Neo Club Press Miami FL

Cubagua

Cubagua

Cubagua
octubre 04
17:31 2013

Los cubiches somos un pueblo marinero.  Somos criaturas acuosas y maleables que deambulan a merced del libre flujo de las corrientes marinas, muy en particular la del Golfo de México, tan próximo a nosotros. Esta cualidad de disolvente universal nos permite hibridizarnos con el enviroment y la sociedad donde quiera que vayamos a parar, pero sin llegar a perder nunca nuestras esencias. Al fin y al cabo no somos más que Agua. O sea, somos imprescindibles, teniendo en cuenta que el agua es el origen de la vida y que por lo mismo sin ella es imposible vivir en la tierra.

En otras palabras: resulta inimaginable un mundo sin cubiches.

En Cuba casi siempre hay cerca de 100% de humedad relativa, el régimen de lluvias es tremebundo y, cuando cae, lo hace con muchas ganas. Nos pasamos la vida entera sudando, tomando agua o líquidos pa’combatir el calor, o si no metíos en la playa pa’quitarnos el agobio del sol bravo; estamos rodeados de agua for everywhere, o sea, ahí está la clave de bóveda de la genuina cubanidad.

La cubanidad acuosa escapa de la cubanidad estática

La cubanidad acuosa escapa de la cubanidad estática

¿Qué somos, pues, después de todo? Pues solo y fundamentalmente Agua. Nothing else! Este tuvo que ser el origen más primigenio y remoto de la Isla, quizás antiguo vestigio de la Atlántida. Por esa poderosa razón es que adoptamos disimiles formas, gracias a esa acuosidad de nuestra naturaleza podemos fluir de mil maneras y de forma intermitente, facultad intrínsecamente ligada a la libertad: salvo el viento, no existe otro elemento primario de tanta intensidad y de movimiento tan perpetuo como el agua… ¿y a qué mayor fuerza natural y por tanto libertaria puede aludirse?

Sin embargo, junto con esa cubanidad acuosa, renovadora como el agua de un río, como el mar mismo, existe otra cubanidad negativa, la cual es estática, áspera, adusta, con vocación endogámica en vez de abierta y universal. Y esa es la que daña profunda y prolongadamente nuestra existencia, porque es oscurantista y se mueve en las tinieblas; es perversa y rígida, intolerante y dogmática, porque no proviene de las propias corrientes marinas y humedales de la Isla, sino que fue importada e impostada, pero echó raíces (como no iba a echarlas en un suelo tan húmedo) y hasta hoy no hemos sido capaces de extirparla y prevalecer sobre ella.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Enrique Collazo

Enrique Collazo

Enrique Collazo es Licenciado en Historia por la Universidad de La Habana. Realizó estudios de Doctorado en la Universidad de Educación a Distancia de Madrid. Ha publicado libros sobre las cuestiones de la banca y el crédito en Cuba, tanto en la Isla como en España, y colaborado asiduamente en publicaciones como la revista Encuentro de la Cultura Cubana y su página web Encuentro en la Red, la Revista Hispano-Cubana, Cuadernos de Pensamiento Político e Islas, entre otras. Actualmente reside en Madrid.

Artículos relacionados

3 comentarios

  1. julito
    julito octubre 05, 11:10

    agua mala!

  2. kilo ocho
    kilo ocho octubre 05, 11:51

    fenomeno!

  3. Orlando J. Chils
    Orlando J. Chils septiembre 01, 13:57

    Agua que rodea a Cuba: Alambrada y posible Cementerio.

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami