Neo Club Press Miami FL

El callo y su circunstancia

 Lo último
  • El azar y la dicha   La suerte es loca y a cualquiera le toca. Y al que le tocó le tocó, como a la hermana menos agraciada del cuento, que sobrevivió a la epidemia....
  • Dialogar, un arte y una virtud   Muchas veces es el hábito de seguir el impulso de nuestras pasiones el que impide una buena comunicación. Yo blasfemaba todo el día, muchas veces a viva voz y...
  • Retrato de la revolución cubana   La foto que encabeza esta nota es reveladora. Retrata a cabalidad, personaje por personaje, la verdadera esencia de la llamada “revolución cubana”. A la extrema derecha, aparece Eloy Gutiérrez...
  • Del Islam y la libertad religiosa   Seamos claros: el Islam no es una religión sino un complejo sistema político, económico y social que utiliza a la religión para introducirse en los países desde la mente...
  • Trump, ni para alcalde de Hialeah   Por sus deficiencias educativas y culturales –especialmente por su desconocimiento de la historia y su mala comprensión de la economía–, por su horrible y repetitivo vocabulario, por su carencia...

El callo y su circunstancia

El callo y su circunstancia
enero 08
14:05 2016

 

En este maravilloso juego de vivir viviendo, durante los pequeños ratos de ocio “no creador”, me doy a la tarea de dar vueltas a las cosas “sin importancia”. Una que siempre me sorprende cuando menos la espero, es observarme a mí misma y observar al prójimo, mirar con lupa la cotidianeidad y descubrir qué pudo ser de un tema X de no haber sido el que fue.

He ahí que descubro la de veces que juzgamos o criticamos en los demás aquellas cosas que sin darnos cuenta nosotros también hacemos. Y viceversa: las cosas que muchas personas no soportan y sin embargo son las que no sólo hacen, sino que practican asiduamente.

Nos gusta que nos respeten nuestros gustos, nuestras decisiones, nuestro tiempo, nuestro espacio. Pero pregunto y me pregunto: ¿somos igualmente así de respetuosos con los demás?

No nos gustan las personas que opinan de más o a la ligera, y sin embargo lo hacemos. No deseamos ser juzgados, pero juzgamos. Nos sorprendemos diciendo o pensando “yo en tu lugar hubiera hecho esto”, pero es que no estamos “en su lugar”, estamos en el nuestro. Y como se dice, “anda un rato con mis zapatos”. Y claro, es que no todos tenemos el callo en el mismo lugar. A mí me aprieta aquí, al otro le aprieta allá. Está quien tiene más de una callosidad y está también el que aún no le ha salido ninguna. ¡Enhorabuena! (estos son los peores a la hora de mirar los caminares ajenos).

Nunca estará de más la sugerencia, el criterio diferente expuesto con respeto, el consejo amoroso y sabio, pero siempre teniendo en cuenta de que cada quien es “él y su circunstancia”.

¿Qué cuando será mejor el mundo? Pues cuando usted y yo seamos mejores. Podemos serlo, ya lo creo que podemos serlo; cada día, cada instante es una oportunidad para mejorar. Comienza el año y es un magnífico momento para no hacer a nadie aquello que no nos gustaría que nos hicieran a nosotros.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Usamat Hamud

Usamat Hamud

Usamat Hamud. Nació en Guantánamo en 1951. Hija de un libanés y una española castellano-manchega. Estudió Filología Hispana. Trabajó en la Biblioteca Provincial y como escritora y directora de programas radiales en la emisora de Guantánamo, donde terminó de crecer y vivió hasta el año 2000. Ganadora de varios premios en Radio. Su libro "La fiesta de Florinda y otros relatos", junto a Rebeca Ulloa y Lourdes Cañellas, fue publicado en 2015 por Neo Club Ediciones. Actualmente reside en Madrid.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Inspira America rinde homenaje a Antunez. ‘El Espejo’ en el Museo de la Diáspora Cubana:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Orlando Fondevila

Oración a la rosa

Orlando Fondevila

                  No por gusto te besan, oh rosa, los poetas. Es tu oficio perfumar las hendiduras y enredarte en los espacios coloquiales

0 comentario Leer más
  Gastón Baquero

Palabras escritas en la arena por un inocente

Gastón Baquero

                  Yo no sé escribir y soy un inocente. Nunca he sabido para qué sirve la escritura y soy un inocente. No

0 comentario Leer más
  Amir Valle

Hoy almorzaremos con El Duque

Amir Valle

A Demetrio Ruiz, que murió en Boston, huyendo de sus fotos de pelota, todavía hoy pegadas a la sala de su casa, en Miami.   Un comemierda. De eso tiene

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami