Neo Club Press Miami FL

El Nudo Gordiano de Muamar el Gadafi

El Nudo Gordiano de Muamar el Gadafi

marzo 22
14:40 2011

1_yeguaeEn realidad, es difícil entender la oscura relación entre los intelectuales (científicos, escritores, filósofos, periodistas y todo tipo de artistas) y la infamia de las dictaduras, cualesquiera sean.

Por supuesto, no hablo de todos los intelectuales, sino de aquellos que, por diversas razones, han establecido su compromiso con ideologías, intereses y doctrinas religiosas que desde hace muchísimos años son indefendibles.


Este tipo de intelectual (que por suerte no es la mayoría) ha echado a un lado lo que debe ser el verdadero compromiso, ese que va con la vida, como es el asunto de condenar todo tipo de injusticia, de violación a los derechos humanos; como es el hecho de manifestarse irreverente ante todo tipo de corrupción y de dictadura, sea de derecha o de izquierda; de luchar contra toda clase de represión, de discriminación o de prohibición de las libertades esenciales del ser humano.

En estos días, ¡increíblemente!, se ha estado llevando a cabo un fenómeno nunca esperado por politólogos o expertos, o por estudiosos y analistas sociales (al menos, hasta ahora parece ser así), y es el de las rebeliones árabes, simplemente por la inmolación de un ciudadano de a pie en Túnez, el joven Mohamed Bouazizi, que como una mecha inesperada ha incendiado los corazones de esos pueblos de una manera tan grandiosa como impredecible. Así, en estos precisos momentos los libios están dando una histórica lección de lo que es luchar por su libertad ante un tirano demente, vulgar y asesino como Muamar el Gadafi (cuántos aún como él no quedan…).

Y, por otra parte, lo que se llama la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se ha decidido  a actuar, ¡al fin!, con el argumento de crear una zona de exclusión, para no permitir que el asesino de Gadafi masacre más a su pueblo. Así, está incluso por ver cuán oportuna o no ha sido la participación de la ONU, y si en realidad ello no se convierte en una nueva forma de invadir a otro país. Espero que no lo sea. Y también espero que todo salga a favor de los rebeldes libios, y que la ONU se deje de tantas indecisiones y defina más sus objetivos (eso en mi país, Cuba, se llama culipandeo), para que de una vez ese pueblo pueda librarse de la vehemencia de un dictador todavía sediento de poder después de 42 años de opresión a su pueblo (¡a quien se parecerá, por Dios!…). Pero esto del dictador insano y homicida es ya historia sabida desde hace muchos años.

Por estas razones, lo que llama la atención es la conducta de una buena parte de esos intelectuales que no se pronuncian ante las masacres y estupideces que está realizando y esgrimiendo este añejo tirano; intelectuales que con su silencio legitiman las posturas y declaraciones de algunos autócratas, y aspirantes a ello, como Fidel Castro, Hugo Chávez, Daniel Ortega y Evo Morales, entre otros.

Gadafi es hoy en día una especie de Nudo Gordiano que enlaza los extremos de la derecha y de la izquierda; es decir, de los “líderes” capitalistas (gobernantes y ex gobernantes) que hipócritamente lo han apoyado desde hace muchos años y que, al parecer, van a seguir en silencio, o tratan, si no, de dar declaraciones moderadas y en el peor de los casos tardías, cuando los crímenes de lesa humanidad están tiñendo de rojo la tierra libia. Pero así también otros “conductores” de izquierda —como los mencionados anteriormente— que, incluso, continúan respaldándolo; y otros gobernantes de países totalitarios que aspiran a convertirse en eternos faraones modernos, y a los cuales tampoco se les señala por una gran parte de los medios “progresistas”.

Este nudo —uniendo los extremos de la izquierda y la derecha mundiales— supuestamente se había hecho muy complejo, debido a las justificaciones que históricamente ha dado la conducta pendular de este fantoche de Gadafi que, en distintas etapas de sus 42 años en el poder, se ha movido de un lado a otro, entre lo que es terrorismo, socialismo, islamismo y occidentalismo. Justificaciones que han servido a los intereses políticos (de una supuesta seguridad contra el espanto y el pánico que implantan diversos grupos islámicos) y económicos, por otro lado (por las inversiones y uso de su petróleo).

Este Nudo Gordiano, digo, que Alejandro Magno cortó con su espada en el año 333 a. C., después de cruzar el Helesponto y conquistar Frigia y enfrentarse entonces al dilema de cómo desatarlo, es lo que está haciendo ahora el pueblo libio con su avalancha a pecho descubierto contra el tirano y sus mercenarios. Pero para conquistar no a otro pueblo como quería Alejandro, sino para obtener su libertad y dignidad de vida, y lo está haciendo con las armas más rudimentarias y un coraje que dice bien claro que se trata de la verdadera vida o de la belleza de una muerte heroica. Para ellos, como para los tunecinos y los egipcios, el miedo terminó. El nudo no hay que desatarlo, no: hay que cortarlo de una vez.

Asimismo, es indudable que el conjunto de los países árabes va a cambiar, como también va a girar el mundo en otra dirección, y esperamos que para bien, para que el proceso de una democracia más justa se vaya expandiendo por todos los ámbitos del orbe, y el hombre tenga una vida más digna.

 

Por consecuencia, hermosas e increíbles historias, poemas, cantos y ensayos saldrán de esta nueva gesta. La literatura y el arte, la ciencia, la tecnología, la historia, la filosofía y el pensamiento todo de una humanidad que, en realidad, ya está cansada de tanto ultraje, de tanto poder mal concebido, se irá imponiendo —siempre, claro, que la civilización y el mismo planeta no se destruyan en una devastadora guerra nuclear—. No obstante, esperamos que esto último no ocurra, y sí que se obtenga la vivencia de una realidad nueva, la cual parece comenzar a vislumbrarse, lentamente, claro, como diciéndonos que aún estamos en medio de una terrible oscuridad, pero que inevitablemente este siglo XXI es un proceso consustancial que dará paso al crepúsculo de un amanecer diferente.

Ojalá que este Nudo Gordiano que ha sido Gadafi, al cortarse definitivamente, sirva de ejemplo para que los intereses entrelazados que sustentan a otras dictaduras en contubernio con países capitalistas del Primer Mundo y países totalitarios del Tercer Mundo, también se resquebrajen, o mejor, se desaten en paz, sin violencia y sin más martirio del que ya se ha vivido. Esto que voy a decir ahora, para terminar, quizás sea una utopía, pero es lo que en esencia deseamos: que la lucha, en un futuro no muy lejano, sea creativa: una lucha entre la ciencia y la tecnología, la literatura y el arte, por ver cuál de estas disciplinas mejoraría más la humanidad.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más

Lo más reciente: