Neo Club Press Miami FL

Cuba y sus túneles

Cuba y sus túneles

agosto 28
15:24 2013

Lo que falta por descubrir en Cuba va a horrorizar al más duro de los seres humanos. La Isla, geofísicamente, está llena de túneles. Y el gobierno que ha hecho esos túneles, con el pretexto de la invasión que nunca ha llegado, se encuentra repleto de cosas oscuras, ideas maquiavélicas especializadas en cómo tener controlados, esclavizados, a los habitantes de la Isla.

Al Poder solo le interesa el Poder total, y ya no solo de la Isla sino –como siempre ha demostrado con sus invasiones a Angola, Etiopía, el Congo, Venezuela, entre otros países– del mundo exterior. Fidel Castro ahora pensará –si es que puede pensar un poquito–, como el más vulgar de los dictadores, que a él “no hay quien le quite lo bailao”. Pero él también sueña, como también su hermano Raúl, en dejar un legado histórico. Y claro, va a ser un legado pero de infamia, de miseria, de odio, de división, de consumismo, de vilezas humanas, de ignorancia, de mala educación, de descortesía, de muerte y de emigración a toda costa (hay que re-escuchar la canción de un grupo importante de raperos que desde la mismísima Isla, con una valentía inaudita, cantan esa canción de Silvito el Libre, “Háblame”, y que hoy en día está circulando por el mundo y, específicamente, por Venezuela, vía Internet).

Este análisis de Armando Añel
es profundo y amerita incluso que el autor lo siga ahondando, para abrirle los ojos a muchos que todavía siguen pensando que Cuba está cambiando, que hay reformas, etcétera. Desafortunadamente, no es así. Detrás de toda la cosmética del régimen está la esencia diabólica del engaño, de la mentira, de crear un mayor síndrome de la víctima; de crear una estrategia que sirva para desarrollar un más grande y seguro parasitismo (ahora se vive de Venezuela, como antes de la Unión Soviética, pero eso puede que no sea por mucho tiempo. Por eso se piensa en las posibilidades de Estados Unidos, su cercanía, la ingenuidad o estupidez de sus gobiernos y líderes, y de los recursos que pudiera dar un exilio controlado, permeado).

En cuanto al exilio actual, que en realidad ha cambiado, por lo general este nuevo tipo de cubano es bueno y aspira a una vida honrada y de trabajo –y esto, por suerte, es por la naturaleza esencial de bondad y servicio que aún le queda en lo profundo–, pero también hay que reconocer que el “nuevo cubano” no ha podido evitar estar mezclado con una buena cantidad de gentes quincalleras, pacotilleras, vagas, que se prestan para cualquier tipo de “chanchullo” (fraudes, entre sus muchas acepciones), y son infiltrados que vienen con una escuela mafiosa ya, graduados de habilidades en desestabilizar el Medicaid, sembrar la marihuana, aprovechar el “welfare”, introducir elementos revoltosos, entre muchas más especialidades de los bajos fondos.

En fin, el escrito de Añel hay que verlo no solo como lo que es, un buen análisis del castrismo de hoy en día en su transformación al neocastrismo, sino asimismo como una advertencia de un intento serio y programado de desestabilizar a Estados Unidos en lo económico, político y social para así, en un futuro cercano, aprovecharse mejor de los recursos de este país. En definitiva, a la dictadura neocastrista tampoco el pueblo y el mundo en general le importan. Mientras ellos vivan bien y manden, los demás que se hagan polvo y sufran. Simplemente así: pura ideología castrense y mafiosa. “Háblame”, como dice la canción.

—————————————————-
Comentario al artículo Cuba, el embargo y el cambio sin cambio

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más