Neo Club Press Miami FL

Décimas de la abuela

 Lo último
  • La reina rota (II)                   qué pudiéramos darle a su llegada un caramelo y un columpio limpio desmedido por la diestra una señal una guía tirarle...
  • No creo en la vía pacífica                     No creo en la vía violenta me gustaría creer en algo —pero no creo creer es creer en Dios lo...
  • Sangra tu mirada bajo el caballo a Guillermo                   Sangra tu mirada bajo el caballo, roto el hígado tras una canción de Serrat no has de hacerle swing...
  • La reina rota (I)                   tengamos compasión que la reina está rota pocos saben es decir se demoran comprender compartir cercenar es difícil caer como caen...
  • Del absurdo                     Mi oficio es triste. Yo le doy de comer a los fantasmas. Húmedas, mudas hebras me acompañan. Ellos danzan sin...

Décimas de la abuela

Décimas de la abuela
Febrero 20
05:24 2016

 

No suelo escribir versos. Solo los he escrito a lo largo de mi vida, que ya no es corta, cuando un sentimiento me angustia, cuando no encuentro desahogo, cuando siento una profunda e intensa necesidad de comunicar algo. Desgraciadamente, el único libro de poesía que he escrito se perdió en una de las tantas mudanzas que protagonicé en Bogotá, Colombia. Estaba escrito en mi vieja, ruidosa y querida Remington, en papel cebolla, y era la única copia que celosamente había cuidado durante años: poesía nacida en una época en la que las angustias, la ansiedad y la incertidumbre me abrumaban y solo encontré tranquilidad al volcar mi tristeza y mi dolor en esos versos perdidos. Estas décimas están inspiradas en ese sentimiento grande, infinito, indescriptible, de ser abuela de las más hermosas princesas del universo.

MI PRINCESA

¿Y dónde está mi princesa?
Duele no dormir con ella,
Por evitar la querella.
No verla me da tristeza.
¡Cómo extraño a mi princesa!
Requerida… por olores,
Reclamada por sabores.
Queda mi llanto en soltura
Y mi profunda amargura.
¡La extraño por mil amores!

ENSUEÑOS

Esa profunda tristeza,
Y mi silencioso llanto,
Junto al entonado canto
Y en honor a su belleza
–Una ofrenda a mi princesa–
Quedan en perdidos sueños
Y en grandes besos pequeños
En los montes del amor
Que echa a un lado el dolor
Para sus miles de ensueños

AMOR DE FANTASÍAS

Un dolor profundo tengo
Y en silencio las adoro.
¡Ay, estas pequeñas de oro!
Toda nostalgia contengo
Y por los caminos vengo
Sin que importen lejanías,
Sin parar en romerías
Trayendo chocolatinas
Y todas sus golosinas
¡Puro amor de fantasías!

Sobre el autor

Rebeca Ulloa

Rebeca Ulloa

Rebeca Ulloa (Guantánamo, 1949) es narradora, periodista, guionista de radio y televisión, promotora, productora cultural, crítica y ensayista. Técnica en informática, fue profesora universitaria y asesora de tesis de grado de la Facultad de Comunicación Social (Colombia 1998-2008). Es también curadora y ha obtenido numerosos lauros y reconocimientos por su obra literaria y radial. Su primer premio literario lo recibió a los 15 años de edad. Ha publicado varios libros con la coautoría del maestro Arístides Pumariega.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Maggie
    Maggie Febrero 27, 06:56

    Me gustaron muchisimos,los hijos ,los nietos amores eternos.

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Castro. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Del amor y otros milagros

Adrián Morales

Mientras no exista una conducta moral individual estrictamente limpia, todo lo demás son mandangas. Caro Baroja Una Deontología de la(s) Preciosa(s) Costumbre(s) Queridos amigos. No somos Amados por lo que

0 comentario Leer más
  Félix Luis Viera

Un loco sí puede (fragmento)

Félix Luis Viera

                                                            25 Así es, así ha sido, mi psiquiatrico plástico, como tanto le he repetido, esta vida de loco tan dura que he llevado me fue tirando cada vez

1 comentario Leer más
  María Eugenia Caseiro

El presentador

María Eugenia Caseiro

A mi hermana Karin Aldrey, que acostumbra dirigirse al Mundo –Señoras y señores… –dice el hombre y se interrumpe. Lleva prendida en el guargüero la grotesca sequedad que intenta resolver

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami