Neo Club Press Miami FL

Daphne, el salto del ángel

Daphne, el salto del ángel

junio 05
14:00 2011

1-daphne-delioDaphne Rosas (La Habana, 1981), es arquitecta, diseñadora de profesión y pintora. En su obra sobresalen los mandatos del inconsciente, manifiestos en el uso de colores fuertemente contrastantes. Daphne obtuvo una Licenciatura en Arquitectura por la Universidad Internacional de La Florida en el 2007 y, por otro lado, coordina los blogs Pinceladas y DRC Art.
Armando de Armas. ¿A qué se refería cierto crítico cuando definía el derrotero último de su obra como el salto del ángel?

Daphne Rosas. Mi obra ha experimentado una metamorfosis, a mi parecer, interesante.  Por mucho tiempo fui observadora; buscaba la imagen afuera, una flor, un edificio o un objeto interesante que llevar al papel o al lienzo.  Me enfocaba mucho en el escrutinio casi microscópico del detalle.  Es algo que no voy a negar me gusta como un estudio de las formas y del mundo que me rodea, razón suficiente para no abandonarlo del todo. Después dejé de observar y empecé a sentir mi obra.  Ahora pinto emociones, sentimiento.  Eso hace la diferencia.

AA. ¿Qué busca usted en la pintura?

DR. Mi pintura busca liberar mi alma y ser mi esencia. Pretendo compartir, a través de mi pintura, mi realidad de musas y duendes sin sociedad, ni política, ni parámetros impuestos por el hombre. Mi pintura pretende ser pura, como una niña, que vaga por el mundo con los pies descalzos y siente a su andar las piedras del camino mientras se nutre a la misma vez de la tierra y crece.

AA. ¿Qué papel juegan en su pintura los mandatos del Inconsciente?

DR. Después de esa fase observadora, como si fuera una etapa de transición, pinté casi a lo loco. Hice composiciones de colores que me venían a la mente, líneas y formas, todo muy libre, a veces sin un por qué, sólo por existir. Ahora aplico conciencia a lo inconsciente.  Las ideas fluyen inconscientemente desde lo más profundo, es un proceso espontáneo, sin hora ni lugar, a veces tan rápido y fugaz como un destello de luz.  Entonces tomo esos soplos de inspiración y los compongo, pienso en colores, busco sentido, respuestas y después pinto.

AA. ¿Por qué el uso de colores fuertemente contrastantes en su obra?

DR. A mi parecer, los colores contrastantes tienden a complementarse y conviven en armonía infinita pues no tienen que compartir un espacio, sobresale cada uno con su identidad propia mientras forman parte de algo mayor, la composición de la obra.   No pretendo suavizar, ni disolver los detalles, sino hacerlos evidentes, quizás hasta exagerarlos a través de contrastes fuertes ya sea de colores o del blanco y el negro.

AA. ¿Tiene conciencia de que su pintura Trapped Colors contiene unas reminiscencias masónicas?

DR. No tengo conciencia de esta relación. Quizás esta obra sea producto de uno de esos soplos de viento benditos que me inspiran. Quizás esta obra haya sido dictada por algo superior que ese día movió mi mano y pinceles. ¿Quién sabe? Reconozco que esta obra no pertenece a mi estilo pictórico, pero sin embargo si posee una limpieza y sencillez que valoro mucho en la arquitectura.

AA. ¿Cómo ha influido su formación de arquitecto en el desempeño pictórico?

DR. Creo que los dos siempre se han dado la mano. Primero vino el dibujo y después la arquitectura. De hecho, parte de mis dibujos a tinta sobre La Habana los hice antes de empezar la universidad. Honestamente, estudié arquitectura porque me gustaba dibujar y sentí la necesidad de una profesión que fuera práctica y a la misma vez artística. Sin embargo, el desempeño en este campo me ha demostrado que me inclino más hacia el aspecto artístico, tanto el diseño de exteriores como de interiores, dejando a un lado el aspecto práctico, que es la construcción.

Creo que las combinaciones de colores, composiciones y mi atención al detalle están muy ligados al diseño.  Es como armar un conjunto que al final luzca bien y sea capaz de crear una experiencia, un momento.  Cuando diseño creo un espacio que a su vez crea una imagen, y cuando pinto creo una imagen que se convierte en algo tridimensional creando espacio.

——————————————————————–

Visite la columna de Armando de Armas en este enlace.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando de Armas

Armando de Armas

Armando de Armas (Santa Clara, 1958). Escritor y periodista. Ha publicado, entre otros libros, las colecciones de relatos “Mala jugada” (Miami, 1996) y “Carga de la caballería” (Miami, 2006), la novela “La Tabla” y el libro de ensayos “Mitos del antiexilio”, traducido al italiano por el sello Spirali. Su último título publicado, “Caballeros en el tiempo”, fue editado por Atmósfera Literaria en Madrid. Es vicepresidente del PEN-CLUB de Escritores Cubanos en el Exilio (Capítulo del PEN Internacional de Londres). Reside en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más

Lo más reciente: