Neo Club Press Miami FL

Del modelo chileno al caso cubano

Del modelo chileno al caso cubano

Enero 31
01:49 2011

cuentapropista2La simple comparación de las cifras de crecimiento de Chile y Cuba es apabullante. Sin embargo, el crecimiento en cifras no permite saber si la “receta” chilena puede ser aplicable a Cuba.

Antes que me discutan esta afirmación un tanto provocadora, quiero decir que, teniendo la mitad de mi familia en Cuba, yo deseo como el que más que Cuba se desarrolle (desarrollo es más que crecer en cifras macroeconómicas).

De partida, hay un aspecto muy diferenciador: la economía chilena no estaba deprimida como lo está la economía cubana. Chile, teniendo una economía de desarrollo dispar (algunos sectores muy modernos y otros muy atrasados), al momento de la aplicación de la “terapia de shock” por los Chicago Boys desde mediados de los años 70, ya había dado antes dos pasos fundamentales para el despegue económico (utilizando la metáfora del “take-off” de Rostow):

• La reforma agraria integral, que creó una nueva clase de campesinos propietarios con lotes de tierra que aseguraban un surplus de producción más allá de las necesidades de subsistencia de los propietarios, y

• El control por el Estado de los recursos naturales.

El primer paso significó ampliar significativamente el mercado de los bienes de consumo durables y los bienes de producción (maquinaria agrícola, etc.) y liquidó la tradicional condición de Chile como importador neto de alimentos.

El segundo puso en manos del Estado importantes recursos de inversión para las obras de infraestructura y el apoyo a empresas nacionales. Al mismo tiempo, se ponía fin al proteccionismo del Estado a las empresas de tecnología obsoleta o simplemente no competitivas en el mercado mundial, para concentrar los recursos en aquellas que podían ofrecer productos generadores de divisas.

Este panorama, que he esbozado muy resumido, puede parecer encantador. Sin embargo, no estuvo exento de problemas, en especial la irracional compresión de los salarios, que retrasó considerablemente e injustificadamente la ampliación del mercado interno.

Corresponde a los economistas cubanos determinar cuáles serán los pasos a dar para sacar Cuba del medioevo económico a donde la condujo la política económica “revolucionaria”.

Pero hay motivos para ser optimistas porque Cuba tiene dos ventajas comparativas muy valiosas:

• la cercanía del gran mercado constituido por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (más de 400 millones de personas) y

• la necesidad de reconstruir las infraestructuras casi a partir de cero. Hay la posibilidad de darle trabajo a todo el mundo en Cuba, sobre todo a los economistas.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Venezuela y la OEA. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Nicanor Parra

No creo en la vía pacífica

Nicanor Parra

                    No creo en la vía violenta me gustaría creer en algo —pero no creo creer es creer en Dios lo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Sangra tu mirada bajo el caballo

Rafael Vilches

a Guillermo                   Sangra tu mirada bajo el caballo, roto el hígado tras una canción de Serrat no has de hacerle swing

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Los animales políticos de Reinaldo Arenas

José Hugo Fernández

Se cuenta que Pitágoras rechazaba comer carne porque veía en los animales posibles reencarnaciones de sus amigos muertos. Es un escrúpulo encomiable siempre que uno esté convencido de que en

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami