Neo Club Press Miami FL

El origen de una fantasía en el nuevo libro de Velázquez Callejas

El origen de una fantasía en el nuevo libro de Velázquez Callejas

El origen de una fantasía en el nuevo libro de Velázquez Callejas
octubre 21
16:46 2013

 

 

bayam callejas

Genealogía del espíritu nacionalista (El mito Bayam), del profesor cubano Ángel Velázquez Callejas, es un libro extraño. Partiendo de una modalidad heterodoxa, relaciona lo místico con lo mítico, lo antropológico con lo histórico, lo etnológico con lo sociológico y, por si fuera poco, está tocado por una atmósfera poética que lo cubre todo sin desleír los detalles, las observaciones más intrincadas. Todos estos elementos trabajan desde el texto, certeramente, en beneficio del lector.

Nunca antes se había estudiado la formación de la nacionalidad cubana –creo que ninguna nacionalidad— haciendo énfasis en la sospecha de la formación de un mito. Lo que se conoce en la historiografía insular con la frase “Bayamo, cuna de la nacionalidad cubana” no es un axioma regional que únicamente define una  zona geográfica. Es decir, no se trata solo de dar unidad geográfica y cultural a intereses comunes socio-lingüísticos en una comarca donde viven personas,  sino de “desconstruir”  un mito en desarrollo que se descubre en esa región del oriente de Cuba.

“Hay que celebrar la salida de este libro al mercado, un estudio que, sospecho, va a hacer temblar los cimientos de la historiografía cubana”. Juan Antonio Weymber

En este estudio la “genealogía” constituye un buen método de investigación, ya que permite descifrar hasta dónde el mito provee al sujeto de conciencia telúrica y lo aferra a la tierra que lo vio nacer. El mito Bayam, por otra parte, no es solo la invención en sí misma, la leyenda, sino también el resultado de un sonido que gravita y resuena en las profundidades interiores del ser cubano. Desde el punto de vista de Velázquez Callejas, es desde ese mito, desde Bayam(o), que se ha levantado la fantasía de lo que hoy se conoce como “nacionalidad cubana”.

Hay que celebrar la salida de este libro al mercado, un estudio que, sospecho, va a hacer temblar los cimientos de la historiografía cubana.

Sobre el autor

Juan Antonio Weymber

Juan Antonio Weymber

Juan Antonio Weymber (Minas, Cuba, 1961) es Doctor en Filología por la Universidad Complutense de Madrid. Su tesis “Borges en la literatura española de las postrimerías del siglo XX: Visitaciones e influencias” ha sido ampliamente divulgada en los circuitos académicos de Europa, Estados Unidos y América Latina. Ha publicado “A pesar de la novela” (1998) e “Irreverencias de fin de siglo” (2002), entre otros ensayos. Es también pintor y crítico de arte. Actualmente reside en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Sussette Cordero

Fragmentos

Sussette Cordero

                  Abro los ojos y me rompo por el centro Abajo soy un ciempiés Arriba pienso todavía como bajar del caballo Cavilar

0 comentario Leer más
  Armando Añel

Ecos de La Habana

Armando Añel

                  en el mar la vida es más sabrosa y sobre los escombros de la ciudad transcurre el mar como una gran

0 comentario Leer más
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más