Neo Club Press Miami FL

El Barca, Mourinho y los aspersores de Wembley

El Barca, Mourinho y los aspersores de Wembley

mayo 29
14:51 2011

1-aspersoresHay que felicitar al Barcelona por su incontestable triunfo de ayer sábado sobre el Manchester United de Alex Ferguson. Salvo los primeros diez minutos de dominio inglés, sólo hubo un equipo sobre el terreno, el de Cataluña, que además movió la pelota como los dioses. No hizo falta la ayuda arbitral ni el teatro instrumentados contra el Real Madrid en semifinales. El Barca, sencillamente, arrolló a los diablos rojos.


Es lo que siempre ha sostenido José Mourinho: ¿Para qué recurrir a trucos o elementos exógenos si al Barca le sobran calidad y contundencia?  

En cualquier caso un detalle singular, desde todo punto de vista innecesario, puso de relieve que ni siquiera en su hora de gloria, y arropados por la exhibición desplegada, algunos consiguen sacarse de encima el peso muerto del despecho y la mezquindad. Los directivos azulgranas –tal vez la idea provino de algún jugador, nadie sabe–, pidieron a los de Wembley que pusieran en marcha los aspersores, para celebrar la victoria “cantando bajo la lluvia”. Era un mensaje directo al actual técnico del Real Madrid y a todos aquellos –y fueron muchos– que criticaron “la operación acuática” de los azulgranas en la semifinal de Champions del año pasado contra el Inter de Milan, en el Camp Nou. ¡No hay problemas con los aspersores!, pareció gritar a los cuatro vientos ayer el Barcelona, olvidando que acababa de vencer al Manchester, y sólo al Manchester.

El año pasado, pocos segundos después de que el Inter de Milan derribara a los azulgranas en su propio estadio, los del Barca reaccionaron con un horroroso gesto.  Mourinho y su tropa habían salido al centro del campo a celebrar y a saludar a los aficionados italianos que había viajado a Barcelona para apoyar a los suyos, cuando los responsables del Camp Nou pusieron  en marcha los regadíos del estadio, en un intento desesperado de abortar la celebración (incluso el guardameta barcelonista, Víctor Valdés, intentó reducir por la fuerza a Mou). La imagen quedó grabada en la memoria de millones de hinchas alrededor del mundo como un ejemplo de juego sucio y falta de elegancia (en la foto que acompaña esta nota).  

Este sábado, con los aspersores de Wembley, los catalanes intentaron lavar esa mancha de su pasado reciente, insinuando que también se puede celebrar bajo el agua. Pero sólo consiguieron lo contrario: acentuar el desagradable recuerdo de aquel episodio injustificable y poner de relieve que, incluso en la victoria más espléndida, una espina sigue trabada en la garganta azulgrana. La espina de Mou. O la del complejo de inferioridad nacionalista que le impide a este equipo fantástico aprender a perder, y disfrutar a plenitud del triunfo. Una cosa es mojarse y otra que te mojen.

 

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Presentación del libro “EL PRESIDENTE”, de Carlos Alberto Montaner

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Relajo y olvido

José Hugo Fernández

Hace algunos años, el poeta Ramón Fernández Larrea escribió más de doscientas columnas destinadas a calibrar hechos y personajes de la historia y de la cultura cubana, o pasajes sobre

Leer más
  Frank Castell

José Martí me escucha mientras llueve

Frank Castell

Dos patrias tengo yo: Cuba y la noche. José Martí                 Difícil, José, arrojar el tiempo montaña abajo y luego descender como si

Leer más
  Delio Regueral

El Punto Nemo

Delio Regueral

Ya sé que no soy incomprendido, lo supe al descubrirme donde se abandona un incomprensor, perdí mucho tiempo en esa etapa. El tiempo, lo único irrecuperable: a él no le

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami