Neo Club Press Miami FL

El corredor

 Lo último
  • El monumento ¡Qué íbamos a imaginarnos que él andaba por estos rumbos! Eso fue por allá por 1968 o 1969, y aquí estábamos consagrados de a lleno en lo de los diez...
  • Cháchara de muertos Es sábado en la noche. Mi esposa me ha arrastrado aquí, de visita a casa de una amiga suya. Ellas dos, que ya se acercan o han llegado a los...
  • La mancha en el expediente Dicen que cuando sueñas vívidamente con tu infancia es porque se acerca la hora de morir. Más allá de cualquier interpretación sabionda o aventurada al respecto, sea relacionada con la...
  • Tubular Bells Se sentaban sobre una semiderruida cerca de piedras. Abajo, a un costado, les quedaban el pueblo y sus luces; arriba, el cielo repleto de estrellas. -¿… y muy lejos?- preguntó...
  • La sagrada rama dorada No importa que afuera el mundo sea un infierno y acechen feroces los mamertos. Es posible obviar el detalle y procurar ser feliz, al menos efímeramente feliz, si uno tiene...

El corredor

El corredor
octubre 02
07:49 2015

 

Toma aire, inspirando profundamente por la nariz y exhalando lentamente por la boca. Toma aire, intentando suprimir cualquier idea. Toma aire, para cuando lo expulses también te despojes de la necesidad de todo: los deseos, los sentimientos, las tristezas, los odios. Toma aire y quédate dentro del sonido de tu respiración, dentro de tus pasos. Quédate dentro de un espacio libre de pensamiento.

Sigue corriendo.

No mires otra cosa que tu sombra proyectada en el muro. No mires al niño que desde lo alto atraviesa su tenis en tu rostro. No veas a la mujer que no se aparta del camino aunque te vea avanzar trotando por la acera. No repares en el automóvil que pasa salpicándote de agua sucia.

Sigue corriendo.

No veas la sangre del niño con la cabeza rota en el asfalto. La mujer destripada en medio de la acera. El automóvil detenido en la vía con el parabrisas agujereado a balazos.

Sigue corriendo.

Corre pegado al muro. No levantes la vista. No veas la alambrada. El cielo. No pienses en el mundo ahí afuera. Cálido. Irreverente. Atiborrado de sentimientos incontrolables. Esos sentimientos que un día mancharon tus manos de sangre.

Sobre el autor

Lien Carrazana Lau

Lien Carrazana Lau

Lien Carrazana Lau (La Habana, 1980) es graduada de Bellas Artes en la Academia San Alejandro y egresada del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. En Cuba obtuvo mención en el Premio UNEAC y en el Premio David del año 2007, entre otros reconocimientos. Cuentos suyos han aparecido en antologías como “Vida laboral y otros minicuentos” (La caja china, La Habana, 2006), “Generation Zero. An Anthology of New Cuban Fiction” (Sampsonia Way, Pittsburgh, 2014) y “Cuba in Splinters. Eleven Stories from the New Cuba” (OR Books, Nueva York, 2014). Tiene publicado el libro de cuentos "Faithless" (Habitación 69 Ediciones, México DF, 2011/TheWriteDeal, Nueva York, 2013). Actualmente forma parte de la redacción de Diario de Cuba y vive en Madrid (www.liencarrazana.com).

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Cuánto valor cuesta no tener valor (fragmento)

José Hugo Fernández

Para Imre Kertész, el célebre escritor húngaro, Premio Nobel de Literatura en 2002, “el destino del varón en esta tierra no es otro que destruir lo tierno y lo bello,

Leer más
  Luis de la Paz

En los tiempos difíciles de Heberto Padilla

Luis de la Paz

    En una remotísima tarde de verano, sería el año 71, o tal vez el 72, el escritor José Abreu Felippe, a quien tanto le debo, me mostró un

Leer más
  Alcides Herrera

No me hables más

Alcides Herrera

                  El futuro soy yo y en él me siento. Es su bar. Me rodea Copenhague y una brisa futura me acaricia

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami