Neo Club Press Miami FL

El escritor, Amazon y la literatura del futuro

El escritor, Amazon y la literatura del futuro

El escritor, Amazon y la literatura del futuro
octubre 18
16:33 2013

Internet es espectacular, provocador. Es fácil darse cuenta que la vindicación de la cultura universal tiene una de sus fuentes vivas en Internet. Esta suerte de magia tecnológica nos abre puertas, nos acerca al mundo y a nuestro anonimato. Los escritores, y creadores en general, finalmente tienen una alternativa frente a las formas cavernarias de rechazo: la censura, la prisión y la indiferencia de los agentes y las editoriales. La libertad ha llegado desafiante y futurista, con alas propias.

Sin duda, mucha gente opta por leer en Internet (comprando o descargando) antes de comprar un libro en las librerías clásicas, cada vez más desoladas si no le inventas un café o un show. Internet es más barato y muchas veces ofrece mejor calidad y novedad.  Hasta se puede leer buena literatura gratis. El fenómeno es tan peligroso que ya París está en pique con los precios dumping de la plataforma Amazon (“Francia acusa a Amazon de dumping”, Expansion.com, 04.06.2013), cuando es poco probable revertir la tendencia. La industria tradicional del libro se queja. Es de imaginar cuántos empresarios, libreros, distribuidores y agentes, incluyendo a los mimados escritores de estantería, han de estar aterrados, mientras el dineral merma al compás del cambio.

¿Cómo lo ve Vargas Llosa?

Parece que el tema está que arde, pero sin claridad, respecto a esta apertura grandiosa que es la proyección del libro autónomo, la calidad, competividad y precios. Se discute del libro, no de los autores que se benefician con los nuevos espacios de creación y  mercadeo. Vargas Llosa lo ve como la entronización de la literatura light, fácil, en los moldes de la actual “civilización del espectáculo” comercial y frívola.

Pues sí, ¿pero qué hay de malo? ¿No fueron Balzac, Dumas y Sue los inventores de la literatura fácil? Preguntemos así: ¿Qué pasa si un autor desconocido se presenta a un concurso literario o deja su complejo  manuscrito tipo Ulises, de Joyce, en una editorial? ¿O deja su libro de poesía post-vanguardista o su abrumador ensayo de dos mil páginas sobre el punto y el todo, o su novela describiendo un día erógeno de su vida? O no gana el premio, al parecer destinado a las élites rentables, o lo descartan. Internet está lleno de las quejas y martirios de los escritores rechazados, marginados, olvidados y engavetados, que es un punto que no toca Vargas Llosa.

Literatura alternativa del siglo XXI a domicilio

Se aduce por los sesudos que el Internet se ha vuelto un territorio de la cursilería literaria, de la seudo-escritura y de la catarsis narcisista y telenovelística de consumo. Y es cierto en parte. Hay de todo, para todos los gustos y con entrega a domicilio. Pero ojo, quien sea capaz de explorar bien encuentra el nuevo y singular paisaje con formas y lenguajes del siglo XXI, con lo alternativo y atrevido, lo moderno y genial. Arte nuevo. Y no concierne sólo a la literatura, digámosle “novelística”. En Facebook, en los blogs y posts, en la mensajería e-mail, los vídeos, en la inmensa red social, en el vasto foro cognoscitivo de portales, hay mucho que vale la pena, resultados digitales que deslumbran. Autores que han pasado del anonimato a las grandes ligas, solitos, sin mecenazgo.

“Internet finaliza la era de los póstumos, los anónimos y los malditos. Y poco a poco relega el monopolio de los encumbrados”. Antonio Ramos Zúñiga

El Internet demuestra, cada vez más, en sus insospechados temas y novedades narrativas, que las grandes ideas cinco estrellas son un cauce intelectual trascendente,  desmarcado de lo tradicional anquilosado. Es lo que busca mucha gente en la red, no sólo los precios bajos sino también la experiencia de las nuevas propuestas existenciales que hasta en un bello y elocuente comentario de blog constituyen el reflejo de un parto estético peculiar. Hay páginas baratijas, desde luego, pero las hay excepcionales, literarias, periodísticas, personales y de cualquier tema, que enganchan como las buenas novelas best seller y están marcando pautas. Twitter ha inaugurado los folletines de 140 caracteres, con miles de seguidores. Y Amazon ha inaugurado la era del escritor Amazon, con millones de adictos y obras de autores nuevos.

Amazon y el fin de la literatura de cajón

Es un fenómeno cultural sin precedente: el libro electrónico, el e-book, el que se baja del Internet a un ordenador, tableta o celular, el que se compra en las librerías virtuales, el que se lee en las estanterías gratuitas de la red multimedia, el que nos accede a las nuevas generaciones de autores vetados o ignorados por las editoriales tradicionales. Paralelamente, se desarrollan las posibilidades de que los autores puedan darse a conocer.  ¿De qué modo? Editándose uno mismo,  publicando sin costo, convirtiéndose en un autor DIY (siglas en inglés de “Hazlo tú mismo”).

Las editoriales tradicionales, ya dijimos, se ocupan más en promover y mercantilizar vacas sagradas y premiados. Hoy día, Cervantes, Joyce, Kafka, Conrad o el Saint-Exupéry de Vuelo de noche no habrían podido publicar. Desde Camus y Sartre y tras el boom latinoamericano, el capitalismo comenzó a escoger con pinzas a los creadores, en aras del mercado. El trágico final de John Kennedy Toole, que se suicidó en 1969 tras no conseguir publicar esa obra maestra que es La conjura de los necios, pareciera irrepetible hoy en día. Internet finaliza la era de los póstumos, los anónimos y los malditos. Y poco a poco relega el monopolio de los encumbrados. “Decenas de editoriales rechazaron a los escritores más cotizados de Amazon”, destaca John D. Sutter. Es la realidad.

La literatura electrónica, los libros Kindle y el sorprendente recurso de la autopublicación constituyen el fin del autor inédito y serían potencialmente las palancas que liberen las tendencias y gustos expresivos del siglo XXI. Habrá de todo: nuevos tipos de literatura, de mercados y de lectores. Ya esos lectores existen, son millones que buscan libros a su gusto, nada que ver con los títulos “de los más vendidos” que se anuncian. Escogen libros de la generación Kindle, auto publicados, que se venden a precio benigno, bien en formatos electrónicos o en papel, que se disfrutan por su originalidad, por ser renovadores.

Es así como la autopublicación se ha convertido en la vara mágica que está salvando del anonimato a escritores muy talentosos. Usted mismo puede ser el editor y diseñador de su libro, solo con arreglar un contrato con Amazon, que gana un porciento por la venta del libro y garantiza la divulgación internacional. La publicación no le cuesta, asume derecho de autor y con suerte puede volverse rico, si encuentra una legión de lectores en medio de una competencia atroz y global. Publicistas electrónicos como Lulu, Bubok y Apple, o en Miami Alexandria Library, también le facilitan la publicación de su manuscrito. El boom digital y el fenómeno Amanda Hocking, paradigma del escritor Amazon, millonaria gracias al Internet, parecen el nuevo rumbo al futuro.

Sobre el autor

Antonio Ramos Zúñiga

Antonio Ramos Zúñiga

Antonio Ramos Zúñiga es un periodista freelance, además de dedicarse a la arquitectura, la fotografía de viajes y la historia del arte. Actualmente investiga el patrimonio cultural de México, donde reside. Es miembro de la Asociación de Amigos de los Castillos de Puerto Rico y de la junta de editores de la revista Herencia, en Estados Unidos. Ha publicado en periódicos y revistas de varios países y recibido premios por sus trabajos. Es autor de "La ciudad de los castillos" (2006) y de las novelas "Cornatel, el secreto español" (2014) y "Bonos chinos. Todo se sabe en la vida" (2015).

Artículos relacionados

12 comentarios

  1. Israe Gaicedo
    Israe Gaicedo octubre 18, 18:41

    de hecho, Alexandria aqui en Miami, es una solucion cercana, la amazon de Miami, si la edicion sale bien, sobre todo el marketing. Vale preguntar si aceptan todo tipo de manuscrito y cuanto cuesta? Buena informacion, saludos

  2. Blanca Miosi
    Blanca Miosi octubre 18, 19:55

    Bien dicho. Ahora los escritores tenemos al alcance de un clic la publicación de un libro. Sea en formato digital o de papel, ese libro rechazado por quién sabe qué, puede ser vendido en todo el mundo sin intermediarios, y lo mejor de todo, tenemos los informes de las ventas actualizados hora a hora. ¿Que debemos “perder” horas en la promoción? Conozco muchos autores editados por editorial que tienen que hacer el trabajo de promoción que supuestamente haría la editorial. Yo misma soy una escritora “híbrida”; publico por editorial y de manera independiente. Tengo mucho que agradecer a Internet, sí señor. Y lo que dices es muy cierto: los autores consagrados que nombraste no tendrían cabida en el mundo editorial de hoy. Y en la publicación independiente hay de todo, buenos y malos escritores, al igual que en las editoriales.
    Un cordial saludo.

  3. Moisés Morán
    Moisés Morán octubre 19, 05:07

    El mundo editorial se tambalea porque no sabe como adaptarse al nuevo medio que se les presenta. Ya no son ellos los que eligen a los escritores, ahora son los lectores.

  4. Dani Lanza
    Dani Lanza octubre 19, 20:10

    Muy buena artículo. Ese complejo con la literatura fácil es muy común entre los grandes escritores. El lector fácil va ganando espacio en este sentido.

  5. mar
    mar octubre 19, 20:55

    Lo que necesitamos es que las editoriales que viven de los escritores independientes, se dediquen a luchar por sus escritores para que puedan tener un hueco en esta jungla sin organizacion, pues asi la veo en EEUU. Te cobran los ojos de la cara, te dicen que tienen publicidad, que envian tu libro a los mayoristas mas importantes del pais, pero al final no sucede nada. Los independientes necesitamos ayuda. De que me sirve tener un buen libro educativo bilingüe si las librerias no aceptan a escritores indies? No se ni a cuantas puertas he llamado, sigo a dos velas, como decimos en Espana. La esperanza no la he perdido, aunque suene algo pesimista. Sigo adelante. Unos amigos,los que me apoyan en mi cruzada, me aconsejaron que sacara mi libro en formato digital y asi lo he hecho. Tengo ganas de marcar la diferencia en el mundo educativo bilingüe. Seguire luchando, porque el dia que deje de luchar significara que mi vida como escritor habra terminado, y no estoy dispuesta a ello, la verdad.

  6. Kiko Arocha
    Kiko Arocha octubre 21, 09:28

    Por favor, no se interprete este texto como un anuncio, sino para que se conozca que hay preocupación, no solo por los escritores, sino también por algunos editores, de establecer un mejor modelo de negocios. En Alexandria Library nos queremos acercar a lo mejor de las editoriales tradicionales y a lo mejor de las editoriales de autor, adelantándonos a la convergencia quizás posible entre esas dos maneras de publicar, hasta ahora opuestas.
    Ofrecemos servicios profesionales de edición, confección, distribución y promoción de libros, sin rechazar a ningún autor, quién en lugar de recibir los bajos royalties (regalías) que ofrecen las editoriales tradicionales (10-12%), reciben del 40 al 60 por ciento del precio de venta para libros de papel y del 60 al 70 por ciento en libros electrónicos. El autor financia los servicios editoriales, aunque si la obra nos despierta interés comercial proponemos al autor un menor o ningún financiamiento a cambio de participación en las regalías, con libertad para el autor de aceptar o no. Esto lo hemos hecho ya muchas veces.
    Tratamos de que los libros cumplan con altos estándares de edición y confección. Sin embargo, y en amparo a la libre expresión, publicamos sin nuestro sello aquellas obras que no alcancen esa calidad, y cuyos autores no puedan sufragar los gastos de una corrección que la eleve al grado aceptable.
    Nos gustaría discutir públicamente aquí ideas para mejorar las políticas de las editoriales. Los escritores deben comprender también que las editoriales son un negocio y hay que cubrir gastos y obtener ganancias. Si un libro bueno no vende, de algún lugar tienen que salir los fondos para cubrir la edición. No siempre coincide el gusto del público con el mérito de un libro.
    La promoción de los libros merece atención especial, porque se le tiene como el talón de Aquiles de las pequeñas editoriales independientes.

  7. Fernando Gamboa
    Fernando Gamboa octubre 23, 11:08

    En mi opinión la literatura está dando un salto gracias al ebook, comparable a la aparición de la imprenta. Estoy seguro de que por entonces también habría autores consagrados, fabricantes de tinteros o escribanos, que pondrían el grito en el cielo y tacharan a la imprenta como invento del diablo.
    El ebook es solo una herramienta, un medio de difusión, no un contenido, y como tal medio está logrando poner la literatura al alcance de millones de lectores que antes se lo pensaban tres veces a la hora de gastarse veinte euros en un libro, pero que ahora por ese precio pueden leerse diez o veinte. Esto, no solo beneficia a los lectores que pueden leer más por menos (y que sin duda lo harán) -y en consecuencia a la sociedad que así se hará más culta-, sino que, además, está permitiendo publicar sus obras a infinidad de escritores que, aun creando obras dignas de ser publicadas, por diversas razones no encontraban su hueco en el complejo mundo de la publicación editorial.
    Resumiendo: con el ebook ganan los lectores y la inmensa mayoría los escritores, pero salen perjudicadas editoriales tradicionales y librerías, que se verán forzadas a reinventarse.
    De cualquier modo el ebook ha llegado para quedarse, y solo nos resta evolucionar con él, o desaparecer.
    Que cada uno elija su bando.

  8. Antonio Ramos Z.
    Antonio Ramos Z. octubre 24, 01:02

    Fernando, has utilizado una expresión clave, “…la sociedad así se hará más culta”.
    Hasta hoy todas las novedades tecnológicas han sido un beneficio de masas ,¿por qué no ha de serlo poner la librería a domicilio con el ebook y liberar la creación de los requisitos tradicionales? Un buen blog, administrado por alguien creativo ya de hecho es literature y tiene seguidore. Son los nuevos tiempos. !Mira tu eres un caso exitoso dentro de estos nuevos tiempos! Gracias.

  9. gracival2006@yahoo.com
    gracival2006@yahoo.com octubre 27, 16:37

    MANOS A LA OBRA. QUIERO VER TODOS TUS LIBROS (QUE SON MUCHOS)MUY PRONTO EN ARMAZON
    ERES UN EJEMPLO DE AMOR Y PERSEVERANCIA EN LA LITERATURA.

  10. Maialen
    Maialen mayo 31, 23:35

    Buen artículo, aunque yo siempre he dicho que amazon y plataformas similares tienen doble rasero… Muchos no cuidan sus historias en ningún sentido (ortografía, maquetación, diseño…) Recordemos que puedes ponerla en createspace en papel, y hay autenticas atrocidades.
    Por otro lado Bubook, si quieres que te la pongan bien (maquetada, diseñada…) tiene unos precios desorbitados, lo digo porque yo me dedico a eso!
    Sin embargo opino que si las distribuidoras bajasen sus porcentajes, en españa se quedan hasta un 65% del valor del libro, las librerías podrían trabajar mejor. La gente acude a internet por los precios asequibles y novelas frescas.

  11. letras
    letras junio 07, 16:28

    Amiga, tienes cierta razón. Pero, 1) no has tenido suerte con los precios y ganancias, y me consta que tus obras son interesantes, pero hay quien está muy satisfechocon esas plataformas, aparte de que retienes los derechos, pero no olvides que Amazon es una empresa, debe ganar algo. Y 2), es verdad que hay adefesios, ningún control, cuestiones irrisorias de ortografía, pero también las hay en papel después de pasar supuestamente por los correctores. El que publica, si no quiere desacreditarse, debe buscar los servicios de corrección de estilo, etc. Pero la culpa no es de Amazon. Mira siempre el lado bueno, que tiene sin dudas más valor que lo negativo.

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más