Neo Club Press Miami FL

Cuentos de camino, un viaje peculiar

Cuentos de camino, un viaje peculiar

mayo 19
22:09 2013

denis fortun presentaUn cuento de camino, por imposición, se interpreta como una entelequia desconfiada, frívola, y no interesa finalmente. Pero las reglas apalabradas, que muy asiduamente se amparan en la discrepancia, nos ofrecen excepciones a pesar del común denominador. Y aun cuando suene un tanto denso, es la vida –que no permite sujetarse a ese manojo de dogmas– la que se encarga de subrayar lo que por su propio mérito fragmenta un razonamiento, y de lo abundante salta a lo peculiar.

Ese salto, infaliblemente, recrea alteraciones que luego son referencias. De ahí que lo notable se nutra de esos chispazos contra lo que se presupone habitual, y después se ubique por derivación en otra categoría de mayor suma, específicamente en literatura: la trascendencia.

Es el caso de “Cuentos de caminos”, cuaderno que recoge diecisiete relatos de una factura plausible, con una prosa diestra, diría yo rotunda, y no menos intensa en cuanto a contenido se refiere.

Las historias que nos cuenta Armando Añel, escritas a lo largo de los últimos veinte años, se regodean en lugares tan disimiles como Cuba –donde el tema neurálgico que nos marca como comunidad dispersa se maneja con fino humor, con alegorías no muy frecuentes, alejadas de lo panfletario, lo que se agradece– y continúan viaje por España e Inglaterra, concluyendo en los Estados Unidos.

El pretexto para contar se reduce al hombre, que participa de un escenario muy distante de lo idílico. Por añadidura, “su miserable existencia” queda expuesta: lo que ella encarna en su maniobra diaria, lo que nos promete a lo largo de un desplazamiento muchas veces inevitable, y asimismo lo que nos quita.

El orden narrativo no persigue vinculaciones. Los temas son diversos, tanto como la vida. Y aun cuando el libro divide la ficción en tres franjas (Cuentos de este lado; del otro lado; de ninguna parte), la mayor de nuestras obsesiones como seres humanos –hasta hoy una constante en la obra de Añel– se reitera a lo largo de  “todos los caminos” : el amor y el erotismo, que en este cuaderno, incomparable a sus anteriores publicaciones (Erótica; Apocalipsis: La resurrección), desembocan en la lubricidad más cruda, supuestamente contenidos por tabúes sólidos, fáciles de quebrar cuando se impone el deseo, “porque todas las cosas gustan más que una sola cosa”.

“Cuentos de camino” muestra al lector las cartas que han tocado a cada uno de los personajes en medio de un juego agresivo que se somete al contexto de turno. Por cierto, el contexto puede resultar una ventaja para esos infortunios. No es lo mismo padecer en La Habana que en Madrid, Londres o Nueva York; incluso en Miami.

Lo contado en las páginas de este libro se nutre precisamente de ese trayecto, muy lejos de un asfalto rosa. Y es que el viacrucis de los personajes se esboza en lo cotidiano, lo simple, y Añel lo recrea de manera detallada, casi cinematográficamente, en ocasiones hasta alcanzar lo grotesco. Pero la prosa del autor avanza con templado ritmo y jamás renuncia a la belleza que nos regala la vida. Y el lector descubre una implícita poesía en cada palabra. Y esa violencia fachosa se muestra compensada por una fina ironía.

En fin, este es un cuaderno en el que también se disfruta el desenfado, la irreverencia. Se trata de la juerga de un autor al instante de redactar historias que también podrían resumirse como crónicas de una larga jornada. Hablo de alguien que se toma la literatura muy en serio. Mi recomendación: léanse estos “Cuentos de camino”. Seguro estoy van a complacerse en medio del viaje al que nos invita Añel.

http://denisfortun.blogspot.com/

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Denis Fortún

Denis Fortún

Denis Fortún (La Habana, 1963). Poeta y narrador. Artículos y crónicas de su autoría, con un toque humorístico sobre la cotidianeidad en Cuba y su exilio, aparecen con regularidad en bitácoras de otros autores, y en diversos ciberportales y revistas. Textos suyos han sido incluidos en antologías de narrativa y poesía en Cuba, México y Estados Unidos. En Miami, donde reside actualmente, edita el blog Fernandina de Jagua. Ha publicado el poemario “Zona desconocida”, “El libro de los Cocozapatos” (narrativa) y “Diles que no me devuelvan” (crónicas).

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más