Neo Club Press Miami FL

Cuentos de camino, de Armando Añel

Cuentos de camino, de Armando Añel

Cuentos de camino, de Armando Añel
junio 09
23:43 2014

Cuentos de camino (Neo Club Ediciones, 2013) de Armando Añel, libro editado en la plataforma de CreateSpace (Amazon), es un ejemplo de que la literatura puede tener buenos cursos sin necesidad del filtro de los premios o de las exigencias de las editoriales tradicionales que tanto reverencian algunos escritores. Alegra que otros autores hayan tomado las riendas de sus propias creaciones.

En este libro, Añel nos habla de un doble exilio: el de la patria y el del amor. En el primero, los personajes no se reconocen a sí mismos en el nuevo país, ni siquiera en los pájaros que vuelan (“Primer mundo”); y en el segundo, la falta de amor en las relaciones sexuales está presente en cada uno de los relatos. El sexo se narra de manera fría (“Al calor de las mujeres largas”), o casi escatológica (“Cosas de mujeres”). El amor se describe sólo en su lado mecánico, de la misma manera como las autoridades de emigración consideran la entrega de visas (“En Puerto Plata, sin visa”). Es decir, los personajes de Añel están doblemente exiliados y su peregrinar tiene lugar sin la comprensión de quienes les rodean. Es un desarraigo que lacera inesperadamente, como pasa con el individuo que pierde su pene (“Asco y miedo”) sin poder evitarlo.

Hay una estética del sexo desgarrado y anatómico (“Angulosa poseída” y “Seis versiones de Gabriela”), como también lo narra Fernando Godo en su novela La vagina del tiempo loco (Alexandria Library, 2013), otro autor que está decidido a escribir y a publicar de manera independiente.

Ambos escritores ven el amor en su parte grotesca e insensible, y nos hacen pensar que el desarraigo no sólo es social. Es también personal, ya que sus personajes son presa de su propia miseria.

Sobre el autor

Jorge Luis Llópiz

Jorge Luis Llópiz

Jorge Luis Llópiz nació en 1960 en La Habana. En 1995 salió de Cuba rumbo a Estados Unidos y en el año 2000 dio a conocer su primer libro de cuentos, "Juegos de intenciones". Su segundo libro de narrativa corta, "Los papeles de Ventura" (2010), vio la luz diez años después. Otros libros suyos son la novela "Tarareando" (2011) y "El domador de ilusiones" (2013), otro cuaderno de cuentos. Reside en Texas, Estados Unidos.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Armando Añel
    Armando Añel junio 10, 13:31

    Gracias amigo, muy aguda tu mirada sobre el libro. Yo solo agregaría que, más que el amor, el protagonismo lo tiene el sexo. Es decir, no es exactamente que el amor se describa “solo en su lado mecánico” –en mi opinión, que es demasiado cercana tal vez–, sino que la mayoría de las veces se describen relaciones ocasionales o desprovistas de un componente profundamente afectivo (sencillamente porque este no existe). Son historias, escenas o planteamientos que el autor se inventa o recrea de pasada, en medio de un viaje.

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más