Neo Club Press Miami FL

El complejo de inferioridad, secreto del subdesarrollo

El complejo de inferioridad, secreto del subdesarrollo

El complejo de inferioridad, secreto del subdesarrollo
marzo 26
00:09 2014

 

El trabajo en equipo permitió al ser humano evolucionar hasta convertirse en lo que es hoy, según un estudio británico recientemente publicado. Ahora se comprende mejor por qué los latinoamericanos, los latinos en general, permanecen mayormente en el subdesarrollo. Porque por lo general son incapaces de trabajar en equipo, por muy inteligentes que sean individualmente.

Un estudio de científicos irlandeses y escoceses, editado por la prestigiosa revista Proceedings, sostiene que para sobrevivir “el ser humano debió cooperar con sus semejantes, lo que exigió un cerebro suficientemente grande como para navegar en la complejidad de las relaciones sociales”.

Y la complejidad de las relaciones sociales amerita, para traducirse en desarrollo, algo más que inteligencia tradicional o talento. Amerita confianza en uno mismo, inteligencia emocional, capacidad para trabajar en equipo, orden, disciplina, sentido de la cooperación. Las personas acomplejadas no funcionan en equipo.

“Si usted coopera y yo hago trampa, la próxima usted podría decir: ‘él  hizo trampa la otra vez, por lo que dejo de cooperar con él’. Debemos cooperar  para poder seguir beneficiándonos de la cooperación, valga la redundancia”, explicó Lucas McNally, del Trinity College de Dublín.

“Con frecuencia cooperamos dentro de grandes grupos de individuos que no se conocen y ello exige capacidades cognitivas para determinar quién está haciendo qué y consecuentemente ajustar nuestro comportamiento en función de ello”, añadió el investigador.

Demasiado ocupados en imponerse, desconfiar del otro, envidiar el éxito ajeno o simplemente confundir la cooperación con el servilismo (desde el complejo de inferioridad), los latinos están condenados a continuar a la zaga de culturas más prácticas en cuanto a interacción social y laboral se refiere. Muchas naciones asiáticas o anglófonas, que han logrado cuajar culturas altamente eficientes, están fundamentadas precisamente en el trabajo en equipo.

En lo personal, he visto en innumerables oportunidades cómo personalidades de notable inteligencia, incluso brillantes, se han negado a cooperar con determinado proyecto o movimiento por puro complejo de inferioridad. Al no haber sido ellos los de “la idea”, o sus principales coordinadores, no se entusiasman sospechando que puede vérseles como “seguidores”, que pueden ser  “usados” por otros. Una batalla del ego o la inseguridad sicológica que siempre se resuelve a favor del subdesarrollo y la inercia, porque para levantar un edificio, o salir de una dictadura, hay que trabajar en equipo.

Ningún individuo, por muy genial que sea, puede hacerlo solo.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más