Neo Club Press Miami FL

“El cólera no me importa, la Franja de Gaza sí”

“El cólera no me importa, la Franja de Gaza sí”

“El cólera no me importa, la Franja de Gaza sí”
septiembre 13
00:55 2014

La propaganda castrista ha distribuido esta semana, a través de sus redes mundiales, una información sobre el envío de toneladas de ayuda humanitaria a la Franja de Gaza. Concretamente, seis toneladas de medicamentos y material desechable para cuidados médicos, con un costo aproximado de 64 mil dólares, según despachos de prensa aliada.

Pero no solo se divulgó el envío de la carga, sino además se dijo, al parecer bien alto, que “Cuba” (o sea, el Estado) estaría dispuesta a recibir heridos palestinos de la contienda bélica que ha tenido lugar en la Franja en los últimos meses.

Si la ponemos en perspectiva, la noticia resulta una burla al sentido común, teniendo en cuenta que a día de hoy cualquier persona con acceso a internet podría estar al tanto de la miseria que hay en los hospitales cubanos, abarrotados ahora mismo de enfermos de dengue, cólera y fiebre chikungunya. Hospitales cuyos ingresos han tenido que ampliarse a escuelas e internados de todo tipo por la falta de avituallamiento (camas, mosquiteros, material sanitario) y, más grave todavía, un preocupante déficit de médicos.

El hecho de que a la gente infectada se le esté llevando a centros de reclusión emergentes, responde a la intención del gobierno de aislar todo tipo de contacto, incluyendo a la prensa independiente, que es la que está informando del caos sanitario, perseguida como está por cuerpos represores del régimen.

Lo insultante de esta noticia –¡suerte para los palestinos afectados!– es que difícilmente el gobierno comunista encuentre una solución relativamente próxima para resolver una grave crisis sanitaria: No solo los hospitales se están cayendo, literalmente, a pedazos, por falta de mantenimiento durante décadas, sino también el foco infeccioso está resultando difícil de frenar, pues los basureros en vías públicas cada día van a más por falta de camiones, contenedores y equipos de limpieza de todo tipo.

Una cosa tan sencilla como los servicios comunales –que en muchos países son gestionados por ayuntamientos, condados o alcaldías– ha sido olvidada por un gobierno que tiene más interés en lo que sucede a cientos de miles de kilómetros. Todo por el afán de marcar una política “internacionalista”, pero en primer término no para ayudar a damnificados, sino para enviar un mensaje al “enemigo”.

Telesur, Havanatimes, Cubainformación, Cubadebate han publicado noticias y reportajes –incluso con reportero en Medio Oriente– sobre la donación castrista de material sanitario. Los que no están al tanto de las campañas propagandísticas del régimen de La Habana se preguntarán, tal vez, cómo un país tan pequeño puede quitarse recursos para ayudar a otro.

La respuesta la puede ofrecer cualquier enfermo de cólera de la isla, o, si éste no tiene fuerzas, alguno de sus familiares.

Por ejemplo, una periodista de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios (independiente), Rosa María Naranjo Nieves, quien, desde Holguín (700 kilómetros al este de La Habana) se preguntó si ingresar a su nieto en un hospital mugriento, o mejor dejarlo en casa a pasar la enfermedad. Un niño con dengue.

Pero la periodista lo deja claro: Lo llevó al hospital pediátrico provincial y tuvo que llevar agua para beber, el mosquitero y el ventilador. De la comida e higiene en la clínica, mejor ni hablar.

Sobre el autor

Jorge Ignacio Pérez

Jorge Ignacio Pérez

Jorge Ignacio Pérez, periodista, escritor y fotógrafo radicado en Barcelona durante once años, vive actualmente en el sur de la Florida. Reportero y cronista, graduado de la Facultad de Periodismo de La Habana, trabajó durante una década como columnista de teatro en Cuba. Desde febrero de 2007 es el autor de un blog personal llamado Segunda Naturaleza (www.queridobob.blogspot.com), que se ocupa principalmente de asuntos políticos y culturales de España, Miami y Cuba. Trabaja actualmente como editor del portal Cubanet

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Sussette Cordero

Fragmentos

Sussette Cordero

                  Abro los ojos y me rompo por el centro Abajo soy un ciempiés Arriba pienso todavía como bajar del caballo Cavilar

0 comentario Leer más
  Armando Añel

Ecos de La Habana

Armando Añel

                  en el mar la vida es más sabrosa y sobre los escombros de la ciudad transcurre el mar como una gran

0 comentario Leer más
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más