Neo Club Press Miami FL

De Jiddu Krishnamurti a U. G. Krishnamurti, el iconoclasta

De Jiddu Krishnamurti a U. G. Krishnamurti, el iconoclasta

De Jiddu Krishnamurti a U. G. Krishnamurti, el iconoclasta
septiembre 04
01:07 2014

El amigo Juan Manuel Cao ha asegurado en su programa El Espejo, de la televisión de Miami, que nunca se sentirá completamente libre mientras no sea libre la tribu a la que pertenece (se refiere a la cubana). Creo que es un tema de fondo. En mi opinión, no seremos libres completamente mientras no nos liberemos de la tribu. Y una vez libres de la tribu, paradójicamente, estaremos por fin en condiciones de contribuir a la libertad de la tribu, puesto que cada integrante de la tribu debe ser libre en sí mismo –o al menos un número suficientemente numeroso de sus integrantes– si pretendemos que “la tribu” algún día lo sea. Como dice U. G. Krishnamurti, el otro Krishnamurti, “usted se convertirá en usted mismo cuando descubra que la herencia global de la especie humana es un error. Una revelación que nacerá en usted como un rayo mostrándole que su dependencia de la cultura, ya sea oriental u occidental, es la verdadera responsable de su situación”.

A continuación algunos pensamientos de U G., figura casi desconocida en el mundo hispano debido a que apenas existen textos en español. No fue un escritor, ni siquiera un gurú, por lo cual sus intervenciones, esporádicas y dispersas, no han sido motivo de recolección en nuestro idioma, siempre a la zaga del conocimiento en boga. De cualquier manera, se trata de un “pensador” –él no hubiera aceptado el término— en discusión, al que muchos acusan de ser un mero plagiador del “verdadero” Krishnamurti, Jiddu.

U. G. Krishnamurti, nacido en 1918 en la India, murió en 2007 y “nos dejó”, si eso es posible, una “literatura” fragmentada y en veremos. Quería que todo lo que dijera, o expusiera, en el futuro pudiera ser utilizado o reproducido por otros sin siquiera citarlo (tal vez porque, aseguran sus detractores, él mismo era un repetidor de otros).

Citas de U. G. Krishnamurti

“El ficticio Más Allá creado por el pensamiento, por el miedo, es en realidad una demanda de más de lo mismo, aunque en forma modificada. Esta demanda por repetir lo mismo una y otra vez es la demanda de permanencia. Y la tal permanencia es extraña al cuerpo. La demanda del pensamiento por permanencia está asfixiando al cuerpo y distorsionando la percepción. El pensamiento se ve a sí mismo no solamente como protector de su propia continuidad, sino también como el protector de la continuidad del cuerpo. Y ambos son totalmente falsos”.

“Sobrevivir en este mundo no es tan difícil. Lo que demanda energía de nosotros, lo que pone las cosas difíciles, es el sistema de valores”.

“Tenemos que aceptar lo absurdo de depender de cualquier cosa. Tenemos que enfrentar la total imposibilidad de ser ayudados”.

“La verdad es un movimiento. Uno no puede capturarla, contenerla, darle expresión o usarla para alcanzar algo. Cuando uno la captura, deja de ser la verdad”.

“Lo único que el pensamiento puede hacer es repetirse una y otra vez. Y cualquier cosa repetitiva es envejecimiento”.

“Cualquiera que me oye e intenta comprender lo que quiero señalar está perdiendo su tiempo, porque no hay manera de escuchar nada sin interpretarlo”.

“La búsqueda termina con el darse cuenta de que no existe lo que se ha dado en llamar Iluminación. Al dedicarnos a esa búsqueda, queremos liberarnos del Yo, pero todo lo que hacemos para liberaros del Yo no es más que obra del Yo. ¿Cómo podría hacer comprender una cosa tan simple?”.

“El Cómo permanece en relación con las respuestas suministradas por los demás. Deberán rechazarse todas esas preguntas, la pregunta debe consumirse ella misma. Y no se consumirá mientras esperemos una respuesta, sea interior o exterior. Cuando se consuma, lo que permanezca en nosotros comenzará a expresarse”.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Callejas
    Callejas septiembre 04, 10:28

    Es importante que los literatos e intelectuales cubiches leyesen obras como estas. El origen de la literatura occidental tiene sentido como robo (plagio) de algunos aspectos esenciales de la cultura oriental. Solo ahora el espiritualismo oriental, que se ha popularizado en occidente con relativo exito, como la práctica del Tranta, Yoga, Zen, budismo, se ha convertido en malabarismo circense. Por ejemplo, la atencion oriental produjo en la contemplación occidental lo que se conoce hoy como el pensar teórico. Por ejemplo, el descubrimiento en oriente de la testigo, el observador separado del cuerpo y la mente, produjo en occidente lo que se llama la creación de metáforas y la contemplación hiperbólica.

  2. Armando Añel
    Armando Añel septiembre 04, 14:37

    la metáfora como escapatoria…

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami