Neo Club Press Miami FL

Edward Snowden y la alucinación

Edward Snowden y la alucinación

junio 28
00:12 2013

edward-snowdenUna dictadura de leyes no necesita caudillo. Edward Snowden, el antiguo empleado de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) que trabajó como consultor para la Agencia de Seguridad Nacional (NSA),  está legalmente amparado por la ley de los “Whistleblowers”, que pretende proteger a cualquier ciudadano que denuncia un acto criminal.

 

También legalmente, y es aquí donde encaja el concepto de dictadura legislativa, Snowden se convierte en criminal porque el crimen lo comete el gobierno, que recurre a los secretos de Estado y a la seguridad nacional como pretexto para su persecución.

¿Qué está pasándole al pueblo? ¿Es que no ve que quien tendría que ser perseguido por poner en riesgo la seguridad nacional es el propio gobierno? Así garantiza el caudillo de turno la consecución dictatorial de la legislatura para proteger los grandes intereses y a sus interesados, que son los que realmente gobiernan detrás de la fachada de la Casa Blanca. Estados Unidos se ha ido convirtiendo poco a poco en la tierra donde la libertad es solo una alucinación.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Libro «Gastón Baquero y Rafael Díaz-Balart sobre racismo y clasismo en Cuba». 17 de diciembre de 2014

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  María Eugenia Caseiro

Donde el mármol se apiada de las islas

María Eugenia Caseiro

                  Donde se pierden los soles y el mármol se apiada de las islas hay cien lunas de pasivas muecas que ejercen

0 comentario Leer más
  T.S. Eliot

Miércoles de ceniza (I)

T.S. Eliot

                  Porque no espero otra vez volver porque no espero porque no espero regresar deseando el don de éste o el ámbito

0 comentario Leer más
  Rebeca Ulloa

El suegro y la nuera

Rebeca Ulloa

  No era mucho lo que le pedía el suegro a su nuera. En realidad, en cualquier lugar del mundo -claro, un lugar normal-, para comer unos tostones, o patacones,

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami