Neo Club Press Miami FL

Del guachineo al poscastrismo furioso

 Lo último
  • El perro de las dos gandingas Es difícil ser indiferente ante el recuerdo de las posadas. Lo es al menos para todo habanero que tuviese más de 16 años en alguna de las últimas décadas del...
  • Cuba, la isla que quiso ser continente Un cuadro de la pintora Sandra Ramos —La isla que soñaba con ser continente— refleja mejor que cien cuartillas minuciosamente manuscritas la dimensión de lo cubano en algunas de sus...
  • Corporativismo monopolista y ley de hierro oligárquica Desde la toma del poder por el fascismo en Italia, la economía de ese país devino economía planificada y cerrada con vistas a la guerra. El Duce se inspiró en...
  • El totalitarismo, notas al margen El totalitarismo es una revolución permanente animada por una voluntad cuyo radicalismo es tal que podría definirse como satánica. Digo esto porque su máxima intención pasa por re-crear el mundo...
  • Una apuesta factible Contrasta grandemente la actitud que hasta ahora ha asumido el poder cubano tras la contundente declaración de Donald Trump del 16 de junio en Miami. Sabemos que Raúl Castro no...

Del guachineo al poscastrismo furioso

Chocolate Nestle

Del guachineo al poscastrismo furioso
Noviembre 05
00:38 2015

 

Muy lentamente, aunque de cuando en cuando tienen lugar acelerones aislados, entramos en el poscastrismo furioso. Son varias las señales. Y aunque ciertamente cualquier cosa resulta preferible a la muerte por esclerosis que ahora mismo protagoniza la Cuba interior, lo que viene llegando es de apaga y vámonos. El episodio de la grotesca golpiza al reguetonero Chocolate Nestle, autor del superéxito “Guachineo” –la golpiza puede verse en Youtube–, más su encarcelamiento, anuncian el grado de violencia paramilitar que veremos no explotar –porque hace tiempo ya explotó–, pero sí en nuestras pantallas, en los próximos años.

La Cuba del poscastrismo furioso sería, casi que ya es, una especie de híbrido entre la Rusia de las mafias postsoviéticas y la Venezuela de Maduro. Y no olvidemos que actualmente Venezuela es el país porcentualmente más violento del hemisferio –tal vez si exceptuamos a la propia Cuba, carente de una prensa libre con acceso a las unidades de policía y los hospitales estatales, capaz de llevar una crónica roja de la pesadilla con todas las de la ley, eso no podemos saberlo ahora— y en Rusia quien manda de verdad es un antiguo “seguroso”, Putin, mientras se asesina a los periodistas y disidentes que averiguan demasiado.

En la Cuba inmediatamente posterior al primer desmantelamiento del castrismo tal y como lo hemos conocido –desmantelamiento del que ya vemos algunos indicios, con el neocastrismo haciendo de las suyas–, ¿cuánto tiempo durarán la violencia, la crispación y los ajustes de cuentas a gran escala? Ojalá que no mucho. De nosotros, en el exilio, depende en alguna medida… o de otra intervención norteamericana. Entretanto, florecerán la sangre y los atrincheramientos arquitectónicos, las villas exclusivas, defensivamente cerradas a cal y canto, por el estilo de las que ahora mismo pululan en muchos países latinoamericanos, pero con mayor violencia alrededor e incesantes pandillas de “hombres nuevos” controlando el tráfico… de drogas y armamento. Preparen los catalejos y las embarcaciones. Habrá que invadir selectivamente.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Castro. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Del amor y otros milagros

Adrián Morales

Mientras no exista una conducta moral individual estrictamente limpia, todo lo demás son mandangas. Caro Baroja Una Deontología de la(s) Preciosa(s) Costumbre(s) Queridos amigos. No somos Amados por lo que

0 comentario Leer más
  Félix Luis Viera

Un loco sí puede (fragmento)

Félix Luis Viera

                                                            25 Así es, así ha sido, mi psiquiatrico plástico, como tanto le he repetido, esta vida de loco tan dura que he llevado me fue tirando cada vez

1 comentario Leer más
  María Eugenia Caseiro

El presentador

María Eugenia Caseiro

A mi hermana Karin Aldrey, que acostumbra dirigirse al Mundo –Señoras y señores… –dice el hombre y se interrumpe. Lleva prendida en el guargüero la grotesca sequedad que intenta resolver

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami