Neo Club Press Miami FL

El árbol torcido de la cultura cubana

El árbol torcido de la cultura cubana

El árbol torcido de la cultura cubana
Marzo 15
14:43 2014

En el caso cubano, el precio de soltar el grillete es tan alto como el valor que le exiges a tu integridad y coherencia. Y si no estás suficientemente preparado, consciente, física y espiritualmente para ello, flaquearás. Sobre todo porque se trata de sentido común y amor propio, de salir en defensa de aquello que mereces por y para ti mismo, sin mendigarle la limosna de tu legitimación/realización a la policía de la cultura.

En cambio, conquistar esa legitimación/realización en el campo de la cultura, ser capaz de generarla sin miedo donde quiera que estés, requiere respeto, responsabilidad y belleza. Autonomía, independencia y posibilidad de gestión fuera del marco del paternalismo político vampírico.

La lista es larguísima en la escalada de patinazos al respecto. Salen de Cuba y vuelven, y no se atreven, y un pasito pa’lante y cuatro pa’tras. Y blasfeman de un lado y del otro, y luego se arrepienten y piden disculpas.

Dan vergüenza. Regresar con el rabo entre las piernas. Volver a suplicar un espacio, y lamer la misma bota que te pisa la cara.

No se dice que tienen doble moral cuando se trata de que no la tienen. Llamémosle sin eufemismos: Coqueteo y colaboracionismo con el Monstruo. Prostituir el alma disfrazándolo de supervivencia e inmoralidad.

Semejante paisaje de/para Nuestra Cultura Nacional da pena.

Árbol que le da mangos al hacha que lo tala. Pues si naces para martillo, tendrás de clavos tres tazas.  Guten Appetit!

Sobre el autor

Adrián Morales

Adrián Morales

Adrián Morales Rodríguez es Doctor en Estética por la Universidad de la Sorbona, Paris. Artista visual, músico, compositor y multinstrumentista. Discípulo del padre de la Deconstrucción Jaques Derrida. Entre sus textos obran: “Trastornos. De lo Antropofágico a lo Antropoémico. Power Food LEXIcom” Edt: Artium, Vitoria Gasteiz, 2008. “Sobre Dalí o la Metástasis del Inconsciente”, Edt: Fundación Joan Abelló, Barcelona, 2005. “HisPánico, I, II y III”, Edt: NomadART Productions, Barcelona, 2001 o “Genética Control y Sociedades en Descomposición”, Edt: Atópics, Paris, 1995. Vive y trabaja entre Europa y Estados Unidos.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Anónimo
    Anónimo Junio 28, 17:04

    Así mismo. Lo que pasa es que la gente no conoce la historia. Ahí les dejo esta carta de Marcurse a su maestro y “amigo” Heidegger uno de los pilares de la filosofía del siglo XX que nunca renegó de su pasado filo nazi. Vivir por ver. El precio de la ética. Todo conocimiento, toda obra, como toda cultura, existencia y filosofía son sobre todo en el valor de su cívica y su moral.

    Estas dos cartas bien podrían ser dirigidas a cualquiera de esos artistas dentro de Cuba, que tan bien conocemos.

    https://jeasacademia.wordpress.com/2008/12/20/herbert-marcuse-dos-cartas-a-martin-heidegger/

    Reply to this comment

Escriba un comentario

En Venezuela el desenlace pasa por los cuarteles: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Necesidad del fuego

Jorge Olivera Castillo

                  Si sigues ocultando el fuego vendrá el invierno a hospedarse en cada rincón de mi cuerpo. No dejes que mis huesos

0 comentario Leer más
  Alcides Herrera

Una espina dorada

Alcides Herrera

                  Desde la vida rota, caigo en miles de charcos, casi todos hechos de aire y del recuerdo de que alguna vez

0 comentario Leer más
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XV y final)

Jorge Ignacio Pérez

La tarde/noche en que se fue, cayó un aguacero cerrado y largo, como los aguaceros tropicales pero sin olor salvaje. La llevamos en el coche hasta el aeropuerto y juntos,

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami