Neo Club Press Miami FL

El gran desafío

 Lo último
  • Los últimos cartuchazos del general Cuesta entender la seriedad con que algunos medios de información, así como muchos intelectuales e instituciones internacionales, asumen todavía las “noticias” procedentes de la dictadura cubana. Es un despropósito cuya...
  • El extemporáneo regreso a Numancia de Pablo Guadarrama Teníamos en Santa Clara a un señor académico que pasaba por filósofo: El ilustre y sapientísimo doctor Pablo Guadarrama. Al menos lo teníamos hasta que un buen día, muy apolíticamente,...
  • El comunipithecus vs la infinita interacción humana ¿Qué es el capitalismo y que entiende por ello el comunipithecus, subespecie que habita en varias partes y aún parece predominar en Cuba? ¿Será cierto que el derecho a poseer...
  • Lo mejor y lo peor de Trump a un año de su mandato Lo mejor de la presidencia de Donald Trump es haber rebajado sustancialmente los impuestos a las corporaciones. En un planeta ávido de inversiones internacionales es inteligente hacerlo. Hay que competir...
  • El hombre del año y el vicio de siempre Marcelo Odebrecht es el hombre del año en América Latina. Este ingeniero brasileño nacido en 1968, nieto del fundador de un enorme conglomerado empresarial, es el príncipe de los coimeros del planeta....

El gran desafío

El gran desafío
junio 11
15:58 2016

 

Las elites extractivas de renta ya no solo forman una oligarquía en cada país, sino que se estructuran en un conglomerado a nivel global: desde Argentina, Venezuela y Cuba en los extremos hasta Estados Unidos, Francia, España, Italia, Grecia, etc. Es lo que está de moda desde hace mucho tiempo, el llamado consenso socialdemócrata cuyo dominio tras la Gran Recesión de 2008 se ha hecho más poderoso y visible.

Si esta tendencia parasitaria de las élites políticas, bancarias y empresariales, así como sindicales –el Cartel de Washington, al decir del Senador Ted Cruz–, no se revierte, el capitalismo tendrá sus años contados, pues este Estado del Bienestar es realmente el bienestar del Estado, cuyo intervencionismo nos lleva inexorablemente a la socialización completa, o sea, al colectivismo, que ya desgraciadamente conocemos.

Si a este movimiento liberticida le añades el serio desafío que a nuestra civilización impone la creciente amenaza del islamismo coránico, el cual ya comienza a cebarse en nuestras propias carnes, el peligro resulta francamente real. Es como un movimiento de pinza contra el productor, contra el innovador, contra el generador de riqueza y de empleo, por un lado, y por el otro contra los más sólidos fundamentos liberales y democráticos de nuestras sociedades y de nuestra cultura.

¿Qué le cabe hacer a Occidente? Pues defenderse con uñas y dientes. ¿Pero cómo vamos a confiar nuestra defensa a unos gobernantes que no nos representan, que gobiernan totalmente a espaldas del ciudadano y que no cesan de rapiñarnos cuanta renta y ahorro pueden con el fin de articular sus redes clientelares, vivir en la opulencia y perpetuarse en el poder mediante el voto cautivo de los inmigrantes, incluso islamistas?

Creo firmemente que frente al curso de desastre al que apuntan los acontecimientos que vivimos, la respuesta tiene que ser una revolución conservadora a escala global que dé un vuelco radical al poder del Estado y la incertidumbre que nos agobia y empobrece. La insoportable carga de una deuda imparable y apabullante, un esfuerzo fiscal en aumento y un sinfín de problemas económicos y sociales ha eclosionado a partir del abandono de los principales fundamentos del capitalismo de libre mercado y del sistemático intervencionismo estatal ya no solo en la economía, sino además en el ámbito de nuestras vidas.

Hemos dejado al leviatán estatal avanzar demasiado y es hora ya de pararle los pies en seco, so pena de acabar esclavos de un gran gobierno global y recitando el Corán en nuestros templos cristianos.

Sobre el autor

Enrique Collazo

Enrique Collazo

Enrique Collazo es Licenciado en Historia por la Universidad de La Habana. Realizó estudios de Doctorado en la Universidad de Educación a Distancia de Madrid. Ha publicado libros sobre las cuestiones de la banca y el crédito en Cuba, tanto en la Isla como en España, y colaborado asiduamente en publicaciones como la revista Encuentro de la Cultura Cubana y su página web Encuentro en la Red, la Revista Hispano-Cubana, Cuadernos de Pensamiento Político e Islas, entre otras. Actualmente reside en Madrid.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Radio Viva 24

Carlos Alberto Montaner – El por qué de los ataques acústicos en Cuba

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Ray Faxas

Cuatro tristes cubanos y un libro feliz

Ray Faxas

Mi casa es breve, solo está en mis ojos. Pero es de noche, soy patria, estoy cansado― y no encuentro mis ojos por ninguna parte. (La guerra de los dioses,

Leer más
  Félix Rizo

Jiribilla

Félix Rizo

Así es como termina el mundo, no con una explosión sino con un lamento. T. S. Eliot                 Esta mañana al levantarme He

Leer más
  Gastón Baquero

Cristo en Navidad

Gastón Baquero

En los observatorios astronómicos chinos se anotó esa noche un raro fenómeno en la esfera celeste. Los hombres de ciencia, los técnicos, se limitaron a inscribir en sus tablillas el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami