Neo Club Press Miami FL

El corredor

 Lo último
  • Mi amiga Guillermina   Una idea fija también puede cambiar el destino de un fantasma. Pongamos el caso de mi amiga Guillermina. Ahora se le ha metido entre ceja y ceja que yo...
  • Primavera en París   No tiene que ser forzosamente un loco. Aunque lleva varias horas sentado en el parque de La Fraternidad, bajo el abrasante sol de julio. Más bien parece un hombre...
  • Sí, jefe   Al igual que yo, muchos de mis amigos odian a su jefe. Sin embargo, no creo que ninguno de ellos tenga un jefe como el mío. Trabajo hace 15...
  • Las deudas   Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy...
  • ¿Genio o comemierda?   Después que Aristipo calificó como jugosa la muerte del comandante, la celebró con una caminata nocturna por el malecón, para disfrutar de tres cosas que no le había podido...

El corredor

El corredor
octubre 02
07:49 2015

 

Toma aire, inspirando profundamente por la nariz y exhalando lentamente por la boca. Toma aire, intentando suprimir cualquier idea. Toma aire, para cuando lo expulses también te despojes de la necesidad de todo: los deseos, los sentimientos, las tristezas, los odios. Toma aire y quédate dentro del sonido de tu respiración, dentro de tus pasos. Quédate dentro de un espacio libre de pensamiento.

Sigue corriendo.

No mires otra cosa que tu sombra proyectada en el muro. No mires al niño que desde lo alto atraviesa su tenis en tu rostro. No veas a la mujer que no se aparta del camino aunque te vea avanzar trotando por la acera. No repares en el automóvil que pasa salpicándote de agua sucia.

Sigue corriendo.

No veas la sangre del niño con la cabeza rota en el asfalto. La mujer destripada en medio de la acera. El automóvil detenido en la vía con el parabrisas agujereado a balazos.

Sigue corriendo.

Corre pegado al muro. No levantes la vista. No veas la alambrada. El cielo. No pienses en el mundo ahí afuera. Cálido. Irreverente. Atiborrado de sentimientos incontrolables. Esos sentimientos que un día mancharon tus manos de sangre.

Sobre el autor

Lien Carrazana Lau

Lien Carrazana Lau

Lien Carrazana Lau (La Habana, 1980) es graduada de Bellas Artes en la Academia San Alejandro y egresada del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. En Cuba obtuvo mención en el Premio UNEAC y en el Premio David del año 2007, entre otros reconocimientos. Cuentos suyos han aparecido en antologías como “Vida laboral y otros minicuentos” (La caja china, La Habana, 2006), “Generation Zero. An Anthology of New Cuban Fiction” (Sampsonia Way, Pittsburgh, 2014) y “Cuba in Splinters. Eleven Stories from the New Cuba” (OR Books, Nueva York, 2014). Tiene publicado el libro de cuentos "Faithless" (Habitación 69 Ediciones, México DF, 2011/TheWriteDeal, Nueva York, 2013). Actualmente forma parte de la redacción de Diario de Cuba y vive en Madrid (www.liencarrazana.com).

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Orlando Fondevila

Permitidme

Orlando Fondevila

                Permitidme ser el poema del irrompible y tutelar secreto. Está en la estrella y no es la estrella. Está en la arboladura

0 comentario Leer más
  Denis Fortún

Fábula sumaria

Denis Fortún

                Una mujer que negocia brillos y artificios que se dice equilibrada que me sabe irresponsable melindrosamente redunda en titubeos conduce simulacros emigra

0 comentario Leer más
  Félix Rizo

Puertas

Félix Rizo

                Hay puertas que atropellan la noche otras que protestan por silencio y puertas que desgarran mil sonidos bajo las pesadillas de los

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami