Neo Club Press Miami FL

El optimismo como factor de cambio

El optimismo como factor de cambio

abril 11
16:54 2011

1-el_optimismoSea cual sea la forma que tome el levantamiento del pueblo cubano, lo que comienza a entenderse –ya era hora– es lo necesario y vital de su manifestación.

Ya es hora de comprender que sin un levantamiento del pueblo, que sin el pueblo, nada será  posible en Cuba. Son los pueblos los que conquistan la libertad, no unos pocos resistentes aislados o los extranjeros. Sin el pueblo nada será posible en Cuba.

Claro que algunos están esperando. Están esperando que a la dictadura le dé la gana de proclamar la democracia mañana por la mañana. Esperando.

La resistencia cubana tiene que asumir sus responsabilidades y poner al pueblo a manifestarse, a exigir sus derechos y su libertad en la calle, al aire libre.

Y cuando no se vea la posibilidad, hay que ponerse en camino para verla. Cuando no se ve, hay que encontrar. Lo que no existe hay que crearlo. Es así como se hacen las cosas, no esperando o quejándose todos los días.

Añado los defectos principales de la resistencia cubana: ausencia de una dirección con sus representantes y ninguna movilización desde el pueblo, para sacarlo de la oscuridad.

Esto tiene graves consecuencias. Por ejemplo: ¿para qué sirven ahora las Damas de Blanco si la dictadura (supuestamente) ya liberó a todos los presos políticos, como anuncian maravillados los portavoces castristas y el portavoz del castrismo en Europa, el PSOE español? ¿Tendrán las Damas de Blanco que auto-disolverse ahora que ya se cumplieron (supuestamente) sus requisitos?

Este es un ejemplo de cómo acciones y grupos aislados sólo pueden conseguir éxitos limitados. Consiguen éxitos, pero de corte alcance y sin mañana.

La meta es la libertad de Cuba y esto sólo se puede conseguir con el pueblo activo, manifestando su presencia y gritando, si es necesario, sus deseos.

¿Que no es fácil de conseguir? Claro que no, no lo ha sido para ningún pueblo del mundo. Pero se puede y se debe. Y no se consigue estimando “que no se ve la posibilidad”. Todo lo contrario, se consigue estimando que se ve. Porque los resistentes siempre han sido grandes optimistas, no fatalistas o derrotistas, o de brazos caídos.

El resistente es un gran optimista, por eso lo meten en la cárcel. Nunca han metido a nadie en una cárcel por pesimista.

La posibilidad existe, sólo hace falta ponerse en camino y encontrarla. Hacer que la posibilidad se vuelva real. Hacer y no esperar.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Radio Viva 24

Trasladar la embajada americana a Jerusalén contribuye a la paz – por Carlos A. Montaner

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Juan Carlos Recio

Sonámbulo

Juan Carlos Recio

                  Si fuera el enemigo al que le quebré su corazón cuando lo resucitaba de su propia violencia. Si pudiera mirar en

Leer más
  Manuel Vázquez Portal

Celda número cero (XIX)

Manuel Vázquez Portal

                  Yo asesiné en París a una muchacha, le recité a Verlaine, la llevé a Montparnase, ella creyó que estaba ingrávida en

Leer más
  Armando Añel

El poeta está de guardia

Armando Añel

La irreverencia de la perspectiva y el lenguaje, narrativa lúdica donde la forma cabalga el contenido y ambos desembocan vertiginosamente en la anécdota, caracteriza a El guardián en la batalla,

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami