Neo Club Press Miami FL

El Punto Nemo

 Lo último
  • No me hables más                   El futuro soy yo y en él me siento. Es su bar. Me rodea Copenhague y una brisa futura me acaricia...
  • Como un sueño holandés devorado por su vanidad pongo en la mano del poeta / vecino el sol de mi patio interior/ y no resiste. Luis Yuseff   Poetas, qué miseria la nuestra, aquí...
  • Epílogo                   Soy el que imitó a Xolotl, a quien le hicieron la peor caricatura del siglo, y cuando bajaba las escaleras le...
  • Jiribilla Así es como termina el mundo, no con una explosión sino con un lamento. T. S. Eliot                 Esta mañana al levantarme He...
  • Sonámbulo                   Si fuera el enemigo al que le quebré su corazón cuando lo resucitaba de su propia violencia. Si pudiera mirar en...

El Punto Nemo

El Punto Nemo
noviembre 01
15:02 2017

Ya sé que no soy incomprendido, lo supe al descubrirme donde se abandona un incomprensor, perdí mucho tiempo en esa etapa. El tiempo, lo único irrecuperable: a él no le afecta la relatividad, él es la excepción de la regla, aunque hay otra excepción, pero no cuenta, la vida tampoco se puede recuperar… para penar que has muerto tendrías que estar vivo, como cuando lamentas la pérdida del tiempo.

La multitud tiene un punto en el placer de ser como los demás, hay igualdad en la carrera de ser desigual. Me alejo, y me alejo tanto que llego a la búsqueda de la nada, llego solo, es una isla, la de los solos, está llena, llena de incomprensores que no se aceptan e igual que en las multitudes pelean, se miden y todos son únicos, superiores a los otros. Burlo la guardia que vigila la frontera entre la isla de los solos y la vía al Punto Nemo, donde ya no habrá nadie, sigo camino y el archipiélago de gente isla me atrasa, son gente isla perdida en su cercanía, flotan en aguas internacionales, no hay espacio para aguas privadas, están muy próximas unas a otras. Legalmente cualquiera puede acercarse, incluso yo, que no lo haría, mas muestran sus dientes en desafío, como para intimidarme y anular cualquier debilidad que me hiciera anclar, y se equivocan, no busco una comunidad.

Busco el Punto Nemo, sé de su superficie hundida, allí abandonaré la misantropía, lo único que me ata a lo que le huyo, no sé si el Punto Nemo está habitado por algún viejo que solo quiere desaparecer antes de que yo aparezca, mi anarquía no le sirve, se parece mucho a la suya y no lo es. Si el Punto Nemo está habitado estoy perdido pero también me gusta estarlo, me hace sentir que voy en buen camino, aunque un viaje no sirve de isla y una isla hundida es un destino inmenso, por eso tengo que llegar a Nemo, seguro que Nemo está a gusto allí en medio del todo como un punto vacío que no puede, por no ser más que un punto, desear que yo no lo conquiste… o sí, quizás sabe que yo soy mi multitud.

http://www.deliophotostudio.com/

Compartir

Sobre el autor

Delio Regueral

Delio Regueral

Delio Regueral (La Habana, 1964), fotógrafo y promotor cultural, Premio Jovenaje en octubre de 2013, salió de Cuba hacia España en 1985, y luego se radicó en Estados Unidos (1994). Estudió en la academia española “Estudios Fotográficos de Técnicas de la Imagen” (EFTI). Ha participado en múltiples exposiciones colectivas, y en Miami han tenido lugar dos exposiciones personales de su obra. El Lowe Art Museum de UM University adquirió en el 2004 una de sus obras, Cundo Bermúdez Portrait, como colección permanente. Es célebre su serie de más de 150 fotos de personalidades como Bebo Valdés, Carlos Alberto Montaner o Mijail Gorvachov, entre otras.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Cuánto valor cuesta no tener valor (fragmento)

José Hugo Fernández

Para Imre Kertész, el célebre escritor húngaro, Premio Nobel de Literatura en 2002, “el destino del varón en esta tierra no es otro que destruir lo tierno y lo bello,

Leer más
  Luis de la Paz

En los tiempos difíciles de Heberto Padilla

Luis de la Paz

    En una remotísima tarde de verano, sería el año 71, o tal vez el 72, el escritor José Abreu Felippe, a quien tanto le debo, me mostró un

Leer más
  Alcides Herrera

No me hables más

Alcides Herrera

                  El futuro soy yo y en él me siento. Es su bar. Me rodea Copenhague y una brisa futura me acaricia

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami