Neo Club Press Miami FL

eBooks y aplicaciones

eBooks y aplicaciones

marzo 08
22:46 2012

1-1_book_aEn artículo anterior analizamos la ruptura gigante que significa el libro electrónico para la industria editorial, un nuevo ecosistema en el cual Amazon devora a editores y agentes mediante el expediente de atraer a los autores hacia la autopublicación. En éste examinaremos el impacto del nuevo modelo en los procesos de confección y distribución.

El resultado va a sorprender a muchos lectores: con el tiempo, el negocio de la publicación de nuevos libros se parecerá más y más a la industria del software.

1. Gestión de la abundancia. La característica más sobresaliente de la publicación tradicional es el mantenimiento de fuertes barreras a la entrada. El viaje del manuscrito a la librería es angustioso. Los editores están inundados con propuestas de libros. Después de un rápido vistazo a unas pocas páginas la mayoría de las solicitudes son rechazadas. A pesar de eso se publican demasiados libros. En varias librerías de París me dijeron que a veces tienen que devolver a los distribuidores las cajas de libros sin abrirlas, simplemente por falta de espacio. Por lo tanto, se aplica la regla 80/20: la mayor parte de los ingresos proviene de un pequeño surtido de libros. La edición digital elimina esas barreras de manera brutal. Ahora las puertas están abiertas, de manera indiscriminada, para todos los aspirantes a escritores. Esto tendrá dos efectos: a) la selección será más difícil para el lector (véase la charla de Ted con Barry Schwartz sobre la paradoja de la elección The Paradox of Choice, y b) como promedio, los libros serán de menor calidad.

Con el tiempo, dos factores ayudarán a resolver el problema de la elección: los motores de búsqueda y los curadores humanos. A medida que se desarrolle la búsqueda semántica, el contenido de los libros no sólo se encontrará a partir de grupos de palabras, sino de su significado, tono y, en algún momento, estilo. Dicho de otra manera, los motores de búsqueda pronto serán capaces de diferenciar y caracterizar textos escritos por dos novelistas que trabajan en el mismo segmento de la literatura.

Estos avances impactarán los sistemas de recomendación que intervendrán seriamente en las ventas. Una vez más, las empresas de alta tecnología, tales como Amazon (más que Apple, que no parece interesarse en búsquedas), se montarán en la ola de sus anteriores inversiones sobre búsqueda y análisis de datos.

Los motores semánticos de recomendación no eliminarán la necesidad de curadores humanos. Al igual que en el negocio de los Apps (aplicaciones de software para dispositivos móviles), donde la abundancia crea necesidad de orientación y sugerencias humanas (ver la idea de Jean-Louis sobre una Guía Michelín para aplicaciones, Guide Michelin for Apps), las secciones de libros de revistas y periódicos tendrán que adaptarse y encontrar maneras eficaces de sugerir lecturas a su audiencia.

2. Necesidad de edición. La herramienta más potente de selección continuará siendo la calidad del producto. En la AppStore para iPhone /iPad, Apple garantiza la calidad técnica de las Apps  que están en sus estantes. El motivo principal es evitar aplicaciones mal codificadas que no funcionen, o peor aún, que interfieran con el sistema operativo y por ende con el dispositivo móvil. En Amazon no hay tal cosa. Una vez que el manuscrito tiene el formato correcto es elegible para la venta. Ahí es donde la realidad irrumpe. Muchos autores auto-publicados publican textos repletos de errores gramaticales y tipográficos. Muy pocos se apoyan en servicios apropiados de edición y corrección. Y ese es el punto que principalmente divide a los aficionados de los profesionales. La edición es a la vez un proceso obligatorio y costoso, en el que cada centavo invertido lo vale. Y es probablemente la parte más crítica del valor que añaden a los libros las editoriales tradicionales. En el mundo digital debe seguir siendo un componente clave del proceso.

3. Confección que cumpla con etapas. Los libros electrónicos autopublicados no escaparán a las leyes de la economía digital: una artesanía descentralizada y especializada. Una vez más convergen la confección de eBooks y Apps. Todo el proceso estará a cargo de profesionales independientes dedicados a tareas específicas: formato del libro (fácil para el texto puro, pero complicado en lo demás); diseño de la cubierta, que se volverá más importante a medida que se refinen las librerías digitales; y la edición y corrección de “galeras” por profesionales competentes y bien pagados.

A un nivel superior de complejidad en la producción de libros (contenidos multimedia e interactivos de aprendizaje y otras características), dos fuerzas entran en juego: el cloud computing (“computación en la nube”: programas y datos en Internet y no en las computadoras personales) y la subcontratación. El ejemplo más reciente es Inkling, con sede en San Francisco. El mes pasado, la compañía lanzó Habitat, para que el público en general publique en la nube. Dio el paso avanzado apoyada en Aptara, empresa estadounidense con el grueso de su fuerza de trabajo (más de 5,000 personas) ubicada en la India. Téngase en cuenta que Aptara es contratista de casi todas las casas editoras tradicionales, como Hachette, Pearson y Oxford University Press. Inkling se saltará las editoriales conectando clientes y contratistas a través de una plataforma de colaboración que proporcione una corrección muy sofisticada y herramientas de control de versiones. No es un incidente que Matt McInnis, el jefe de Inkling, sea un graduado de la División de Educación de Apple, según lo dicho en la reciente historia de Bloomberg BusinessWeek.

La publicación de libros electrónicos a menudo está vinculada a la disminución de valor para toda “la cadena alimentaria”. Los eBooks obedecen a otra ley digital: precios más bajos y altos volúmenes. En este caso los precios son extremadamente bajos. Sin embargo, la evidencia muestra que los autores profesionales no se desencaminan en este nuevo mundo.

Publicado originalmente en Guardian.co.uk. Traducción: Kiko Arocha

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más