Neo Club Press Miami FL

Dame la F

 Lo último
  • Felicidades desde el mundo que nunca se acaba   Como dije hace doce meses de 2015 –vuelvo y repito–, 2016 ha sido un año realmente sorprendente, lleno de situaciones y giros inesperados, que han agrandado considerablemente nuestra experiencia...
  • Las heces de la utopía revolucionaria   La mayoría de los habaneros parece coincidir en el criterio de que nunca antes se vieron tantos adolescentes, jóvenes y hasta niños enajenados en las calles de la ciudad....
  • Castro For Ever   La esencia del poder soviético nunca se asentó en el dominio de una familia, sino en el rígido control del Partido Comunista y sus cruentas purgas intestinas, como ente...
  • Escoltas para los nuevos ricos cubanos   En La Habana de hoy, si eres un músico popular de ranking o cualquier otro tipo de hombre de éxito que mueve dinero (da igual si es lícito o...
  • Ecología y tiranía: riman pero no armonizan   Innumerables, y de amplio conocimiento público, son las catástrofes ecológicas ocurridas en Cuba durante los últimos decenios. Desde el arrasamiento de los árboles frutales que tuvo lugar en la...

Dame la F

Dame la F
agosto 22
01:13 2016

 

F1 y F2 se les llama a la primera y segunda generación filial en la genética mendeliana, pero en Cuba la F de filial se entendía como la letra de quién tú sabes. Solo que las supervacas le salieron disfuncionales y revejidas.

El plan de eugenesia vacuna fue el experimento más desastroso que se haya realizado en la ganadería cubana (y posiblemente mundial). El ganado nacional o criollo era producto de una selección natural de siglos. No sería el tipo de vaca que más leche y carne producía, pero era resistente al calor y la sequía, como también lo era la raza cebú, y abastecía con creces a la población.

Así que el plan eugenésico del aprendiz de brujo, consistente en mejorar el ganado cubano mediante el cruce con costosos sementales foráneos, con el fin de hacerlo más lechero y productor de carne, fue un desastre total. Los ejemplares resultantes de dichos cruces eran altamente vulnerables al calor y la sequía. Resultado: el número de reses se redujo a un mínimo irrisorio.

En los años 90 se intentó reconvertir el ganado, o sea regresar a lo que era antes, mas no se tuvo ningún éxito. Actualmente, en Cuba casi no quedan vacas. Y las pocas que hay ni dan leche ni dan carne. Lo que dan es pena.

Sobre el autor

Nicolás Águila

Nicolás Águila

Periodista cubano con residencia en Madrid, licenciado en Filología Inglesa, Nicolás Aguila ha sido colaborador de numerosos publicaciones en varios países, entre ellas Cubanet y la Revista Hispano Cubana. Ha trabajado como docente universitario, traductor y editor de revistas médicas. Residiendo en Brasil obtuvo por concurso una beca de ICI para curso de profesores de español en Madrid. Ha realizado numerosos cursos de posgrado en el área de Lingüística Aplicada y enseñanza de idiomas en Cuba, Brasil y Estados Unidos.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Denis Fortún

Fábula sumaria

Denis Fortún

                Una mujer que negocia brillos y artificios que se dice equilibrada que me sabe irresponsable melindrosamente redunda en titubeos conduce simulacros emigra

0 comentario Leer más
  Félix Rizo

Puertas

Félix Rizo

                Hay puertas que atropellan la noche otras que protestan por silencio y puertas que desgarran mil sonidos bajo las pesadillas de los

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Mi amiga Guillermina

José Hugo Fernández

  Una idea fija también puede cambiar el destino de un fantasma. Pongamos el caso de mi amiga Guillermina. Ahora se le ha metido entre ceja y ceja que yo

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami