Neo Club Press Miami FL

El Libro de la Salvación: Génesis (II)

El Libro de la Salvación: Génesis (II)

septiembre 22
15:14 2011

1-baby_en_la_playa2:1 Se hizo un silencio como ninguno, vasto como un trueno en la segunda noche, cuando Idamanda descendió hacia La Playa.

2:2 Las olas rompían tenuemente sobre la arena y los amantes evolucionaban bajo la cegadora luz del caracol.

2:3 Y dijo Idamanda: En el principio fue el Señor de las Risas, que era un niño, cuando el dinero no pesaba en los bolsillos. Mas hubo un árbol de la sabiduría empujando a los hombres a perder su inocencia, y la perdieron finalmente.

2:4 Y dijo con la espuma coronando sus pies diminutos:

2:5 Entonces los hombres descubrieron su desnudez y corrieron a cubrirse, como quien cierra las ventanas de su casa al aire de La Playa.

2:6 Y dijo: Ya que sólo puede florecer la dicha en el abandono de la inocencia, y sólo sobre ese abono crece permanentemente la plenitud.

2:7 Y los amantes oyeron de súbito una música que venía de muy lejos, planeando como una tormenta sobre Playa Hedónica. Y dijo Idamanda:

2:8 En el silencio avanzó el niño, sobre la música de doscientos mil agujones de esperma –entes repentinamente moribundos–, braceando sin cesar hacia el útero materno.

2:9 Y dijo Idamanda:

2:10 La alegría de bracear en libertad salvó al niño, conformó a la criatura, al Señor de las Risas.

2:11 Y dijo Idamanda:

2:12 Pudo buscar un útero, o el cielo, o su cuna sobre la arena. No importa cómo lo llamen. Lo cierto es que en el mar interior el niño preñó a la madre y nació el Espíritu Inocente, por sobre la expansión de las aguas.

2:13 Y dijo:

2:14 En el Espíritu Inocente florece, en silencio, la canción del Señor de las Risas.

2: 15 Y dijo: Sólo la madre puede recibir al niño. Sólo el niño puede propagar el Espíritu Inocente.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Radio Viva 24

Trasladar la embajada americana a Jerusalén contribuye a la paz – por Carlos A. Montaner

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Juan Carlos Recio

Sonámbulo

Juan Carlos Recio

                  Si fuera el enemigo al que le quebré su corazón cuando lo resucitaba de su propia violencia. Si pudiera mirar en

Leer más
  Manuel Vázquez Portal

Celda número cero (XIX)

Manuel Vázquez Portal

                  Yo asesiné en París a una muchacha, le recité a Verlaine, la llevé a Montparnase, ella creyó que estaba ingrávida en

Leer más
  Armando Añel

El poeta está de guardia

Armando Añel

La irreverencia de la perspectiva y el lenguaje, narrativa lúdica donde la forma cabalga el contenido y ambos desembocan vertiginosamente en la anécdota, caracteriza a El guardián en la batalla,

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami