Neo Club Press Miami FL

El pensamiento monocorde y la libertad de prensa

El pensamiento monocorde y la libertad de prensa

El pensamiento monocorde y la libertad de prensa
enero 12
06:39 2014

En Cuba, como se sabe, una de las tantas limitaciones a la libertad se ejerce sobre la prensa. Los poquísimos periódicos que circulan son propiedad del Estado. El principal de ellos es el Granma, órgano (atrofiado) del Comité Central del Partido Comunista. O sea, que en Cuba, en cuanto a prensa escrita, o lees el Granma o no lees nada. Y este diario, claro está, es monocorde, es decir, por antonomasia monofónico. Así que una de las primeras maravillas con las que un exiliado se encuentra al arribar a cualquier país medianamente libre es la intricada maleza ideológica de medios que circulan en la plaza pública. Eso sin contar los cibernéticos, hoy por hoy los más demandados.

Para mí, y creo que para cualquier cubano con cierto grado de interés por la actualidad del país de acogida y del resto del mundo, ello representa una revelación, un regalo. Por fin obtenemos un derecho del cual nos privaron desde que nacimos. Sin embargo, en España he podido advertir, apenas llegué hace ya más de 20 años, que la aplastante mayoría de la población solo lee un medio de prensa específico. O bien El País (de izquierdas) o ABC (pro-monárquico) o El Mundo (liberal y con frecuencia sensacionalista), u otros pocos.

Me llama poderosamente la atención ese pensamiento monocorde, cerrado a cal y canto, que desprecia o ignora supinamente el resto de las ideas, el resto de las noticias, el resto de los enfoques vitales. Por ese camino cualquiera se inhibe conscientemente de contrastar ideas, puntos de vista, opiniones; de considerar ponderadamente el pensamiento diferente. Es decir, estas gentes prefieren encerrar su cerebro en una especie de jaula en la que asumen determinantemente el tipo de alpiste con que dan de comer a sus neuronas, con el que alimentan su enfoque del mundo en general.

Me preocupan, me aterran francamente las personas que, en sociedades donde al menos existe un cierto margen de libertad de expresión, se imponen estas orejeras informativas –como los animales de tiro–, las cuales con el paso del tiempo contribuyen inevitablemente a conformar un pensamiento empobrecedor, dogmático, maniqueo, monocorde y monofónico; sea de izquierda o de derechas, liberal, conservador, ecologista, ultra-izquierdista trasnochado o falangista fascistoide. Da igual, con ello reniegan decididamente de la sociedad plural, abierta, acercándose peligrosamente a los que todavía en algunos países construyen jaulas para cercar y reprimir el pensamiento libre.

A mi juicio, este comportamiento expresa inequívocamente que en el imaginario colectivo de tales sociedades aún perviven residuos de un ordenamiento estamental, de antiguo régimen, sea proveniente del medioevo o del colectivismo estilo bolchevique (a fin de cuentas, ambos son regímenes anti-modernos). La manifestación de estas rémoras viene dada por el hecho de que aún buena parte de los ciudadanos es incapaz de pensar con independencia y tomar decisiones a conciencia, basadas en el sentido común. Da la impresión que miran con nostalgia a la nomenclatura que tomaba las decisiones por ellos, evitándoles la farragosa tarea de pensar y el difícil trago de pronunciarse públicamente.

Semejantes sociedades se desenvuelven torpemente en democracia y de hecho muchas veces reniegan de ella. La escasa cultura cívica provoca que el respeto a la ley y al derecho ajeno, así como la gobernabilidad en general, resulten más retóricos que reales. ¿Acaso Cuba deberá prepararse para afrontar tales desafíos en una sociedad pos-totalitaria?

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Enrique Collazo

Enrique Collazo

Enrique Collazo es Licenciado en Historia por la Universidad de La Habana. Realizó estudios de Doctorado en la Universidad de Educación a Distancia de Madrid. Ha publicado libros sobre las cuestiones de la banca y el crédito en Cuba, tanto en la Isla como en España, y colaborado asiduamente en publicaciones como la revista Encuentro de la Cultura Cubana y su página web Encuentro en la Red, la Revista Hispano-Cubana, Cuadernos de Pensamiento Político e Islas, entre otras. Actualmente reside en Madrid.

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. angel ruiz hernandez
    angel ruiz hernandez enero 12, 13:45

    En la actualidad estar desinformado es un lujo solo de los mediocres.

  2. Armando Añel
    Armando Añel enero 12, 20:02

    Cuba es principalmente un reflejo del pensamiento monocorde hispano. La clase política enmascaró el origen multicultural del proyecto de nación y el resto es historia… mal contada.

    Muy buen aporte de Enrique, mil gracias!

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más