Neo Club Press Miami FL

Del sueño a los universos imaginarios (un silogismo por intuición)

Del sueño a los universos imaginarios (un silogismo por intuición)

julio 11
14:27 2012

La dicotomía observador/observado alude, en mi criterio intuitivo, al proceso esencial del sueño: uno sueña y al mismo tiempo es un narrador narrándose a sí mismo; incluso, uno sueña con uno mismo sabiendo que está soñando. Esto, simplemente, es un desdoblamiento.

Si nosotros, en nuestro subconsciente-consciente tenemos implícita la función del desdoblamiento —debido a que el sueño es una parte connatural del ser humano—, y de hecho somos parte representativa del universo, aun cuando infinitamente una parte muy pequeña, y además dentro de nosotros contenemos billones y billones de universos atómicos, ¿por qué entonces no podemos pensar que el universo puede desdoblarse?

Este silogismo me ayuda a crear la posibilidad del desdoblamiento del universo.

Si en el desdoblamiento del sueño hay una diferencia de distanciamiento entre el observador y el observado, entre el narrador y el narrado, entre uno mismo y sí mismo, y viceversa respectivamente, y esto ocurre en nuestra representatividad de ser humano universal, repito, muy bien entonces en el desdoblamiento del universo también puede existir un distanciamiento con su correspondiente diferencia.

Si en el sueño, esa diferencia del desdoblamiento entre el observador y el observado es de sentido contrario; es decir, el observador (uno mismo) contempla a un sí mismo (observado) como alguien que hace cosas contrarias a las que haría en la vida normal despierto. En otras palabras, en estado de vigilia, casi podría decirse que como un efecto espejo, de que las cosas y la vida misma (del observado) aparezcan un tanto al revés de uno mismo, entonces el observador y el observado (el uno mismo y el sí mismo), el narrador y el narrado son signos contrarios, probablemente extremos.

Y si es así, me refiero a cada uno de los universos conocidos y por conocer, es porque estas dimensiones galácticas se están desdoblando en su contrario, y lo están haciendo en cada momento de tiempo en que la persona duerme unas ocho horas, promedio (aludiendo al modelo que se ha establecido como cantidad de horas necesarias de sueño diario), de todos los días del mundo. Lo que nos podría hacer decir que a un nivel macro los universos materiales se desdoblan constantemente en otros gemelos universos de signos contrarios e imaginarios.

Por tanto, si realizáramos un análisis comparativo entre el fenómeno del sueño personal (de cómo surge, cómo se estructura y cómo funciona) y el universo inflacionario (después del Big Bang), en unos cuantos años más podríamos llegar a la confirmación de la existencia de los universos imaginarios.

Se confirmarían nuevas teorías, y se crearían nuevas leyes que nos dirían que la imaginación es un camino profundo y extraordinariamente rápido para responder preguntas como las que se hace el físico teórico Michio Kaku, de si será posible algún día atravesar las paredes, construir naves espaciales que puedan viajar a una velocidad superior a la de la luz, leer las mentes de otras personas, hacerse invisible, mover objetos con el poder de nuestra mente o transportar nuestro cuerpo de manera instantánea por el espacio exterior. Y también se podrían desarrollar todos los temas que toca su revelador libro: Física de lo imposible.

Así veríamos que el sueño es uno de los fundamentales caminos de la imaginación; y la imaginación, su estudio, de manera fusionada a la ciencia y a la tecnología, avanzaría a pasos geométricos, agigantados, aun diríamos que avanzaría de una forma indescriptible hacia un futuro más cercano en el que nuestra existencia pasaría a ser una real ciencia-ficción. Tengamos en cuenta que nuestra realidad no es sólo corporal, sino asimismo imaginativa, en un 50% de la ecuación humana.

Quizás a través del sueño y de lo imaginario pudiéramos encontrar ese camino que allane cientos de años de búsqueda para temas que nuestra imaginación ya ha formulado en cuentos y novelas futuristas y, en general, fantásticas. Que por este derrotero del sueño pudiésemos llegar a un segundo (aunque sea a una millonésima de segundo) antes de que ocurriera el Big Bang. Muy probablemente se nos revelaría la Nada y toda la energía del Dios Verdadero (hoy en día referenciado por el bosón de Higgs) que se acumuló en ella (cuando el mismo Dios, como una partícula, se convirtió de Nada en Todo) para dar lugar a la gran explosión, a la expansión y al desarrollo de los universos de Einstein.

Inevitablemente relacionado con las ideas de mi amigo Ángel Rolando

Compartir

Sobre el autor

Manuel Gayol Mecías

Manuel Gayol Mecías

Manuel Gayol Mecías, escritor, investigador literario y periodista cubano, ganó el Premio Nacional de Cuento del Concurso Luis Felipe Rodríguez de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en 1992, y en el año 2004 el Premio Internacional de Cuento Enrique Labrador Ruiz del Círculo de Cultura Panamericano de Nueva York. Ha publicado, entre otros libros, “Retablo de la fábula” (poesía), “Valoración múltiple sobre Andrés Bello” (investigación), “El jaguar es un sueño de ámbar” (cuentos), “Marja y el ojo del Hacedor” (novela) y “La noche del Gran Godo” (cuentos). Reside en California.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami