Neo Club Press Miami FL

El feeling de Arístides Pumariega

 Lo último
  • Amir Valle, su largo viaje Quien pregunta con insistencia, con la intención de conocer y que conozcan la posición de su entrevistado, del mismo modo recibe argumentos donde hallará razones que, algunas, puede que sean...
  • Sylvia Iriondo, lideresa de primera fila Sylvia Iriondo está hecha de energía y vibraciones. Sus tareas las emprende con ímpetu formidable; sus sentimientos los expresa con firmeza rotunda. Acto y voz son en ella una mixtura...
  • El feeling de Arístides Pumariega Denis Fortún: ¿Quién es Arístides Pumariega, o Aristide a secas?  Arístides Pumariega: Un soñador que algunas veces  se despierta. DF:¿Cómo llegas a la música y finalmente cómo terminas haciendo caricaturas?  AP: De la...
  • Cuatro preguntas a José Alberto Velázquez En 2016 Neo Club Ediciones publicó Ghetto, un poemario irreverente en casi todos los sentidos, cargado de una energía desmitificadora. Más recientemente, nuestra editorial volvió a publicar la obra de...
  • Julio Antonio Molinete, los cuatro puntos cardinales En el marco del proyecto Puente a la Vista, un jurado compuesto por los poetas Jorge Olivera Castillo, Víctor Manuel Domínguez García y Rafael Vilches Proenza otorgó este verano el...

El feeling de Arístides Pumariega

El feeling de Arístides Pumariega
enero 18
01:43 2018

Denis Fortún¿Quién es Arístides Pumariega, o Aristide a secas?

 Arístides Pumariega: Un soñador que algunas veces  se despierta.

DF:¿Cómo llegas a la música y finalmente cómo terminas haciendo caricaturas?

 AP: De la música nunca he salido; la caricatura es mi pentagrama.

DF: A mi juicio, uno de tus personajes más emblemáticos es “Subdesarrollo Pérez”. Háblame de su concepción ¿Cómo nace un “tipo popular”, que termina apuntando de manera critica lo que acontece a su alrededor, unas veces manifiesta y otras un tanto velada, en medio de una dictadura que al señalarla en lo más mínimo considera a este acto como traición a la patria?

AP: “Subdesarrollo…” no es mi personaje más emblemático. El personaje emblemático, en  realidad,  soy yo.  “Subdesarrollo…” es el protagonista que serpentea la censura de la dictadura, con  sus  bromas veladas  en  ocasiones, y  directas en otras.  Insertado  en situaciones reales del  entorno, de su  época, hace y dice lo que hubieran querido  decir muchos, y para eso acude al arte de la simulación, que desde  el mismo 1959 se adoptó en Cuba como comportamiento social para la sobrevivencia. Pienso que su popularidad estribó en ubicarse en el costumbrismo gráfico, en su espontaneidad, su   gracia, vestirse  como lo hacían los dirigentes del sindicato, los administradores.  Se  reía de ellos usando  botas rusas, pantalón de  miliciano y una enorme medalla de la Virgen de la Caridad colgada al pecho. Simulaba, vacilaba, figuraba, haciendo descaradamente uso de  la  doble, tercera, y hasta cuarta moral. El lío de “Subdesarrollo…”, fue cuando dejó de jugar con “la cadena y jugó con el mono”. Hizo un  chistecito a partir de un discurso de Fidel Castro, y ahí lo  desaparecieron a él,  y a mí lógicamente, de la prensa cubana. Estuve  “congelado” por  casi  ocho años. Mi salvación fue la revista Opina.

DF: Otros personajes en tu obra a los que les tengas especial afecto, menos populares que “Subdesarrollo…”

AP: “La Bobocracia” fue una sección en la revista Bohemia, que salía todas  las semanas. Criticaba a los “bobócratas”, burócratas, personajes  o “cuadros”, como les dicen allá a los dirigentes, que utilizaban la burocracia como método. La publicaron en el periódico  Pravda de Moscú, a modo de ejemplo de lo que podía considerarse la perestroika cubana. Y me cerraron la sección y me dijeron que en Cuba ya se había “superado” la burocracia.

DF: ¿En cuántos seminarios humorísticos trabajaste en Cuba? ¿Lo has hecho para publicaciones internacionales? Dime por último de tu periodo en la revista “Opina”.

AP: En Cuba, pues en todos. En  Colombia colaboré en varias publicaciones. Y sí, claro, he publicado en revistas lo mismo en  México, Canadá, Venezuela, España, Italia, Japón,  y en  otras más.  En la revista Opina, fui su director artístico de principio a fin. Los  primeros cuatro números  se hicieron  en mi casa. Ya  luego  teníamos nuestro espacio en la Demanda  Interna. Opina revolucionó el mundo de la prensa en Cuba hasta ese momento. Abordamos temas como la farándula, los horóscopos, clasificados de venta y compra, hasta entonces prohibidos en  la Isla. Fue  muy  popular y llegamos  a tirar un millón de  ejemplares… era un  tabloide, papel  periódico.  Sin embargo, eran la  frescura y los  temas, el diseño en general, lo que gustó tanto. Luego vinieron “Los Girasoles”, premios de la popularidad otorgados por la población, que votaba por  sus artistas preferidos.  

DFTodo creador, todo artista, sin que importe cuál sea la manifestación en que se desenvuelve, siempre ha tenido influencias de los grandes que le anteceden. En lo que al contexto cubano se refiere, de marcada tradición y sumamente rico en exponentes dentro de “tu oficio”, ¿quiénes influenciaron en tu desempeño, y a quién consideras tú el caricaturista más significativo en la historia gráfica cubana?

AP: Son varios e importantes los caricaturistas cubanos, pero los clásicos que me anteceden, los que considero que ciertamente influyeron en mí, son Conrado Masaguer, Juan David, Eduardo Abela y Antonio Prohías. Aunque te confieso, siempre lo seguí, y creo que me ha  influenciado mucho en mi  dibujo, el caricaturista e ilustrador de origen rumano, conocido por  sus  trabajos en ‘The New Yorker, Saul Steinberg.

DF: Personalidades, caricaturas que hayas hecho con disfrute y a las que guardes un especial afecto.

AP: Tantas…,  que no sabría decir cuál me gusta más. “La Habana Piano” es un argumento  recurrente. He realizado innumerables versiones sobre ese tema, y todas  me gustan. Haciendo memoria, diría que me gustan especialmente las que he hecho de Celia Cruz, y aún más la serie de Celia y los  Grandes: Celia  y Pavarotti; Celia y Elvis Presley; Celia y John Lennon; y con otros músicos de los grandes, y bien grandes, algunos con los que  nunca  cantó pero que en mis caricaturas feeling los reúno en una verdadera constelación de estrellas. Los Beatles de la 8 Street, otro de mis sueños. Los  Cuatro de Liverpool caminando sobre fichas de dominó. Ernesto  Lecuona; Chano Pozo; Paquito D’ Rivera; las colecciones: “New York New York”; “Tejiendo Sueños”; “Estampas  cubanas”… En fin,  lo cierto que en cada una de ellas va un poco de mis  sueños, y están tocadas de mucho sentimiento, mucho feeling.

DF: Sé que ilustras libros de otros autores y, sin embargo, ¿hay alguno que recoja, sino toda, una gran mayoría de tu obra y pueda uno disfrutarlo, leerlo?

AP: He publicado varios libros. “Fidel Castro, el último  dinosaurio”; “Azúcar”; “El Viejo y el Mal”; SubdesarrolloPerez@balsero.coño y estoy trabajando en uno nuevo, que  espero esté listo para  fin de este año o para inicios del próximo. El año pasado Ubaldo Medina hizo  el documental “Arístide y sus tres orillas”, e increíblemente aparecen en el filme más  de 200 obras mías. Es como si se tratara de un catálogo digital, digo yo.

DF: Arístides y la pintura: ¿pintas lienzos?

AP: Sí, trabajo sobre  lienzo, cartulina, papel reciclado, siempre sin importar el soporte técnico, y trato de mantener el humor.  

DF:¿Qué significó para ti la revolución cubana, teniendo en cuenta que eras joven al momento de instaurarse en el poder ? ¿Alguna vez creíste en la “utopía redentora” que nos iba a salvar como nación, según ellos, luego de tanto ultraje supuestamente padecido en la época republicana?

AP: Si te digo la verdad, nunca creí en la utopía.

DF: ¿Cuándo y cómo decides salir definitivamente  de Cuba? ¿Qué razón en específico te hizo “quemar las naves”?

AP: Yo había quemado mis naves “mentales” hacía bastante tiempo.

DF: Colombia: de tu tiempo allá, junto a Rebeca Ulloa… ¿Fuiste alguna vez censurado, incluso perseguido, por tu condición de disentir y abandonar Cuba?

AP: Increíblemente sí, y de qué manera. En Colombia tuvimos que pedir protección a la ACNUR (Alto Comisionado  de Naciones  Unidas para Refugiados). Hicimos un libro que nos trajo muchos problemas con la embajada cubana en ese país: “Fidel  Castro, el último dinosaurio”. Lo publicamos con la editorial Oveja Negra, y lo presentamos en la Feria Internacional del Libro de Bogotá, creo que en el 2002.

DFEn el exilio tenemos la libertad para crear, y no estamos sujetos a la férrea censura oficial que se padece en los regímenes totalitarios. Ahora bien, ¿ha tenido Arístides aquí toda la libertad que desea para presentar sus proyectos, y te han apoyado?

AP: Aquí gozo de mucha libertad para soñar, trabajar y vivir. Siempre tengo un proyecto y, si no me apoyan, pues da igual. Siempre insisto.  

DFHablando de proyectos, ¿ahora mismo cual tienes?

AP: Tengo muchos, pero estoy empecinado preparando un libro de arte feeling, como llamo lo que hago. Son caricaturas de músicos y de ciudades, todo relacionado con la música. Y estoy trabajando en una colección que pienso voy a titular “Habana Clásica”,  y que “sueño” sea mi próxima exposición.

DFCuba, de nuevo, para concluir, y una pregunta que reitero: ¿es una herida que no cierra, por la que sangras aún?

AP: Cuba es un sueño constante, del que espero poder despertar alguna vez.

Sobre el autor

Denis Fortún

Denis Fortún

Denis Fortún (La Habana, 1963). Poeta y narrador. Artículos y crónicas de su autoría, con un toque humorístico sobre la cotidianeidad en Cuba y su exilio, aparecen con regularidad en bitácoras de otros autores, y en diversos ciberportales y revistas. Textos suyos han sido incluidos en antologías de narrativa y poesía en Cuba, México y Estados Unidos. En Miami, donde reside actualmente, edita el blog Fernandina de Jagua. Ha publicado los poemarios ‘Zona desconocida’ y ‘Serio divertimento’, ‘El libro de los Cocozapatos’ (narrativa) y ‘Diles que no me devuelvan’(crónicas). Tiene inéditas dos novelas: 'Cueros contemporáneos' y '324 Mendoza'

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Carlos Alberto Montaner

La vida íntima y disfuncional de la familia Marx

Carlos Alberto Montaner

El 5 de mayo, el sábado pasado, se cumplieron 200 años del nacimiento de Carlos Marx en Tréveris, Alemania. No voy a hablar sólo del marxismo. La realidad y el

Leer más
  José Gabriel Barrenechea

Cháchara de muertos

José Gabriel Barrenechea

Es sábado en la noche. Mi esposa me ha arrastrado aquí, de visita a casa de una amiga suya. Ellas dos, que ya se acercan o han llegado a los

Leer más
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami