Neo Club Press Miami FL

Diles que no me mojen

Diles que no me mojen

Julio 27
23:18 2013

La batalla del mal tiempo o, como sugiriera el escritor y guionista Javier Iglesias, Diles que no me mojen. Así podría titularse una crónica de lo vivido la noche del viernes 26 de julio en Café Demetrio, en el marco de la tertulia La Otra Esquina de las Palabras. Se presentaba el volumen Diles que no me devuelvan (Alexandria Library), de Denis Fortún, una serie de deliciosos relatos –en torno a los intríngulis del aeropuerto internacional de Miami– cuya presentación pretendió opacar la tempestad.


Diluvio. Un aguacero implacable que durante más de una hora mantuvo en jaque al numeroso público asistente, impaciente por saborear las exquisiteces de una narrativa medularmente testimonial, y anegó hasta los ceniceros.


El ataque del agua no pudo sin embargo con una concurrencia heterogénea, que abarrotó Café Demetrio. Allí cupieron representantes de todo el espectro cultural de Miami: De izquierda, de derecha, de centro y por los cuatro costados (ver la galería que acompaña esta nota). Lo que certifica no solo el valor en alza de un narrador como Fortún, sino su carisma y sensibilidad.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

En Venezuela el desenlace pasa por los cuarteles: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Necesidad del fuego

Jorge Olivera Castillo

                  Si sigues ocultando el fuego vendrá el invierno a hospedarse en cada rincón de mi cuerpo. No dejes que mis huesos

0 comentario Leer más
  Alcides Herrera

Una espina dorada

Alcides Herrera

                  Desde la vida rota, caigo en miles de charcos, casi todos hechos de aire y del recuerdo de que alguna vez

0 comentario Leer más
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XV y final)

Jorge Ignacio Pérez

La tarde/noche en que se fue, cayó un aguacero cerrado y largo, como los aguaceros tropicales pero sin olor salvaje. La llevamos en el coche hasta el aeropuerto y juntos,

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami