Neo Club Press Miami FL

Decir tu sonrisa

Decir tu sonrisa

Decir tu sonrisa
Abril 20
12:05 2015

 un poema para ti

 

 

 

 

 

 

 

Quizá después de todo los verdaderos mares se hallen en las cúspides.

Junto al río el niño sueña con los años en que será ya hombre mientras el padre canta un aleluya recién descubierto.

Un venado traspasa la luz y más allá hay unas raras cortinas de luz pero de un color que hasta ahora no se le conocía a la luz. Pero aquel mismo río se ha ido hacia el mar y regresa a las arenas de la orilla, es decir, es un río que ha nacido del mar, según se sabe.

Agua dulce.
No es el agua dulce quien te calma, es el cántaro.
No es el color quien te salva, es el pincel.
No es la flecha quien mata, es el arco.
———————————-
México, D.F, septiembre de 2002

Sobre el autor

Félix Luis Viera

Félix Luis Viera

Félix Luis Viera nació en Santa Clara en 1945. Ha publicado seis poemarios, tres libros de cuentos y cuatro novelas, más la noveleta “Inglaterra Hernández”. Su libro de cuentos “Las llamas en el cielo” es considerado por muchos un clásico del género en su país. En Cuba, recibió en dos ocasiones el Premio de la Crítica. Su novela “Un ciervo herido” —traducida al italiano en 2005— ha recibido una notable acogida de público y crítica. Su más reciente novela, “El corazón del rey”, incursiona en la década de 1960, cuando en Cuba se establecía la llamada revolución socialista. Su poemario “La patria es una naranja” fue merecedor en 2013, en Italia, de uno de los premios “Latina en Versos”. Comenzó su carrera literaria con el poemario “Una melodía sin ton ni son bajo la lluvia”, Premio David de Poesía en 1976. Desde 1995 reside en la ciudad de México.

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Belkis Cuza Malé
    Belkis Cuza Malé Abril 25, 21:44

    Muy bueno, me gustó mucho eso de Quizá después de todo los verdaderos mares se hallen en las cúspides. Porque es cierto, además.

    Gracias por el poema, amigo Félix.
    Muchas bendiciones

    Reply to this comment
  2. Yo traducì esto...
    Yo traducì esto... Abril 26, 05:45

    AMAR TU SONRISA

    Quizá después de todo los verdaderos mares se hallen en las cúspides.
    Junto al río el niño sueña con los años en que será ya hombre
    mientras el padre canta un aleluya recién descubierto.
    Un venado traspasa la luz y más allá hay unas raras cortinas de luz pero
    de un color que hasta ahora no se le conocía a la luz.
    Pero aquel mismo río se ha ido hacia el mar y regresa a las arenas de la orilla, es decir
    es un río que ha nacido del mar, según se sabe.
    Agua dulce.
    No es el agua dulce quien te calma, es el cántaro.
    No es el color quien te salva, es el pincel.
    No es la flecha quien mata, es el arco.

    México, DF, septiembre de 2002

    Reply to this comment

Escriba un comentario

En Venezuela el desenlace pasa por los cuarteles: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Necesidad del fuego

Jorge Olivera Castillo

                  Si sigues ocultando el fuego vendrá el invierno a hospedarse en cada rincón de mi cuerpo. No dejes que mis huesos

0 comentario Leer más
  Alcides Herrera

Una espina dorada

Alcides Herrera

                  Desde la vida rota, caigo en miles de charcos, casi todos hechos de aire y del recuerdo de que alguna vez

0 comentario Leer más
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XV y final)

Jorge Ignacio Pérez

La tarde/noche en que se fue, cayó un aguacero cerrado y largo, como los aguaceros tropicales pero sin olor salvaje. La llevamos en el coche hasta el aeropuerto y juntos,

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami