Neo Club Press Miami FL

Donde crece el vacío (III)

 Lo último
  • El viaje de Silvia (XV y final) La tarde/noche en que se fue, cayó un aguacero cerrado y largo, como los aguaceros tropicales pero sin olor salvaje. La llevamos en el coche hasta el aeropuerto y juntos,...
  • El viaje de Silvia (XIV) Jose se enamoró de Silvia, como suele ocurrir en los casos en que una mujer le planta cara a un hombre. Plantarle cara, quiero decir en términos duros. No fue...
  • Pesadilla I) Estaba preso. La celda era húmeda y oscura. Me dolían hasta las ideas por tantos porrazos y patadas. Supongo que entre sueños, vino un caimán sin dientes a susurrarme...
  • Un loco sí puede (fragmento)                                                             25 Así es, así ha sido, mi psiquiatrico plástico, como tanto le he repetido, esta vida de loco tan dura que he llevado me fue tirando cada vez...
  • Un Lilo que cuenta   Ya en la década del ochenta, andaba Lilo Vilaplana con sus historias a cuestas y los personajes que le gustaría interpretar. Buscaba con desesperación la manera de enunciarlas, le...

Donde crece el vacío (III)

Donde crece el vacío (III)
marzo 18
12:32 2016

 

Todos esperan algo sin decirlo ¿Qué se muera por un Daño? Pero el país entero practica la brujería (sin olvidar a los mazdeos como punta del iceberg), incluyendo a ese mismo en que estás pensando ¿Qué otra cosa pueden esperar? Un golpe de estado es una mala maña heredada del siglo XVIII (el autogolpe es a diario), además festejamos fornicamos convivimos con un aparato del ministerio del interior soterrado entre anormales, balseros, putas, poetas, delincuentes, peloteros, dealers, presidiarios, muchedumbre bien vestida, peluqueros, mirahuecos, malabaristas, ilusos, médicos, boteros, vejestorios, locutores, montoneros, artistas de medio palo y palo entero, exmilitares, efe haches, hache pe y disidentes ¿Cómo saber quiénes somos? No es la máscara del teatro No japonés, o griegos, árabes con su Mçjara, Quítate la careta, dicen en mi tierra ¿Qué más esperan?

Donde crece el vacío (II)

Los dólares son dolores de cabeza, y muchos trabajan durísimo en el extranjero como una maldición ¿Esperar jamón serrano, la muerte, la confronta? Una intervención militar es mal agüero. La crueldad no está en el olvido, sino en el sistema arbitrario. No hay que olvidar Bahía de Cochinos, Alzados del Escambray, Balseros, El maleconazo (Y en Miami hay dos Miami). Un olor a muertos que avergüenza. Como resaca en el mar de Cojímar. Del cáncer más violento violador violáceo. ¿Esperar? De que Olofi, Sambia, Alá o Dios nos diera la cara. O iluminatis, masones, templarios, sefarditas decidan ¿Acaso no decidieron? ¿Esclavo del extranjero o de tu hermano?

El Inferno concentra sus círculos dentro y fuera del archipiélago, ya está escrito. La libertad sólo coexiste en la región más poblada, La imaginación. Y ningún pinche concierto nos libra de todo mal.

http://www.amazon.com/Donde-crece-el-vacio-Spanish/dp/1530246512/

Sobre el autor

Ernesto Olivera Castro

Ernesto Olivera Castro

Ernesto Olivera Castro (La Habana 1962), escritor, editor, académico y promotor cultural, es también ingeniero forestal y diseñador. Ha recibido el Premio Nacional de Poesía Paula de Allende, de la Universidad de Querétaro, en 1991, entre otros premios y reconocimientos, y su poesía ha aparecido en antologías de México, Cuba, España y Estados Unidos. Ha publicado, entre otros poemarios, “Habitante provisional” (1994), “Cuarto menguante” (1998) y “Largo aliento” (2013). Recientemente, Neo Club Ediciones publicó su novela "Donde crece el vacío". Reside en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Las buenas empresas privadas nos benefician: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Breves apuntes sobre la brevedad

José Hugo Fernández

1-Augusto Monterroso, artífice de la brevedad literaria, se encontró cierta vez con un presunto lector, quien le dijo que estaba leyendo una de sus obras, El dinosaurio, que es justo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Y si murmuro

Rafael Vilches

                  Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por

0 comentario Leer más
  Philip Larkin

Tres tiempos

Philip Larkin

                  Esta calle vacía, este cielo gastado hasta lo insípido, este aire, un tanto indistinguible del otoño como un reflejo, constituyen el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami