Neo Club Press Miami FL

Del átomo o la fuerza de Dios

 Lo último
  • Cómo pasar del subdesarrollo al desarrollo   La corrupción no nace en la política, como asegura el lugar común repetido incansablemente en las redes sociales y otras tribunas y foros. Culpar una y otra vez a...
  • De la inmortalidad y el cerebro   Existe una incongruencia básica entre nuestro tiempo fisiológico, o edad, y nuestro tiempo dimensional físico, como demuestra la teoría de la relatividad. A edades diferentes de la vida, existen...
  • El biocentrismo: Más allá de la muerte   Según el Biocentrismo, basado en la teoría del doctor Robert Lanza, la vida y la muerte tal como las conocemos son una ilusión creada por la mente. Nada de...
  • La ciudad global   En la actualidad el proceso integrador planetario está en manos de grupos de intereses históricos y/o especiales, que se declaran globalizadores o antiglobalizadores con posturas preconcebidas, ceguera y voluntarismo,...
  • Industrialización vs biodiversidad   La industrialización ha sido el principal motor impulsor del desarrollo. Implica la producción industrial masiva en la economía de un país (o conjunto de estos). Pretendidamente se basa en...

Del átomo o la fuerza de Dios

Del átomo o la fuerza de Dios
septiembre 01
13:07 2015

 

Cuando comencé a estudiar física cuántica, a escudriñar los misterios del átomo, la dualidad onda-partícula, a asimilar las nociones de”vacío”, holograma, fractalidad (las joyas de Indra), orden implicado, la realidad como campo infinito de probabilidades pero, sobre todo, la idea de que esta física se adentraba en territorio propio de la metafísica y concluía que no existe realidad sin observador, desmontando así un paradigma que eliminaba a este último (y todo concepto trascendente) de su ecuación de realidad; comencé entonces a cuestionar todo el andamiaje del programa ateísta y materialista en el que fue educada mi visión del mundo. Como muchos de mi generación, fui adoctrinado en el más estricto y mediocre ateísmo marxista; entendimiento de una escasez espiritual asombrosa. Desde luego, se puede ser ateo sin necesidad de ser marxista, también se puede abrazar el punto de vista agnóstico, pero no a la inversa. El marxista coherente es siempre un ateo consecuente, y para estos la espiritualidad es una cuestión filosófica secundaria, marginal.

Lo cierto es que la metafísica (y todo lo que olía a religión, gnosticismo, misticismo, chamanismo o esoterismo) era un enfoque filosófico y un sistema de creencias oficialmente estigmatizado, es decir, tan prohibido estaba Dios como Celia Cruz, Gloria Estefan y Willy Chirino en la radio. No sólo había que emanciparse de la “clase burguesa” y del “capital” sino también del “opio de los de los pueblos”, de toda imaginería divina. Curiosamente, esa imposición de las doctrinas marxistas al resto de la sociedad (su acérrimo y radical ateísmo), no es muy distinta de la imposición de las lecturas de “El Corán” en las sociedades teocráticas islámicas más cerradas y fundamentalistas. Casi como el niño o la niña que repite automáticamente la Basmala: “En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso”, yo conseguí recitar de memoria la definición leninista de materia para aprobar un examen de filosofía (léase marxista) en mi etapa preuniversitaria. Todo indica que esta definición era condición sine cua non para considerarse un verdadero cuadro, un íntegro militante comunista. Recomiendo su lectura para constatar primero lo que A. Einstein llamaba ilusión óptica de la conciencia, después para confirmar todo lo contrario a lo que plantea la indagación cuántica sobre “la materia” y entender así la miopía perceptual, el corto alcance del lente empiriocriticista de Lenin y del ateísmo comunista que lo ha secundado.

La conversión del marxismo en “escritura sagrada” no fue sino una herramienta más de control ideológico, la mesiánica y minuciosa política de un régimen necesitado de cohesionar a un pueblo en torno a una nueva fe, a una nueva religión. La visión dialéctica de la realidad y materialista de la historia que incluye la negación de Dios, devino “palabra revelada” al régimen de los Castro, quien hoy tiene como aliado e interlocutor de su transición nada menos que al mismísimo Papa.

Lo cierto es que la imposición por decreto del marxismo y su retórica emancipadora, además de un evidente gesto autoritario, no era más que la tentativa ilustrada y secular de sustituir a Dios por la Razón, la Religión por la Política, la Iglesia por el Estado como instrumento de control social.

Digo todo esto quizás porque, probablemente el ateísmo no sea más que una cuestión de ignorancia o de analfabetismo metafísico. La física cuántica vino afortunadamente a tiempo para desmontar sus certezas ontológicas; en primer lugar que no hay nada “independiente” del que observa, de la conciencia y, en segundo lugar, si no existe el Dios o los dioses adorados del teísmo, por lo menos sí una entidad trascendente (también inmanente). Me gustaría saber cómo digieren los ateos las palabras de quien no especuló (como Lenin) sobre la materia sino que su vida se caracterizó por el estudio profundo de esta. Sospecho que en su discurso en la entrega del premio Nobel, el Sr. Max Planck da un contundente repaso a los ateos, a los marxistas y agnósticos del mundo, más bien a su falsa certeza cuando afirma:

“Como un hombre que ha dedicado toda su vida a la ciencia más lúcida para el estudio de la materia, puedo decirles como resultado de mis investigaciones sobre el átomo que no existe la materia como tal. Toda la materia se origina y se mantiene en virtud de la fuerza que produce las vibraciones de las partículas del átomo y mantiene unidas las partes de este minúsculo sistema solar. Debemos suponer que tras esta fuerza existe una Mente consciente e inteligente, una mente que es el origen de toda la materia”.

¿Algún ateo o marxista por aquí que refute al Sr Planck?

Sobre el autor

Julio Fowler

Julio Fowler

Julio Fowler (Santa Clara, 1964). Actor, poeta, crítico, cantautor y productor musical. Profesor y director de Teatro, ha publicado el poemario “Las profecías de Alsine” (Ediciones Vigía, 1988) y su poesía aparece en antologías como “Retrato de Grupo” y “Un grupo avanza silencioso”. Entre los discos que ha editado se cuentan “Dale Mambo” (2003), “Buscando mi lugar” (2006), “Utopías” (2009), “Factoría Autor” (2011) y “Ligeros de equipaje” (2012). Reside en Madrid.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Manuel Gayol Mecías
    Manuel Gayol Mecías septiembre 01, 15:27

    Excelente artículo. De acuerdo totalmente en lo que dice. Gracias por ello.

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Inspira America rinde homenaje a Antunez. ‘El Espejo’ en el Museo de la Diáspora Cubana:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Orlando Fondevila

Oración a la rosa

Orlando Fondevila

                  No por gusto te besan, oh rosa, los poetas. Es tu oficio perfumar las hendiduras y enredarte en los espacios coloquiales

0 comentario Leer más
  Gastón Baquero

Palabras escritas en la arena por un inocente

Gastón Baquero

                  Yo no sé escribir y soy un inocente. Nunca he sabido para qué sirve la escritura y soy un inocente. No

0 comentario Leer más
  Amir Valle

Hoy almorzaremos con El Duque

Amir Valle

A Demetrio Ruiz, que murió en Boston, huyendo de sus fotos de pelota, todavía hoy pegadas a la sala de su casa, en Miami.   Un comemierda. De eso tiene

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami