Neo Club Press Miami FL

El español, en estado crítico

El español, en estado crítico

El español, en estado crítico
enero 22
20:14 2014

Cuando miro las noticias y veo a los periodistas delante del centro de traumatología del Hospital Jackson reportando el estado de lesionados o heridos en accidentes –o en incidentes–, pienso que hay palabras, expresiones, términos irrecuperables. Eso me pone nostálgica. Me recuerda cómo mi padre, médico, hablaba de heridas o lesiones graves o leves y se refería al estado de los pacientes como grave, menos grave o fuera de peligro, palabras que corresponden a la clasificación en inglés de estado crítico, crítico pero estable y estable. Las equivalencias no son exactas, si es que vamos al significado de las palabras en cada idioma. En español, la palabra crítico tiene 11 acepciones en el diccionario de la Real Academia y ninguna de ellas se refiere a la condición de salud de una persona. La expresión crítico pero estable es bastante contradictoria. Y en cuanto a estable, sugiere que no hay cambios, pero no implica que la vida no peligre.

He aquí una muestra de la gravedad del idioma. Me parece que sufre de una contaminación lingüística, que tiene problemas de oído y, sobre todo, déficit de atención.

Veamos unas pocas cosas: no se dice diabetis, sino diabetes. No es lo mismo accidente que incidente. Un accidente es un suceso que ocurre (dice el diccionario que involuntariamente, ja, ja) y que resulta en un daño para las personas o las cosas, en tanto que incidente es una “disputa, riña, pelea entre dos o más personas”. Cuando una persona pierde la capacidad de trabajar, decimos que está inhabilitada, no deshabilitada. Y canceroso y cancerígeno son dos cosas distintas. Cancerígeno quiere decir que produce cáncer: el tabaco, por ejemplo. Canceroso significa que tiene las características del cáncer. En el lenguaje común, decimos tumores malignos o benignos.

También se confunde prever con proveer.  Prever es ver con anticipación, ser previsor, captar las señales de lo que puede suceder. Se conjuga como ver, con el pre delante. Por lo tanto, no se prevee mal tiempo para mañana, sino que se prevé, se previó, se preverá, se ha previsto, etc.

En cuanto a proveer, me choca la expresión proveedores de salud; será porque asocio proveedor con el comercio y no con la ciencia. Me choca por dos razones: una, porque la imagen que yo tengo de un médico es la de una persona cuya profesión es sanar, aliviar el dolor, cuidar la salud de los demás. Cansada estoy de ver a mi padre darle muestras médicas y un cartucho de naranjas a cualquier pobre que tocaba a su puerta, enfermo, y sin poder pagar. Nada que ver con negocio. También me choca por el significado de la palabra. Se proveen bienes, enseres, cosas, frijoles, libros. Pero la salud se tiene, se cuida, se pierde, se recupera, todo eso, pero nadie puede proveer salud, ni alegría, ni ilusión, ni ninguna cosa intangible.

Finalmente, pienso que todos los cubanos llevamos un médico en el alma. Hablamos con tremenda soltura de resonancia magnética, de ganglios infartados, sabemos lo que es una minerva, un pólipo, una endoscopía.  Y esta mezcla de idioma, ciencia y nacionalidad, me hace recordar a una mujer, nieta de esclavos, analfabeta total, pero con su médico a cuestas, que un día me dijo que le habían hecho un tresonido porque tenía problemas en las sindicales. No es broma, todo lo contrario, muy triste.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Madeline Hernández

Madeline Hernández

Madeline Hernández, traductora, editora, profesora de español, es doctora en Pedagogía por la Universidad de La Habana. Ha sido conductora de diversos programas de radio y televisión orientados a la educación infantil. Es fundadora del INPYL (Instituto Nacional para Párvulos y Lactantes), primero de su tipo en Cuba. Al ser intervenido el negocio por el castrismo, Madeline se dedicó a la enseñanza del idioma español para profesionales y extranjeros. Reside en Estados Unidos (ProfesoraMadeline@gmail.com).

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Armando Añel
    Armando Añel enero 22, 23:38

    tresonido para las sindicales. Carajo!

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami