Neo Club Press Miami FL

El misterio de la humanidad

El misterio de la humanidad

noviembre 15
05:00 2011

1-aaa_pleistocenoLa humanidad constituye un gran misterio. Nuestra especie surgió y se expandió en un tiempo de grandes extinciones. Somos los increíbles sobrevivientes de un mundo que se desvaneció; el producto final de una época poco usual en la historia del planeta, en la que pereció el 60% de los animales a merced de los milenarios inviernos del período Pleistoceno, que se han perdido en nuestra memoria y cuyo conocimiento data de sólo un siglo.

Un tiempo en que los hielos glaciales dominaban un tercio de la superficie terrestre y hacían descender terribles inviernos en todo el globo. Era un mundo de magnos terremotos, donde se conformaron cadenas montañosas y fosas marinas en uno de los episodios más violentos de la historia tectónica planetaria.

El penúltimo interglaciar ocurrió entre el 125,000 y el 110,000 a. C., y en este se manifestaron temperaturas más tórridas que las presentes. Esta fase cálida duró alrededor de 20,000 años, después de la cual derivó un agudo enfriamiento iniciado hace 100,000 años. La intensidad de la siguiente glaciación, la que coincidió con el homo de Neandertal, alcanzó su punto máximo en el 75,000 a. C., donde prácticamente desaparecieron los bosques de las latitudes intermedias. En los últimos 40,000 años el clima helado del planeta se ha calentado al menos en diez ocasiones.

La brutal glaciación Würm, época muy difícil para la subsistencia humana, llegó a su clímax hace 20,000 años, cuando parte de la masa oceánica estaba congelada y el nivel del mar marcaba 425 pies por debajo del actual. El delta del río Nilo se adentraba 30 millas en el Mediterráneo. Esta feraz región se fue constriñendo a medida que el nivel del mar iba subiendo; ello permitió la unión de la masa continental siberiana con Alaska, la fusión de las islas del sudeste asiático y la conjunción de Australia y Nueva Guinea en el llamado continente Sahul.

Se calcula que alrededor de 40 millones de kilómetros de hielo se depositaban en los continentes; un enorme casco de hielo tapaba gran parte de Europa, América del Norte y el océano Atlántico llegando hasta España; una capa de tres kilómetros de espesor cubría Canadá extendiéndose hasta Nueva York. Otro manto cubría la península escandinava y todo el norte de Alemania, Polonia y Rusia. El golfo de México era más pequeño y el Mar del Norte no existía. Indonesia era mucho mayor y árida, y las selvas del Amazonas y del Congo eran sabanas.

Del 25,000 al 17,0000 a. C., la configuración de los continentes era muy diferente a la actual, pues el nivel de los océanos estaba entre 100 y 150 metros por debajo del actual. La violenta glaciación Würm comenzó a ceder hace alrededor de 17,000 años, primero con lentitud, pero precipitándose en su última fase en el 12,000 a. C., momento en que retrocedieron las láminas de hielo que cubrían vastas partes de los continentes, se elevaron las temperaturas y el nivel de los océanos, inundándose amplias porciones de tierras y compareciendo los desiertos. Es un enigma cómo finalizó abruptamente la glaciación Würm, en torrentes de agua deshelada, y con esta toda la cultura del Cromañón.

Recién hace doce milenios que se vive en el período interglaciar conocido como el Holoceno. A partir de esta nueva benignidad climática comenzó el progreso de nuestra cultura y toda la conformación geográfica contemporánea: la de una civilización interglaciar.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más