Neo Club Press Miami FL

El Consulado cubano y los acampados de la Puerta del Sol

El Consulado cubano y los acampados de la Puerta del Sol

mayo 20
15:24 2011

1-Acampados“Esto es una farsa”. “Están compinchados”. “Nosotros somos las víctimas, no los victimarios”. Frases como éstas sonaron a la salida del Consulado de Cuba en Madrid la pasada semana, cuando varios de los familiares de los ex presos que sacaron directamente de las prisiones de Cuba, intentaron solicitar visados para regresar a la isla.

El abandono en que el Gobierno de España tiene a los excarcelados cubanos es tal que a muchos de sus familiares les ha hecho  tomar la decisión de no seguir viviendo en este país. Lo que piden es volver definitivamente a la isla. Varios son los que han pedido la repatriación al verse desamparados, según informa el Observatorio de Derecho Humanos, que preside Alejandro González Raga.

Los excarcelados no han obtenido en su mayoría estatus de asilo político, que es lo que realmente son, y sólo se les ha tratado como a simples inmigrantes, cuando en su mayoría fueron sacados directamente de las prisiones y llevados al aeropuerto José Martí de La Habana, desde donde fueron expulsados de la isla y deportados a España, como hacían en sus prácticas onerosas los representantes de la Corona española en la época colonial.

Los títulos universitarios de los excarcelados y sus allegados, por los largos trámites burocráticos, todavía no han sido homologados, lo cual dificulta aún más la búsqueda de empleo en un país donde hay cinco millones de lo que aquí llaman “parados”, es decir, desempleados. Los españoles comienzan de nuevo a emigrar a Inglaterra, Alemania y los estados nórdicos en busca de las posibilidades económicas que no encuentran en su tierra.

La razón que exponen para volver los familiares de los excarcelados cubanos es que, muchos de ellos, al estar fuera del país once meses, tendrán sus inmuebles y bienes a su nombre requisados por orden gubernamental, práctica de confiscación que se viene haciendo habitualmente con cualquiera que sale de Cuba desde hace años. Exponen “razones personales” para su regreso, sin alegar otros motivos políticos que les dificulten su vuelta, en caso de que se les permita.

Pero el Consulado de Cuba ha dicho que no. Les ha denegado rotundamente a todos los solicitantes el permiso de reingreso al país, algo que estaba previsto en el acuerdo que firmó el ex Ministro de Relaciones Exteriores, el ya depuesto Sr. Miguel Ángel Moratinos, con las autoridades de Cuba, en presencia de los representantes del Arzobispado de La Habana. Cláusula que garantizaba fehacientemente su regreso a Cuba, en caso de que así lo decidieran, como se dijo en el Comunicado del mes de julio del año pasado.

Este es un nuevo atropello del que son víctimas estos hombres valerosos por parte del Gobierno cubano y sus familiares, con la complicidad del actual Gobierno de España. La Iglesia Católica de Cuba no se ha pronunciado al respecto.

Pocos medios de prensa y televisión le dieron cobertura al incidente, salvo el diario vespertino 20 Minutos, que el pasado lunes 16 dio la noticia. El mismo se reparte gratuitamente en casi todas las entradas del Metro de Madrid.

Tal vez pasa inadvertido el incidente por la manifestación multitudinaria de miles de personas, la mayoría jóvenes, contra el Gobierno del presidente Rodríguez Zapatero, en cincuenta ciudades españolas, convocada a través de las redes sociales. Protesta sin precedentes en España, denunciando a la clase dirigente, a los gestores financieros y a la inoperancia para dar solución a la crisis en la que está hundido el país, algo que Zapatero inicialmente negó y sostuvo durante meses. El Rey Juan Carlos I guarda silencio en medio de este caos donde socialistas (comunistas) y populares se enfrentan.  

La Plataforma “Democracia Ya” pidió también la modificación de la Ley Electoral. 25 000 manifestantes se echaron a la calle en Madrid, 15 000 en Barcelona, 5 000 en Murcia. La marcha fue un acto antigubernamental y pacífico que abarcó a todas las ciudades importantes de España. En estos momentos miles de jóvenes desafían a las fuerzas de control policial en distintas ciudades, en donde no han obtenido autorización de manifestarse, empezando por la Puerta del Sol en Madrid. Hay acampados cientos de ellos. Periódicos de Londres, París y Estados Unidos llevan ya la noticia del caos en España como portada.

En tanto los ex presos cubanos sobreviven sin trabajo fijo en medio de esta incertidumbre. El Consulado de Cuba en Madrid no dio explicaciones ni a los afectados ni a la prensa.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más