Neo Club Press Miami FL

Descubrimiento, definición y desmontaje del ‘macazo’

Descubrimiento, definición y desmontaje del ‘macazo’

Descubrimiento, definición y desmontaje del ‘macazo’
mayo 30
16:09 2015

El hombre entra en la cocina, tropieza con el tambucho de basura que no está en su lugar, y la inmundicia se derrama por todo el piso. Con dulzura y cierto regocijo oculto su esposa le dice: “te lo iba a advertir, pero como te crees tan listo seguramente te hubieras enojado…”

En una reunión familiar el viejo pregunta a un grupo de mujeres: ¿Qué se puede usar para quitar las manchas de mi mesa? “Magic”, contestan varias mujeres, y pasan a promover el producto. Pensando por la descripción que es una simple almohadilla abrasiva, el viejo pregunta extrañado: ¿y sirve para madera barnizada? Una de las damas le contesta rotundamente, alzando un tanto la voz y abortando cualquier discusión posterior: “Sirve para todo”. En la próxima reunión familiar el viejo protesta: “Froté la mesa con el Magic y me la desgració”. “¿Y no te leíste antes las instrucciones?”.

Algún día tenía que descubrirse, bautizarse y definirse esa especie tan vieja como el matrimonio. Lo hicieron dos ingenieros aislados en un país extraño después de recibir una anómala ración de macazos, parece que debido a la situación inusual. Resultó un consuelo para los que antes permanecíamos en la inocencia.

El macazo a veces se intuye como desazón, pero siempre te toma por sorpresa. Ningún hombre es capaz de imaginar tanta impudicia, ferocidad y rapidez de respuesta. Sin embargo, el macazo es un producto elaborado fría, lenta y concienzudamente. Desde el momento en que se da cuenta que el bote de la basura está mal puesto se pone a pensar qué va a decir al marido si tropieza con él. No hay otra forma de explicarse tanta velocidad de la lengua. No es propiamente una trampa, no lo hacen intencionalmente, pero, ¿por qué no aprovechar el azar cotidiano para obtener un pequeño triunfo que mantenga a raya cualquier posible sentimiento de superioridad?

En el dominio mental femenino los macazos se elaboran a granel, aunque sólo unos pocos llegan a ejecutarse. “Se me olvidó recoger la pelotita al pie de la escalera, pero estoy muy cansada para bajar otra vez. Es muy improbable que resbale, pero si lo hace le voy a decir que tropezó debido a su manía de subir con la luz apagada”. Lo más probable es que no pase nada, pero la respuesta anonadante ya cosquillea la lengua de la reina. No preparó el eventual incidente, ella no quiere que su amado resbale, pero no puede privarse de ese pequeño y mezquino triunfo que obtendría de regalo.

Loa macazos son tan inevitables como los rayos y la muerte. Hay que resignarse a vivir con ellos. Al recibir un macazo la primera reacción es de perplejidad, no se entiende la situación. La segunda es apelar a la racionalidad: craso error, el hecho pertenece al imperio del absurdo. La tercera reacción es de enojo: ¡cuidado!, puede ser el inicio de una guerra civil. Ante un macazo cabe sólo una solución inteligente: bajar la cabeza humildemente y disculparse por el error.

Dentro de algunos años aparecerá la definición de “macazo” en el diccionario de la Real Academia de la Lengua, primeramente como cubanismo, porque los nuevos vocablos, más si definen nuevas categorías, tardan en imponerse, excepto si los adopta Microsoft: “Cub. Reproche premeditado que hace una mujer con presteza a su marido después de un yerro de éste provocado por una negligencia de ella, de manera que el marido se sienta culpable”.

No cabe duda que “macazo” se debe escribir con “z”.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Kiko Arocha

Kiko Arocha

Modesto Arocha (Kiko). Nació en La Habana en 1937. Ingeniero en Electrónica y doctor en Ciencias Técnicas. Llegó a Estados Unidos en 1995 y decidió reinventarse como traductor y editor de sitios web y de libros, para lo cual fundó la editorial Alexandria Library (www.alexlib.com) en Miami. Es autor del bestseller "Chistes de Cuba", una antología de chistes populares contra el castrismo que recopiló en la Isla.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Inspira America rinde homenaje a Antunez. ‘El Espejo’ en el Museo de la Diáspora Cubana:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Orlando Fondevila

Oración a la rosa

Orlando Fondevila

                  No por gusto te besan, oh rosa, los poetas. Es tu oficio perfumar las hendiduras y enredarte en los espacios coloquiales

0 comentario Leer más
  Gastón Baquero

Palabras escritas en la arena por un inocente

Gastón Baquero

                  Yo no sé escribir y soy un inocente. Nunca he sabido para qué sirve la escritura y soy un inocente. No

0 comentario Leer más
  Amir Valle

Hoy almorzaremos con El Duque

Amir Valle

A Demetrio Ruiz, que murió en Boston, huyendo de sus fotos de pelota, todavía hoy pegadas a la sala de su casa, en Miami.   Un comemierda. De eso tiene

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami