Neo Club Press Miami FL

El individuo y la patria

El individuo y la patria

El individuo y la patria
junio 28
14:52 2015

Tanto la sociedad norteamericana como el régimen vigente en Cuba blasonan de patriotismo. La diferencia fundamental reside en que en la Isla se defiende un patriotismo estatal, de jauría, mientras que en Norteamérica se ha reivindicado siempre un patriotismo basado en la libertad del individuo.

La base del patriotismo sano descansa en primer lugar en un modelo de libertades con responsabilidades del cual se beneficia el individuo como merecedor de respeto por el Estado y del resto de los agentes sociales. Con respecto al uso y el abuso de un patriotismo vacuo, que solo sirve como herramienta agitadora para políticos populistas, vale decir que este fenómeno suele ocurrir en países donde históricamente la construcción de un Estado fuerte antecedió a la cristalización de una nación finalmente débil. Sin embargo, esto sería tema de análisis para otro trabajo.

Volvamos al patriotismo, el cual en su forma más positiva no está determinado por el nacimiento, por la etnia o por la identificación con una cultura, sino por la libre asociación de individuos en torno a unos principios que protegen, con arreglo a la ley, los derechos individuales, como es el caso de los Estados Unidos.

En Cuba, sin embargo, siempre se ha invocado el patriotismo para reclamar la subordinación de los intereses, o incluso de los derechos más naturales del individuo, a los del Estado Leviatán. Patriotismo es, de acuerdo con la rígida definición castrista, aceptar que mi vida no me pertenece, que soy un peón al servicio del Estado cubano, o sea, de Castro, considerando que supuestamente en él se encarnan la patria, la revolución, la soberanía, la dignidad y todos los atributos positivos de lo que se entiende por la patria cubana.

Evidentemente una patria que esclaviza y priva de toda libertad a sus ciudadanos no es una patria: es una cárcel y eso es Cuba. El patriotismo castrista es disyuntivo pues supone la inmolación del yo en aras de los “superiores” fines del colectivo, de la masa: es sólo la yunta que conduce a la total mansedumbre.

El patriotismo es virtuoso cuando es integrador; cuando su naturaleza inclusiva impulsa la libertad y el bienestar de todos y cada uno de los ciudadanos, de manera voluntaria y sin coacción estatal. El patriotismo que recurre a las mordazas y que necesita ser adoctrinado e introducido en las cabezas a trompicones, en círculos de estudio leninistas, no es patriotismo: es un “brain wash” a escala macro.

Castro, al creer que encarna a la patria, ha impuesto una patria a la que todos debemos obediencia, aun cuando nos avergoncemos de ella, pero precisamente por ser el patriotismo un sentimiento natural y espontáneo, muchos cubanos han terminado renegando de su patria en un sentido moderno. El patriotismo, entendido como aquel que es monopolio del Estado para maniatar a los ciudadanos y convertirlos en borregos, es justamente lo contrario a la libertad, derecho natural de todo ser humano.

Benjamin Franklin dijo: “Donde mora la libertad, allí está mi patria”. Por eso tantos cubanos emigran hacia Estados Unidos en busca de la libertad y poco después de estar allí experimentan una fuerte sensación de pertenencia a esa nación, la cual defienden de una manera civilista, ejerciendo su libertad de una manera responsable y su patriotismo de forma voluntaria.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Enrique Collazo

Enrique Collazo

Enrique Collazo es Licenciado en Historia por la Universidad de La Habana. Realizó estudios de Doctorado en la Universidad de Educación a Distancia de Madrid. Ha publicado libros sobre las cuestiones de la banca y el crédito en Cuba, tanto en la Isla como en España, y colaborado asiduamente en publicaciones como la revista Encuentro de la Cultura Cubana y su página web Encuentro en la Red, la Revista Hispano-Cubana, Cuadernos de Pensamiento Político e Islas, entre otras. Actualmente reside en Madrid.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Presentación del libro “EL PRESIDENTE”, de Carlos Alberto Montaner

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Relajo y olvido

José Hugo Fernández

Hace algunos años, el poeta Ramón Fernández Larrea escribió más de doscientas columnas destinadas a calibrar hechos y personajes de la historia y de la cultura cubana, o pasajes sobre

Leer más
  Frank Castell

José Martí me escucha mientras llueve

Frank Castell

Dos patrias tengo yo: Cuba y la noche. José Martí                 Difícil, José, arrojar el tiempo montaña abajo y luego descender como si

Leer más
  Delio Regueral

El Punto Nemo

Delio Regueral

Ya sé que no soy incomprendido, lo supe al descubrirme donde se abandona un incomprensor, perdí mucho tiempo en esa etapa. El tiempo, lo único irrecuperable: a él no le

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami