Neo Club Press Miami FL

Del conocimiento en la intuición

 Lo último
  • Auge y desplome de una ilusión En Confesiones eróticas de la Tía Nora, Pedro Armando Junco se desvela como un narrador que conoce a profundidad la manera de satisfacer a un gran público. No me atrevo...
  • 18 periodistas y un fotógrafo En el artículo recién publicado por Primavera Digital «Periodismo oficial vs. interés», de Agustín Figueroa Galindo, uno de los talentosos periodistas independientes que luchan a diario en Cuba por ofrecer...
  • ‘Erótica’, una visión holística de la realidad cubana Desde sus orígenes, más allá de los siglos II y III A.C, primero en el Oriente y luego en Occidente, la novela se inclinó por crear mundos ficticios, fantásticos y...
  • Cuentos de prisión y libertad Las dictaduras modernas —de derecha y de izquierda— han practicado en sus prisiones el método de la promiscuidad penitenciaria. Puede tener algunas variantes como las de mezclar presos de muy...
  • Despedazando los azares ¿Sueño o vida real? ¿Fue el Mijial uno de los tantos cuentos inventados, un pretexto del autor que no para de contar su vida y la de los otros? Entre...

Del conocimiento en la intuición

Manuel Gayol Mecías

Del conocimiento en la intuición
Agosto 03
20:23 2016

 

“La única cosa realmente valiosa es la intuición”, escribió alguna vez Albert Einstein, cita que utiliza el escritor y editor cubano Manuel Gayol Mecías para abrir el que considero uno de sus volúmenes imprescindibles: La Penumbra de Dios (Neo Club Ediciones-Palabra Abierta, 2015). Con ella comienza un libro hondamente poético, aunque paradójicamente pleno de alusiones y connotaciones científicas, materialistas diríamos. Y es que en este hermoso y profundo ensayo se combinan la poesía y el pensamiento, la ficción y el testimonio, la imaginación y el pragmatismo de una manera tan orgánica que el lector es seducido desde el principio por una prosa para la que no hay mejor adjetivo, creo, que “reveladora”.

Porque éste, en definitiva, es también un libro escrito desde la intuición. Y desde ella conecta con la filosofía poética de un José Lezama Lima, por ejemplo, aunque no solo ni mucho menos. Lezama, tocado más de una vez en sus páginas, constituye sobre todo el símbolo de una literatura basada en la imaginación (y ya se sabe, volviendo a Einstein, que sin imaginación no hay ciencia ni certeza: no hay siquiera conocimiento). Otras conexiones en el texto, incluso más frecuentes, van desde Gastón Bachelard hasta Jorge Blaschke, pasando por Joscelyn Godwin, entre otros.

Aquí me detengo para citar esta vez al autor de La penumbra de Dios: “Intento ofrecer una voz que discurra sobre el mundo invisible (y real) que nos rodea, en la valoración y evocación del entorno social, intelectual y emocional, y que sea la necesidad de una voz también con la que se demuestre que los temas, según su intensidad intuitiva (quizás alguien diría ‘metafísica’, otro podría hablar de fenomenología o de mística), de alguna manera entran en el sentido de la Creación y de las cosas que emanan de ella: la Libertad y sus Revelaciones”.

Resumiendo: La imaginación y la capacidad de análisis de Manuel Gayol Mecías vuelven a hacer de las suyas en este libro, una de sus obras más logradas y determinantes. La existencia, Dios, el misterio de la creación, la penumbra de la ignorancia humana rebelándose contra el vacío de la aceptación y la resignación de lo manido: estos y otros temas son tratados aquí con la exquisita lucidez de quien es uno de nuestros más importantes ensayistas vivos. No dejen de adquirir este libro. Es, lo digo sin exagerar, una revelación en el ámbito del pensamiento contemporáneo.

Presentación del libro en la IV edición del Festival Vista en Miami.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Castro. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XIV)

Jorge Ignacio Pérez

Jose se enamoró de Silvia, como suele ocurrir en los casos en que una mujer le planta cara a un hombre. Plantarle cara, quiero decir en términos duros. No fue

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Pesadilla

José Hugo Fernández

I) Estaba preso. La celda era húmeda y oscura. Me dolían hasta las ideas por tantos porrazos y patadas. Supongo que entre sueños, vino un caimán sin dientes a susurrarme

0 comentario Leer más
  Adrián Morales

Del amor y otros milagros

Adrián Morales

Mientras no exista una conducta moral individual estrictamente limpia, todo lo demás son mandangas. Caro Baroja Una Deontología de la(s) Preciosa(s) Costumbre(s) Queridos amigos. No somos Amados por lo que

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami