Neo Club Press Miami FL

El encierro de las palabras

El encierro de las palabras

abril 09
22:56 2012

1-0_aurobindo_salidasEl esfuerzo por la creación de un “sistema poético del mundo” trajo una gran oportunidad para deshacernos de los determinismos y del silogismo aristotélico, pero esta fuerza destinada a la búsqueda de lo misterioso, de lo innombrable, de una poética, lamentablemente se estancó en sutiles proyecciones de imágenes, símbolos y metáforas. El esfuerzo mismo, el deseo por  construir el sistema poético, impuso la creación de las imágenes, todas al margen de la realidad, de la verdad.

Este sistema alcanzó algunos vislumbres. Se aproximó a una “metafísica poética” (del por qué, no del cómo son las cosas, tal y como Joel James consideraba también la poética en los sistemas mágicos religiosos africanos). Pero no pudo despejar la incógnita de la poesía. No pudo establecer la diferencia entre la poesía en verso, y filosófica, y la poesía en actos. No pudo establecer la dinámica (la vida) del cambio de la poesía, del sentimiento que señala más allá de las palabras. Todo el  sistema poético del mundo moría encerrado entre palabras.

En “The Destiny of the Mind”, William S. Haas estableció una notoria diferencia entre la forma poética del modelo del pensar occidental y la practica poética de la filosofía oriental. En Occidente existe la “poesía” dentro de los límites de la mente (de la relación del yo con los sentidos, devenida en todo lo que es tradición del arte, romanticismo, naturalismo, impresionismo, simbolismo, modernismo, postmodernismo, metatranca, etcétera), y en Oriente existe como totalidad práctica y espontánea, sin que se desarrolle tradición y época alguna. En Occidente existe la “evolución naturalista” de la poesía; en Oriente, la evolución espiritual. Occidente se dirige a expresar lo trágico, la angustia, el vacío, la seriedad, el sinsentido de la vida; Oriente ofrece una salud, un despertar, la eternidad de la risa, la celebración y el sentido lúdico de la vida.

En Occidente la poesía evoluciona intentando dar significado a la vida mediantes las palabras, a partir de diferentes experiencias imaginarias; cuando en sí mismas las palabras no contienen ningún significado,  intentan llenar la brecha de la existencia mediante códigos. En Oriente es la existencia, la verdad, la  que cobra significado en sí misma. Occidente penetra en las palabras mediantes las imágenes; construye una lingüística, justifica con la racionalización el lenguaje. Oriente penetra con el corazón en la existencia. Oriente no está, como Occidente, interesado en desarrollar una  lingüística, sino en la revelación de la vida.

Uno de los más grandes poetas modernos de Oriente, Sri Aurobindo, intentó entronizar el modelo poético occidental en la visión poética oriental y produjo lo que es el poema más extenso de la era moderna. “Savitri: una leyenda, un símbolo” sobrepasa las setecientas páginas. Se trata según Aurobindo de una revelación, no de una imagen, no de una proyección de la mente, pero la forma expositiva del poema es racional, lógica, al estilo occidental, como si procediera de una imagen. Y el poema atraviesa por una dicotomía: tratándose de una revelación, las palabras que usa no son lo suficientemente poderosas como para ir más allá de su propio significado. La paradoja consiste en que, siendo un poema sobre la poesía en actos, no discurre en él ningún impulso poético. Es poesía en verso y filosofía.

Aurobindo es un icono de la poesía moderna. Su sistema, que está fundamentado teóricamente en “The Future Poetry”, no pasa de constituir un sistema poético del mundo también, con la diferencia que la “revelación” supera a la “imagen”. Pero el método de exposición fue el mismo que usara, por ejemplo, Lezama en su poética: imagen, forma y lenguaje constituían para el autor de marras las bases del significado de las palabras. Aurobindo creía, por su parte,  que el “modernismo” debía ceder paso a la “poesía mantrica”, a la poesía oceánica. Pero ambos poetas quedaron, según sus perspectivas de la imagen y la revelación,  encerrados en las palabras.

https://www.smashwords.com/books/view/126277

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami