Neo Club Press Miami FL

De la condena a Leopoldo López al totalitarismo bolivariano

 Lo último
  • Qué viene en Cuba después de los Castro El jueves 19 de abril Raúl Castro le deja la presidencia del Consejo de Estado a Miguel Díaz-Canel. Cuba, formalmente, posee un gobierno designado por el Parlamento. En realidad es...
  • La traumática salida de PPK El Comercio de Lima titula sabiamente su editorial sobre la renuncia del Presidente del país: “Historia sin héroes”. Así es. No hay una pizca de grandeza. La tragedia se convirtió en...
  • Falsas elecciones en Cuba bajo fuerte operativo policial Este 11 de marzo, el régimen de Raúl Castro desplegó un gigantesco operativo de seguridad en Cuba para mantener bajo control las falsas elecciones o ratificación de candidatos oficialmente propuestos...
  • ¿Y Venezuela qué? Nicolás Maduro perdió la batalla de la OEA. Ya no es sólo Luis Almagro, el Secretario General de la institución, quien exige la suspensión de los comicios fraudulentos pautados para...
  • Para vivir con un pedazo basta Hay primarias en Colombia. Son primarias abiertas. Pueden votar todos por cualquiera. Eso no está bien. Se presta a la trampa. Quiere decir que los electores con mala fe pueden...

De la condena a Leopoldo López al totalitarismo bolivariano

De la condena a Leopoldo López al totalitarismo bolivariano
septiembre 12
20:03 2015

 

Tras la condena a Leopoldo López, comentaba un amigo en Facebook que no entiende por qué los venezolanos siguen depositando su confianza en las elecciones, si todo el mundo sabe que Nicolás Maduro se las va a robar de nuevo. Lo califica de ingenuidad. Pero sospecho que para muchos venezolanos “confiar” en las elecciones constituye solo una manera de disfrazar su miedo a caer víctimas de la violencia, es decir, retórica de salvación. Porque no olvidemos que el chavismo dispara a los manifestantes de verdad, no es un cuento, se trata de una realidad que el propio régimen se ha encargado de poner en claro, pone francotiradores hasta en las azoteas. ¿Y quién quiere poner el muerto?

No olvidemos que Maduro y su infantería no engañan a nadie. Tras recibir las consabidas instrucciones de La Habana, el actual gobernante lo dijo en enero de 2013: “Vamos hacia el socialismo, hacia la felicidad verdadera, hacia la democracia verdadera”. Y no eran meras palabras, de esas tantas veces repetidas por su padre putativo. Con la muerte de Chávez el proceso “bolivariano” se radicalizó al punto de ingresar de lleno al totalitarismo, un sistema que no admite disensos ni oposiciones, por muy pacíficos que sean.

Y se venía venir. Para sostenerse, Chávez se había apoyado en la corrupción y el clientelismo, aderezados por su personalidad circense –recuérdese aquello de pan y circo–, para mandar por 14 años. Pero el chavismo remanente no puede. Le faltan legitimidad, cohesión, carisma y dinero. Necesita recurrir a la fuerza para resolver lo que Chávez manejaba por la vía del truco, el soborno y la manipulación. Y no es que la violencia oficialista no haya jugado un papel con Chávez, que lo jugaba: es que ahora no se puede detener ante nada (por eso se arriesgan a condenar a Leopoldo López). Los herederos cuentan con una masa social en estado de ebriedad y la complicidad de los muchos gobiernos regionales todavía dependientes de su petróleo, más los abúlicos y los pusilánimes, que son legión. Y con un factor adicional que no debemos relativizar: todo el mundo sabe que a Barack Obama le da lo mismo.

Con Obama la gente ni siquiera puede arriesgarse a poner el muerto con la esperanza de que intervendrá Estados Unidos, como sucedió en Panamá cuando imperaba el régimen de Manuel Antonio Noriega.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Gabriel Barrenechea

Cháchara de muertos

José Gabriel Barrenechea

Es sábado en la noche. Mi esposa me ha arrastrado aquí, de visita a casa de una amiga suya. Ellas dos, que ya se acercan o han llegado a los

Leer más
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más
  Luis de la Paz

Lilliam Moro, de la mano de un ángel

Luis de la Paz

Hace unas semanas, durante la presentación en el Centro Cultural Español de su libro Contracorriente, poemario por el que recibió el Premio Internacional de Poesía “Pilar Fernández Labrador”, en Salamanca,

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami

Carlos Alberto Montaner – El por qué de los ataques acústicos en Cuba