Neo Club Press Miami FL

De la UNEAC a la UPEC: Hipocresía, miedo y servilismo

De la UNEAC a la UPEC: Hipocresía, miedo y servilismo

De la UNEAC a la UPEC: Hipocresía, miedo y servilismo
diciembre 19
18:54 2013

“Sólo lo difícil es estimulante; sólo la resistencia que nos reta es capaz de enarcar”, dijo José Lezama Lima, quien nació un 19 de diciembre de 1910. Su novela Paradiso, publicada en 1966, es considerada por muchos críticos una obra maestra de la narrativa del siglo XX. Paradiso fue calificada por las autoridades cubanas como “pornográfica” debido al tema de la homosexualidad en su trama y esto sirvió de antesala a la acusación por actividades contrarrevolucionarias en 1971 (tomado de Wikipedia).

Lezama Lima

Lezama Lima

Estas palabras van dirigidas a los miembros de la UNEAC (Unión de Escritores de Cuba) y la UPEC (Unión de Periodistas de Cuba) que guardaron silencio ante las injusticias cometidas contra Lezama Lima. Los mismos que esperaron por el “permiso del gobierno” más de 20 años después y “rescataron” la figura de Lezama para colocarlo en el lugar que merece dentro de la literatura cubana.

Algunos de esos hipócritas y serviles han muerto. Otros todavía viven.

El régimen cubano ha decidido dar una “vuelta a la hoja” con algunos aspectos de tolerancia, donde pudiera incluirse el tratamiento actual a los homosexuales y religiosos. Pero siempre y cuando se mantenga en el poder la cúpula que gobierna al país hace 55 años. No vacilan en reprimir en las calles la manifestación de cualquier individuo, solo por el delito de tener una opinión diferente.

Estas palabras, por extensión, van dirigidas a los que dentro de la UNEAC y la UPEC emergen como portavoces de un régimen corrupto, que en nombre de una revolución que promueve la justicia y la igualdad se apodera actualmente de las principales propiedades, hoteles y otros activos y riquezas de la nación cubana. Un gobierno despreciable, con un grupo de individuos a su sombra (como los parientes de la familia Castro) que se dan vida de ricos burgueses dentro de una revolución que condena a “la burguesía capitalista y al imperialismo yanqui”. Una revolución que se sirve de la UNEAC y de la UPEC para adoctrinar a los cubanos, y en primerísimo lugar a los niños.

A la cabeza de toda esa hipocresía, servilismo y miedo se encuentran Miguel Barnet (presidente de la UNEAC, alguien que sabe perfectamente lo que es la represión contra los homosexuales y religiosos), y Antonio Moltó (presidente de la UPEC).

El régimen cubano ha decidido dar una “vuelta a la hoja” con algunos aspectos de tolerancia, donde pudiera incluirse el tratamiento actual a los homosexuales y religiosos. Pero siempre y cuando se mantenga en el poder la cúpula que gobierna al país hace 55 años. No vacilan en reprimir en las calles la manifestación de cualquier individuo, solo por el delito de tener una opinión diferente.

Los voceros de la UNEAC y la UPEC (y me refiero a los títeres autorizados por el gobierno) califican invariablemente como “disidentes al servicio del imperialismo yanqui” a todo opositor.

Es bueno dejar fuera de estas palabras a los miembros de la UNEAC y la UPEC que no le siguen el juego al régimen. A esos cubanos honestos que se ven atrapados en el callejón sin salida de la dictadura.

Señores Miguel Barnet y Antonio Moltó: ¿Van a decirme que ustedes “no saben” que actualmente un grupo de parientes y favorecidos de Raúl Castro llevan una vida de ricos a costa del sacrificio del pueblo cubano?

“Que hablen ahora los voceros del imperio sobre cómo y por qué surgió el Apartheid”. Así termina la última de las reflexiones de Fidel Castro, publicada hoy 19 de diciembre del 2013 por el periódico Granma, donde, como casi siempre, se pronuncia por “que la verdad salga a la luz”.

El régimen bolchevique liderado por Vladimir Ilich Lenin se apoderó de Rusia con la “gloriosa” Revolución de Octubre. Ese régimen ordenó el asesinato a sangre fría en un sótano, el 17 de julio de 1918, del Zar Nicolas II y sus cinco hijos. La hija mayor de 22 años, el menor, sin haber cumplido los 14, y que fue rematado con dos disparos a la altura del oído. Esto no fue el surgimiento del socialismo, pero forma parte de su historia.

Señores Miguel Barnet y Antonio Moltó: La inmensa mayoría de los cubanos no tiene conocimiento de hechos como este, gracias, entre otras cosas, al silencio de las organizaciones que ustedes presiden.

La inmensa mayoría de los cubanos no conoce la represión diaria en la isla, y tampoco conoce lo que ocurrió en el pasado. Porque el presente y la Historia la escriben ustedes en la UNEAC y la UPEC, pero sus manos son guiadas por Fidel y Raúl Castro.

Sobre el autor

Fernando Godo

Fernando Godo

Fernando Godo nació en Marianao, Ciudad Habana. Es escritor, historiador, compositor, periodista y maestro internacional de ajedrez. En 2005 recibió el título DALF de la Alianza Francesa de París. Su novela “La vagina del tiempo loco” fue recientemente publicada por la editorial Alexandria Library, y es editor de la revista 1%. Reside en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

el Instituto la Rosa Blanca entrega tercer premio “Juana Gros de Olea”. enero 28, 2017:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Francisco Alemán de las Casas

La huérfana

Francisco Alemán de las Casas

                Cuando niña fui un poco más huérfana que ahora tuve que recuerde nueve padres sucesivos en dos años También una madre de

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Cuatro fases del sueño

Manuel Gayol Mecías

  En el sueño, por mi propia experiencia de soñador, hay una transfiguración narrativa y otra poética. Y en la primera, que va desde la duermevela y la región Alfa

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Alucinaciones

Jorge Olivera Castillo

                Un ilustre representante del proletariado me pregunta si lo que se mece en sus pupilas es un puente de plata Le advierto

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami