chile camino del Primer Mundo

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Relajo y olvido

José Hugo Fernández

Hace algunos años, el poeta Ramón Fernández Larrea escribió más de doscientas columnas destinadas a calibrar hechos y personajes de la historia y de la cultura cubana, o pasajes sobre

Leer más
  Frank Castell

José Martí me escucha mientras llueve

Frank Castell

Dos patrias tengo yo: Cuba y la noche. José Martí                 Difícil, José, arrojar el tiempo montaña abajo y luego descender como si

Leer más
  Delio Regueral

El Punto Nemo

Delio Regueral

Ya sé que no soy incomprendido, lo supe al descubrirme donde se abandona un incomprensor, perdí mucho tiempo en esa etapa. El tiempo, lo único irrecuperable: a él no le

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami

Lo más reciente: