Neo Club Press Miami FL

Dios, el baro y el Armagedón

Dios, el baro y el Armagedón

noviembre 02
04:03 2011

1-abc_billetesYo vi, hace poco, una película de Colombia. Creo que era de unos tipos que querían hacerse macetones y les robaron el gao a unos que tenían un baro larguísimo porque estaban en el asunto ése de la volá de la droga, tú sabes.

Terminan todos muertos, en el reparto Bocarriba, virado el cangrejo, y los abogados del juicio les pasan un baro para que no los manden para el tanque. Todo el mundo callado, porque donde manda un baro no manda un guapo, y a vivir los tipos esos en sus tremendos gabinetes, con tremendas hembras y unos carrazos súper volaos.

Si hubiera habido justicia, eso no pasa, porque los prenden y les echan pila de años. Pero no hay justicia. Como en todos lados, donde manda el baro todos son ciegos y sordos. Por eso digo que el mundo está perdido, y va para su fin. Cuando llegue el Armagedón, entonces es que habrá justicia. Mientras tanto, manda el baro, y sálvese el que pueda. La única justicia que hay en el plano de la tierra es la de Dios, más nada, lo demás es cuento de camino. Ni los yumas ni los pepes ni Fidel Castro.

Dios es el que va a reformar el mundo con agua y fuego y ceniza, para acabar con tanta inmoralidad y descaro como hay. Los hombres quieren ser mujeres y las mujeres hombres. Todos les roban a todos, y sálvese el que pueda. Pero él está mirándolo todo y le va a poner fin.

¡Sólo Dios salva!

Cortesía Ediciones El Cambio

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Las buenas empresas privadas nos benefician: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Breves apuntes sobre la brevedad

José Hugo Fernández

1-Augusto Monterroso, artífice de la brevedad literaria, se encontró cierta vez con un presunto lector, quien le dijo que estaba leyendo una de sus obras, El dinosaurio, que es justo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Y si murmuro

Rafael Vilches

                  Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por

0 comentario Leer más
  Philip Larkin

Tres tiempos

Philip Larkin

                  Esta calle vacía, este cielo gastado hasta lo insípido, este aire, un tanto indistinguible del otoño como un reflejo, constituyen el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami