Neo Club Press Miami FL

De las plantas y los animales en la Sociedad del Disparate

 Lo último
  • De las plantas y los animales en la Sociedad del Disparate La aparición de un cocodrilo de seis pies tomando el sol en una playa de Hollywood, al norte de Miami, asalta la consciencia sociocultural de este tercer milenio tecnológico porque...
  • Mi candidata para presidenta Ya que los grandes científicos son artistas supremos (según dijo uno de ellos, Martin Henry Fischer), el último grito del arte de hacer ciencia en estos días podría ser una...
  • Maximalismo vs diversidad   Por desgracia, el ser humano tiene una tendencia manida –y suicida– a ir a los extremos. El maximalismo es lo que en el fondo mueve a las masas nacionalpopulistas...
  • Cómo pasar del subdesarrollo al desarrollo   La corrupción no nace en la política, como asegura el lugar común repetido incansablemente en las redes sociales y otras tribunas y foros. Culpar una y otra vez a...
  • De la inmortalidad y el cerebro   Existe una incongruencia básica entre nuestro tiempo fisiológico, o edad, y nuestro tiempo dimensional físico, como demuestra la teoría de la relatividad. A edades diferentes de la vida, existen...

De las plantas y los animales en la Sociedad del Disparate

El cocodrilo en Hollywood (Sun Sentinel)

De las plantas y los animales en la Sociedad del Disparate
noviembre 20
12:14 2017

La aparición de un cocodrilo de seis pies tomando el sol en una playa de Hollywood, al norte de Miami, asalta la consciencia sociocultural de este tercer milenio tecnológico porque introduce una pregunta abrumadora: ¿Ha llegado al reino animal el influjo de la Sociedad del Disparate?

Si nos atenemos a la visión espiritualmente informática que sobre el universo y la vida echan numerosos científicos y pensadores contemporáneos, ello es perfectamente posible. De manera que no resulta tan incoherente un cocodrilo tecnodinámico, influido por la onda expansiva que desde la Sociedad del Disparate lanzan los hombres sobre los animales y… las plantas.

Y es que también las plantas hacen de las suyas en la Sociedad del Disparate, como sucedió en Gilbertville, Massachusetts, la semana pasada. Horrorizadas ante la evidencia de que unos gatos –auténticamente carnívoros, felinos– se las estaban comiendo, varias matas de marihuana decidieron precipitarse al vacío, desde sus respectivos tiestos, con el propósito de desviar drásticamente el curso de tan adversas circunstancias. Como resultado de esta estratagema, la dueña de las plantas, y de los gatos, apareció en escena salvando varios tiestos aún indemnes y ya de paso la situación en su conjunto.

Cocodrilos emulando a gatos. Plantas comportándose como ajedrecistas románticos. Incluso ciertas yerbas han comenzado a influir a los minerales en el marco de la Sociedad del Disparate, teniendo en cuenta los objetos que acompasadamente la NASA nos permite descubrir en su página oficial de Internet. Hace poco, por ejemplo, se pudo observar un naipe, o baraja, sobre la pedregosa superficie del planeta Marte. Y se pudo en esa web. Porque a fin de cuentas la vida es sueño… multiuniversal. Porque de cualquier manera todo está atado, y bien atado, al rastro informático de las nuevas dimensiones cuánticas.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Carlos Alberto Montaner – El por qué de los ataques acústicos en Cuba

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Francisco Alemán de las Casas

La mancha en el expediente

Francisco Alemán de las Casas

Dicen que cuando sueñas vívidamente con tu infancia es porque se acerca la hora de morir. Más allá de cualquier interpretación sabionda o aventurada al respecto, sea relacionada con la

0 comentario Leer más
  Gastón Baquero

José Martí y los niños

Gastón Baquero

En 1989 andaba José Martí enfebrecido por un empeño nuevo: hablarles a los niños. A él se le re-subía la ternura, que era la forma externa de su alma, cuando

0 comentario Leer más
  Ray Faxas

Cuatro tristes cubanos y un libro feliz

Ray Faxas

Mi casa es breve, solo está en mis ojos. Pero es de noche, soy patria, estoy cansado― y no encuentro mis ojos por ninguna parte. (La guerra de los dioses,

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami