Neo Club Press Miami FL

Dame la F

 Lo último
  • Degeneración del cubano, el mal mayor del castrismo El mayor daño hecho por los Castro a la nación cubana sin dudas es, sí, de carácter antropológico. No digo algo nuevo. Me descubrí coincidiendo con quienes comenzaron a decir...
  • Sobre el ente mamertiano   El lúcido amigo Ulises Fidalgo Prieto me ha pedido que defina filosóficamente al ente mamertiano. Bien, había escrito brevemente algo al respecto, disperso por ahí por las autopistas y...
  • Del nacionalismo y la pureza cultural en Cuba   La pureza cultural no existe. O al menos no existe en la mayoría de las regiones del mundo, y esa inexistencia ni siquiera forma parte de un fenómeno moderno,...
  • Cuando Cuba reía   Tras la caída del socialismo real en los países de Europa y el llamado desmoronamiento de la Unión Soviética, apareció el mágico y triste concepto con que bautizaron nuestra...
  • La educación en Cuba es un desastre   Hay muchos, especialmente en América Latina, que elogian hasta el delirio el sistema educativo de la Isla y la ven como un modelo para sus países. Se supone que...

Dame la F

Dame la F
agosto 22
01:13 2016

 

F1 y F2 se les llama a la primera y segunda generación filial en la genética mendeliana, pero en Cuba la F de filial se entendía como la letra de quién tú sabes. Solo que las supervacas le salieron disfuncionales y revejidas.

El plan de eugenesia vacuna fue el experimento más desastroso que se haya realizado en la ganadería cubana (y posiblemente mundial). El ganado nacional o criollo era producto de una selección natural de siglos. No sería el tipo de vaca que más leche y carne producía, pero era resistente al calor y la sequía, como también lo era la raza cebú, y abastecía con creces a la población.

Así que el plan eugenésico del aprendiz de brujo, consistente en mejorar el ganado cubano mediante el cruce con costosos sementales foráneos, con el fin de hacerlo más lechero y productor de carne, fue un desastre total. Los ejemplares resultantes de dichos cruces eran altamente vulnerables al calor y la sequía. Resultado: el número de reses se redujo a un mínimo irrisorio.

En los años 90 se intentó reconvertir el ganado, o sea regresar a lo que era antes, mas no se tuvo ningún éxito. Actualmente, en Cuba casi no quedan vacas. Y las pocas que hay ni dan leche ni dan carne. Lo que dan es pena.

Sobre el autor

Nicolás Águila

Nicolás Águila

Periodista cubano con residencia en Madrid, licenciado en Filología Inglesa, Nicolás Aguila ha sido colaborador de numerosos publicaciones en varios países, entre ellas Cubanet y la Revista Hispano Cubana. Ha trabajado como docente universitario, traductor y editor de revistas médicas. Residiendo en Brasil obtuvo por concurso una beca de ICI para curso de profesores de español en Madrid. Ha realizado numerosos cursos de posgrado en el área de Lingüística Aplicada y enseñanza de idiomas en Cuba, Brasil y Estados Unidos.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Las buenas empresas privadas nos benefician: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Breves apuntes sobre la brevedad

José Hugo Fernández

1-Augusto Monterroso, artífice de la brevedad literaria, se encontró cierta vez con un presunto lector, quien le dijo que estaba leyendo una de sus obras, El dinosaurio, que es justo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Y si murmuro

Rafael Vilches

                  Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por

0 comentario Leer más
  Philip Larkin

Tres tiempos

Philip Larkin

                  Esta calle vacía, este cielo gastado hasta lo insípido, este aire, un tanto indistinguible del otoño como un reflejo, constituyen el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami