Neo Club Press Miami FL

El filósofo

 Lo último
  • Y si murmuro                   Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por...
  • Tres tiempos                   Esta calle vacía, este cielo gastado hasta lo insípido, este aire, un tanto indistinguible del otoño como un reflejo, constituyen el...
  • Chatarra                     Señor, ¿por qué trajiste a este mundo Tantos seres hermosos y agraciados? ¿Con qué fin los creaste? ¿Por qué misión...
  • Necesidad del fuego                   Si sigues ocultando el fuego vendrá el invierno a hospedarse en cada rincón de mi cuerpo. No dejes que mis huesos...
  • Una espina dorada                   Desde la vida rota, caigo en miles de charcos, casi todos hechos de aire y del recuerdo de que alguna vez...

El filósofo

El filósofo
febrero 21
23:52 2016

 

De tanto confundir la praxis con el funeral, el filósofo engulló su lengua. Fue exactamente en una disertación ontológica, donde los-golpes-de-la-sin-razón (la muerte por descubrir) y el viejo Freud conformaban un monólogo demencial; aun después del té y las tostadas con mermelada (barriga llena, corazón contento).

Luego (superponiéndose físicamente), ante los ojos atónitos de sus discípulos, precipitó la muerte. Así llegó el silencio, el levitar, la brisa helada.

Sobre el autor

Damián Viñuela

Damián Viñuela

Damián Viñuela nació en La Habana en 1966. Pertenece a la llamada “Generación de la Plaza de Armas”. Tiene publicados los poemarios “Turno en psiquiatría”, “Se ha vuelto loco el loco” y “Delirium o cosas” (“traducción de esa rara máquina que nombramos Estado”). Actualmente reside en la capital cubana.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner sobre el discurso del presidente Trump en la ONU:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Breves apuntes sobre la brevedad

José Hugo Fernández

1-Augusto Monterroso, artífice de la brevedad literaria, se encontró cierta vez con un presunto lector, quien le dijo que estaba leyendo una de sus obras, El dinosaurio, que es justo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Y si murmuro

Rafael Vilches

                  Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por

0 comentario Leer más
  Philip Larkin

Tres tiempos

Philip Larkin

                  Esta calle vacía, este cielo gastado hasta lo insípido, este aire, un tanto indistinguible del otoño como un reflejo, constituyen el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami