Neo Club Press Miami FL

El desplazamiento como arte marcial

El desplazamiento como arte marcial

diciembre 17
17:41 2012

0 EXPERTOEl desplazamiento es un arte marcial en sí. Ante cada agresión, hay un desplazamiento óptimo que disminuye y hasta anula la ventaja de la sorpresa, la fuerza y el peligro de una agresión corporal.  Para hacer una fuerza, adoptamos instintivamente una postura y posicionamiento que será el más óptimo para aplicarla sobre el objeto y lograr levantarlo o que se desplace de sitio. Por ejemplo, si vamos a levantar una caja pesada, nos situamos con las piernas abiertas y las rodillas flexionadas bien cerca del objeto a acarrear. Instintivamente sabemos que es la posición más idónea para que la caja no pese tanto como sería el caso de colocarnos más alejados de sus límites. Por tanto, la posición que adoptamos está acorde a lo más óptimo que pretendemos lograr en la situación sobre la que debemos recibir una fuerza o aplicarla.

Al proyectarse físicamente sobre nosotros, el agresor crea un espacio dentro de su zona de ataque donde en ese instante  es vulnerable y es muy fácil contraatacar. De conocer artes marciales o tener disposición de respuesta, podríamos muy fácilmente reducirlo o frustrar dolorosamente su acometida.

Pero quedémonos en que usted no sabe nada de técnicas marciales. Con el simple desplazamiento evadiendo el ataque, de primeras usted logra una ventaja con la que no contaba. Quizás le permita huir, que es muy recomendable (la mejor pelea es la que no se produce), pedir ayuda o ganar el tiempo suficiente para que alguien intervenga en el conflicto.

¿Y cómo entrenarse para evadir un ataque?

Es un reflejo acondicionado mediante la simple visualización mental. Si  lo desea, practique físicamente con un amigo. Pero en el tiempo que no lo haga, de cuando en cuando utilice su mente en entrenarse. Haga constantes ejercicios donde mentalmente se vea evadiendo una agresión, siempre distinta. Si le lanzan un puñetazo, se desplaza  en dirección al lado externo del brazo agresor.  Si lo rodean con los brazos, se mueve en una dirección distinta hacia donde siente que está dirigida la fuerza del abrazo.  Recuerde: hay muchos tipos de agresión, pero lo fundamental es aprovechar el impulso que le aplican y dirigirlo en el mismo sentido pero no en la misma dirección que le intentan aplicar.

Tenga en cuenta que no es un movimiento para pensar a ver qué se hace. Se perdería la ventaja. Por eso es necesario que lo incorpore a sus reflejos,  para que funcione de la misma manera que se acordona los zapatos, sin pensar.

Es simple y con complejos inesperados resultados para su posible agresor. ¡No deje de practicarlo, que nada pierde con probar!

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami