Neo Club Press Miami FL

De la literatura española

De la literatura española

De la literatura española
abril 01
19:42 2015

Es curiosa la pasión española por las más repulsivas actividades fisiológicas. Los más grandes escritores españoles han dedicado parte de su ingenio a comentar las aventuras del ano y de la uretra: Quevedo, Góngora, Lope, Moratín, Iriarte, Samaniego. Incluso hay poemas burlescos anónimos debidos, casi seguro, a la mano sana de Cervantes.

La propia lengua española señala al jefe máximo, al mandamás, como “el que más mea”. Y los niños de la península suelen entretenerse en competencias de escupitajos o en el alcance de la micción de orina. La distancia entre el eyector y su proyectil parece ser tan importante que hasta Cela, en “La insólita y gloriosa hazaña del Cipote de Archidona”, narra épicamente el denso acontecimiento de una lluvia seminal desatada por un mozo, con la ayuda de su novia, dentro de un desdichado cinematógrafo rural.

No conozco otra literatura, como la española, en que tengan cabida tantos lapos, regüeldos, heces y flatos. Hay como un regodeo en las excrecencias humanas. Cuando y donde la lengua española logra su mayor calidad –en la picaresca del Lazarillo, del Buscón o de Guzmán de Alfarache– es cuando y donde entran a chorros la mala digestión y los trastornos bronquiales. No es de los peores capítulos del Quijote aquel en el que Sancho, muerto de miedo, da de cuerpo (¡qué expresión más estúpida!).

Español tenía que ser aquel famoso pedómano catalán que a principios de siglo tocaba la Marsellesa con una trompeta colocada en el ano. Y en el otro extremo –no el del pedómano, sino del sentido de la frase–, cuando alguien no puede controlar sus esfínteres, esa penosa dolencia le convierte en blanco de las peores burlas. El último y más corrosivo ataque que solía hacérsele a Franco no consistía en que reprimía a sus adversarios ferozmente, sino en que no era capaz de reprimir su propia vejiga, poniéndolo todo perdido en las largas ceremonias de El Pardo.

Espero que estas reflexiones no irriten la pituitaria de los lectores. Creo que la prensa latinoamericana va ganando en profundidad y madurez en la medida en que se despoja de ciertos temores irracionales a las palabras. Claro, corro el peligro de que algún gracioso me acuse de haber escrito una crónica de mierda. Estoy dispuesto a correr el riesgo.

Sobre el autor

Carlos Alberto Montaner

Carlos Alberto Montaner

Carlos Alberto Montaner ( La Habana, 1943). Escritor y periodista. Ha publicado alrededor de treinta libros, varios traducidos al inglés, el portugués, el ruso y el italiano, entre ellos las novelas "La mujer del coronel", "Otra vez adiós" y "Tiempo de canallas". La revista Poder lo ha calificado como uno de los columnistas más importantes en lengua española, y en 2012 Foreign Policy lo eligió como uno de los 50 intelectuales más influyentes de Iberoamérica. Reside entre Madrid y Miami.

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Cuqui Cayro
    Cuqui Cayro abril 06, 18:40

    Peaso de articulo…

  2. Yeyo
    Yeyo abril 07, 01:14

    fulminante

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más