Neo Club Press Miami FL

El petróleo aúpa a Estados Unidos

El petróleo aúpa a Estados Unidos

El petróleo aúpa a Estados Unidos
noviembre 11
01:46 2014

De Moscú a Caracas, de Lagos a Teherán, se desata ya el tsunami que está provocando la revolución energética en Estados Unidos. En la actualidad, para el mundo productor de petróleo la gestión de ganancias se produce a partir de los $100 dólares el barril. Con los precios actuales sólo Estados Unidos produce rentablemente petróleo y gas, mientras el resto de los productores en el mundo afrontan inmensas pérdidas.

Así, ya se enfila el caos en los petro-países de economías inestables, en los gobiernos corruptos con finanzas mal gestionadas, provocándose violentas crisis políticas y sociales. Son inevitables escenarios como la recesión en Rusia, los conflictos en el Cáucaso, las revueltas en Venezuela, la balcanización de Nigeria, la crisis en Irán, Irak y Libia, el mayor hundimiento de Cuba, la pérdida de importancia del Medio Oriente, la independencia europea de la energía rusa.

En la parte positiva, al lado del salto tecno-económico que se producirá en Estados Unidos, tendrá lugar un boom en aquellos países no productores como Turquía, la India y el Japón, dejando a China en una disyuntiva.

La piedra angular geoestratégica y militar de Estados Unidos en Europa se sostiene en la premisa de proteger el acceso del gas y el petróleo de la Unión Europea. De ahí la OTAN, la promoción de los oleoductos del Cáucaso, su presencia militar en el Medio Oriente, sus negociaciones con Irán para lograr un oleoducto a través de Grecia, y la complicación de los gaseoductos rusos que abastecen todo el norte de Europa.

De momento todo ello está a punto de sufrir un vuelco, pues Estados Unidos ya no necesitará ser el gendarme militar de Occidente para asegurar a Europa las rutas marítimas petroleras del Canal de Suez o el Estrecho de Ormuz, ni los oleoductos del Caspio y Asia central.

Entre otras cosas, ya Washington busca el reemplazo del gas ruso por el gas norteamericano. La conveniencia europea de petróleo a más bajo precio le concede la gran posibilidad de salir de su actual recesión en un plazo cercano.

Asia y el declive ruso

Las sanciones económicas de Occidente a Rusia debido al “affaire” ucraniano tendrán más efectos en lo inmediato para Moscú, que lucha desesperadamente por no hundirse en la recesión. Ya ha reducido su presupuesto en un 60% y entre sus dilemas están el drástico recorte a sus programas sociales y cómo seguir subvencionando a su empresa de petro-gas Gasprom.

El mayor peligro ruso es en el aspecto financiero, debilidad producto de su no diversificación. Su economía no es capaz de exportar otros rubros, y su clase comercial-gerencial no ha logrado la sofisticación necesaria. Su bolsa de valores y su rublo están en una espiral descendente sin capacidad para recuperarse (41 rublos x dólar) y su banca está vendiendo reservas para aguantar el golpe financiero que se ha desatado por esta revolución energética norteamericana.

El Kremlin no dispone de la tecnología para explotar los recursos petroleros del Ártico y por eso busca desesperadamente abrir hacia el Oriente un vasto mercado para su industria energética con China y con Japón. Todos esos pasos se realizan con un gran temor: no caer en los brazos financieros de Beijing, lo que les haría supeditar su política exterior.

Pero China ha exigido comprar barato el gas, algo que Rusia no puede proveer.  Por otro lado, Rusia no quiere ahora el levantamiento de las sanciones a Irán, lo que conllevaría mayor cantidad de petróleo en el mercado mundial, hundiendo aún más los precios. Así, el apoyo de Moscú a Teherán se está enfriando.

Aunque Vladimir Putin no enfrenta una oposición democrática, la crisis está afectando su élite de poder, que le cuestiona muchas de sus medidas. Dependiente de los ingresos gaseo-petroleros, y vulnerable a los vaivenes de los precios internacionales no resulta impensable que la ganga “putiniana” pierda apoyo y se produzca un cambio en el Kremlin.

Rusia se ha visto obligada a un acuerdo con el gobierno de Ucrania a fin de posibilitar la exportación del gas hacia Europa por los oleoductos que atraviesan Ucrania. Todo indica que Rusia estaría dispuesta a negociar su política agresiva para levantar las sanciones impuestas por la Unión Europea.

El pronto acceso europeo al gas licuado norteamericano, reemplazando a Rusia, disminuye la capacidad de maniobra de Moscú, añadiendo leña al fuego.

petroleo en USAA medida que la importación petrolera norteamericana disminuye, los vendedores se han lanzado al mercado chino, con la dificultad que Beijing compra petróleo a bajo precio, sobre todo de Irán, Kuwait y de Colombia.

China necesita desesperadamente de la tecnología norteamericana de punta para explotar sus yacimientos de gas y resolver su problema energético, sólo que para ello tendría que realizar concesiones sustanciales a Washington.

El gigante japonés se favorece de estos bajos precios energéticos, por lo cual espera salir del estancamiento y competir más ventajosamente con China. La India, por su parte, necesitada de grandes cantidades de petróleo barato, se beneficiará e impulsará su desarrollo económico alzándose como una nueva super-potencia vis a vis con China.

El Medio Oriente, África y América Latina

Arabia Saudita ya no impone los precios petroleros mundiales, que empiezan a manipularse en Wall Street. Los sauditas luchan por mantener una posición importante en ese campo, y buscan no perder totalmente su mercado comprador, aunque la paulatina pérdida del mercado norteamericano les ha obligado a disminuir su producción de 12 millones a 9 millones de barriles diarios.

Si bien el país ha tratado de diversificar sus fuentes energéticas (plantas solares, de gas, desalinizadoras) y aunque dispone de $750 billones de dólares en reserva, ello sólo le permitirá sobrevivir a los bajos precios por unos 3 ó 4 años. Los sauditas necesitan un mínimo de $91 dólares el barril para no entrar en pérdidas y balancear su presupuesto; de ahí que se hallan lanzado desesperadamente hacia el mercado chino.

Pero la Casa Real saudita se halla dividida entre los príncipes que han promovido el recorte de la producción para detener en algo el descenso de los precios y aquellos que buscan mantener los altos niveles de producción, lo que hundiría más las cotizaciones. Este debate está abocado a un choque político con resultados imprevisibles, amén de conflictos populares.

La OPEC también se ha visto obligada a reducir los precios del barril y prácticamente está asistiendo a su funeral. La unidad petrolera de la OPEC ha desaparecido y entre sus miembros se han desatado las contradicciones y acusaciones.

Igualmente se merma el financiamiento clandestino de los petro-árabes a grupos militantes en Paquistán, Afganistán, Malasia, Gaza, Líbano, Siria, etcétera.

El caos político de Iraq ha dejado a su gobierno central casi sin recursos financieros, pues el Kurdistán está exportando directamente petróleo de su territorio, afectando los ingresos centrales.

La economía de Irán, con la cuarta reserva del planeta, es dependiente de los ingresos petroleros, que se han reducido a un 30% afectando sus exportaciones a China y su programa nuclear. Los ayatolas están aterrorizados ante un posible caos social y por ello se especula que “negociarán” con Occidente su carrera atómica a cambio del levantamiento de las sanciones.

Al reducirse la importancia estratégica del Medio Oriente, tanto Egipto, Arabia Saudita como los Emiratos del Golfo Árabe pierden significación para Estados Unidos. Todo ello traerá inestabilidad doméstica, enormes descontentos populares y provocará innumerables revoluciones y golpes de Estado.

El principal productor petrolero del África es Nigeria con sus 170 millones de habitantes, y está a punto de aborda una crisis en su estructura como nación, cuyas confederaciones tribales más importantes comienzan a enfrentarse (el norte Islámico, el este Yorubá y el oeste Biafra).

Nigeria no ha diversificado su economía y depende totalmente de los ingresos petroleros. Su industria no se ha modernizado y su petróleo es de baja calidad.

Mientras las administraciones anteriores norteamericanas sostenían una relación fuerte con Nigeria, en la actual ello ha disminuido dejando a este país africano sin opciones.

Nigeria ha disminuido su capacidad para lidiar con el terrorismo de su región norteña, incapaz de financiar la modernización de su ejército. Gran parte de su petróleo se halla en manos de gangas privadas intermediarias que lo comercializan clandestinamente a bajo precio. Todo indica que la próxima gran crisis internacional tendrá lugar en Nigeria.

A diferencia de Nigeria y África de Sur, otros países productores de África, como Angola, Gabón y Guinea Ecuatorial, se anticiparon y ajustaron a esta caída de los precios mundiales.

En el Congo (Brazzaville) las compañías francesas están realizando prospecciones petroleras, pero la entrada de un nuevo productor haría descender aún más los márgenes de ganancias de las corporaciones internacionales, exceptuando las norteamericanas.

Venezuela, dependiendo para todo de sus ingresos petroleros, sufre la debacle de precios por debajo de los $120 dólares el barril, que es lo mínimo para sostenerse; por eso ya cuando estaba a $100 dólares el barril su economía cojeaba. A los actuales precios se pronostica pierda $16 billones de dólares en los meses venideros, un horizonte nefasto que sólo augura revueltas anti-gubernamentales.

En estos momentos, las relaciones de Venezuela con Argentina, Uruguay y Paraguay se han resentido, y su exportación petrolera al Caribe a precios preferenciales ha declinado sustancialmente, en especial a Nicaragua, Cuba y República Dominicana.

Venezuela se ha visto obligada a realizar ajustes fiscales y disminuir las ventas a través de Petro-Caribe. En el caso cubano, pese al compromiso de Nicolás Maduro, la exportación de petróleo se ha rebajado en un 40%. Asimismo han disminuido sus ventas a China, y pese a constantes gestiones el gobierno no ha logrado recibir préstamos internacionales.

Lo grave de este gobierno caraqueño es su negativa a reajustar su economía ante el declive de sus ingresos, hundiendo al país en la inflación, la escasez y disminuyendo el poder de compra del pueblo. Ante un poder político en manos de los militares, un chavismo dividido, unos militares divididos, una oposición dividida, la explosión de protestas masivas puede llevar a que los militares en el poder varíen la composición del actual gobierno.

Por su parte, Estados Unidos está buscando priorizar a América Latina, sobre todo a México, a Colombia y a Argentina para su desarrollo de gas, y también al Caribe y Centroamérica, con lo cual tanto Cuba como Venezuela perderían todo el clientelismo político que en años construyeron.

Ya el Caribe se evalúa la opción de sustituir el petróleo de Venezuela por el gas de Estados Unidos.

Al fortalecer Washington su política hacia el cono sur de América, se prevé una alianza política y económica con estos otrora antagonistas. El tratado de libre comercio entre Canadá y México, junto a la agenda inmigración-droga, de repente se va convirtiendo en elemento primario de seguridad nacional.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Juan F. Benemelis

Juan F. Benemelis

Juan Benemelis (Manzanillo, 1942). Diplomático, historiador y ensayista. Ha publicado más de una veintena de libros centrados en diversas temáticas, que van de lo científico a lo histórico. Entre ellos, "Las guerras secretas de Fidel Castro", "Castro: subversión y terrorismo en África", "Paradigmas y fronteras. Al caos con la lógica", "De lo finito a lo infinito", "El Corán y el Profeta", "Islam y terrorismo" y "La memoria y el olvido". Reside en las afueras de Miami.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. chino
    chino noviembre 19, 16:49

    JAJAJAJA DE CUAL FUMASTE

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más

Lo más reciente: