Neo Club Press Miami FL

El Corán

El Corán

El Corán
Febrero 18
21:08 2015

Es indiscutible que el Corán, basado en la ley del Talión de la Torá judía, aúpa las represalias y, además, contiene disposiciones de guerra sobre todo para prevenir lo que ocurrió en la Meca a los musulmanes y para la defensa de los valores religiosos.

Durante la expansión armada islámica, los doctos de la fe gestaron una interpretación de la yihad que les permitiera lidiar con el Imperio Bizantino. Así se concibió un paradigma de guerra permanente para un mundo dividido en dos zonas: el territorio del Islam y el territorio de la guerra. De esta forma, las comarcas no musulmanas tendrían que ser convertidas mediante la yihad.

Existen en realidad dos caras del Corán; en una se proclama un Islam pacífico, espiritualista y no violento, el predicado por un Mahoma profeta espiritual inicialmente en La Meca; en la otra se proyecta un Islam irascible, vengador y beligerante, cultivado por los suratas medinenses del profeta como estadista y militar en su Hégira, el cual da pie al fanatismo ortodoxo, expansionista de los cuatro primeros califas conquistadores, y del cual extraen sus nociones los islamistas modernos.

El Corán autoriza el uso de la violencia al musulmán para proteger la libertad de creencia: “A quienes luchen por haber sido víctimas de alguna injusticia les está permitido luchar, y verdaderamente Alá tiene poder para ayudarles. Los que fueron expulsados de sus casas sin derecho sólo porque habían dicho: nuestro Señor es Dios. Si Dios no se hubiera servido de unos hombres para combatir a otros, habrían sido destruidas ermitas, sinagogas, oratorios y mezquitas donde se menciona en abundancia el nombre de Dios”.

Lo distintivo del Corán no reside en su espiritualidad religiosa o profundidad de pensamiento, que es casi inexistente. Lo único elaborado intelectualmente que posee este credo es lo heredado del judaísmo o del cristianismo, y si algo puede decirse del Corán es que constituye el mejor tratado de estrategia de conquista geopolítica de la humanidad y supera con creces las obras y tratados militares de todas las épocas.

El yihad de Mahoma es el modelo a imitar por los musulmanes que vuelven a las bases coránicas, y tal como indica la sharía, es un deber de todo musulmán llevarla contra los no musulmanes.

Existe la azora coránica Maidah 5:51 que recomienda no tomar a los judíos y a los cristianos como “amigos”. En la Surata 3:110: “Sois la mejor sociedad que Dios ha creado porque os ha dado el juicio y, por tanto, el poder de gobernar sobre todo lo que no esté bajo la ley de Dios”.

Acorde con la azora Tauba 9:29., la jizya es de índole punitiva contra los que cometen el delito de otra fe. Así, Abul Ala Mawdudi, teólogo coránico del Jamaat-i-Islami: “Los judíos y los cristianos deben ser obligados a pagar la jizya para acabar con su independencia y supremacía (…) Estos poderes deben serles arrebatados por los seguidores de la verdadera fe, que deben asumir la soberanía y conducir a los demás hacia el camino recto”.

Dice la Sura 2.120.: “Ni los judíos ni los cristianos estarán satisfechos de ti mientras no sigas su religión. Di: «La dirección de Alá es la Dirección». Ciertamente, si sigues sus pasiones después de haber sabido tú lo que has sabido, no tendrás amigo ni auxiliar frente a Alá”.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Juan F. Benemelis

Juan F. Benemelis

Juan Benemelis (Manzanillo, 1942). Diplomático, historiador y ensayista. Ha publicado más de una veintena de libros centrados en diversas temáticas, que van de lo científico a lo histórico. Entre ellos, "Las guerras secretas de Fidel Castro", "Castro: subversión y terrorismo en África", "Paradigmas y fronteras. Al caos con la lógica", "De lo finito a lo infinito", "El Corán y el Profeta", "Islam y terrorismo" y "La memoria y el olvido". Reside en las afueras de Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

En Venezuela el desenlace pasa por los cuarteles: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Necesidad del fuego

Jorge Olivera Castillo

                  Si sigues ocultando el fuego vendrá el invierno a hospedarse en cada rincón de mi cuerpo. No dejes que mis huesos

0 comentario Leer más
  Alcides Herrera

Una espina dorada

Alcides Herrera

                  Desde la vida rota, caigo en miles de charcos, casi todos hechos de aire y del recuerdo de que alguna vez

0 comentario Leer más
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XV y final)

Jorge Ignacio Pérez

La tarde/noche en que se fue, cayó un aguacero cerrado y largo, como los aguaceros tropicales pero sin olor salvaje. La llevamos en el coche hasta el aeropuerto y juntos,

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami