Neo Club Press Miami FL

‘El repatriado’, una introducción necesaria

 Lo último
  • Siempre ‘Polito’ Confieso que no pude conocerlo, pero a través de su hermana, mi gran colegamiga Vivian Pérez —directora de Art Emporium Gallery, artista plástica y profesora universitaria— y de los medios,...
  • Fugas, una colección de la diáspora cubana Dedicada exclusivamente a los autores cubanos de la diáspora, llega a la Feria del Libro de Miami la Colección Fugas, proyecto editorial independiente cuya sede principal se encuentra en Miami...
  • Pen Club de escritores recibe las llaves de Miami El ayuntamiento de la ciudad de Miami y su alcalde, Tomás Regalado, entregarán las llaves de la ciudad al Pen Club de Escritores Cubanos en el Exilio. El próximo lunes...
  • Un solar llamado Facebook El 20 de octubre pasado tuvo lugar el lanzamiento del libro Meditaciones de Cantinflas o el intérprete digital en la Sociedad del Disparate, del escritor Armando Añel, en el encuentro...
  • Linden Lane Magazine, número de otoño Nuestro número de otoño 2017 (correspondiente al Vol 36 # 3) tiene como escritora invitada a la poeta y prosista Lilliam Moro. Hace ya más de cinco décadas que conocí...

‘El repatriado’, una introducción necesaria

‘El repatriado’, una introducción necesaria
mayo 30
00:38 2017

Escribiendo esta novela, descubrí que había vivido en un exilio interior hasta edad adulta, y un día, en California, a altas horas de la noche, me vi caminando en la imaginación junto al repatriado por las montañas de la Sierra Maestra, a la fecha habían nacido mis hijos y los hijos de mis hijos. ¡Cómo pasa el tiempo!, me dije, y sentí con tristeza que había llevado conmigo al opresor de la auto-censura frente al papel en blanco, una y otra vez, pensando en cómo decir y nombrar las cosas que transitan entre renglón y renglón a fin de que la censura oficial no pudiese descubrir la evidencia de mi desacuerdo, de mi oposición contestataria, y evitar así que la espada de Damocles  cayera como un rayo sobre mi cabeza, con todo el peso del rigor totalitario. Quizás fuese esa la verdadera razón (subconsciente) por la cual me negué durante casi dos décadas a escribir esta novela. “Con esa historia no se puede hacer literatura”, expresaba convencido a unos y otros.

Una noche en la ciudad de Filadelfia, mirando un programa de Televisión Española dedicado al senderismo, un ciudadano inglés se refirió iluminado a los “senderos de las sierra” e involuntariamente mi memoria se trasladó hacia el suelo al que creía no pertenecer; y sin perder un minuto de aquella revelación, dejé la tele encendida y corrí a sentarme frente a la pequeña pantalla de mi computadora a iniciar con el guajiro Quintín y con el niño Lázaro la peregrinación que llevará al lector a ese recinto mágico donde se encuentra la pequeña imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre. Un sitio al que había viajado mucho antes con mi hermano para orar por nuestro padre, que cumplía condena de encarcelación, hecho que de cierta manera me condujo a un largo proceso de meditación y ruptura con el sistema y que posteriormente me convirtió en inmigrante en un lugar al que nunca llegaré a pertenecer, como buena parte de los inmigrantes; pero en mi caso, se trataba de un despatriado sin retorno.

Antes de ver aquel programa de televisión, le había dicho a mis familiares y amigos que no consideraba posible hacer literatura con una historia en la que la política, desgraciadamente, ocupa un papel tan trascendente; temas de los que se había escrito mucho ya. Pero narrando los hechos acaecidos en el campo de concentración de Pino del Agua, miré con asombro el surgimiento de una corriente demagógica que inevitablemente llevaría a otros pueblos a vivir la experiencia de ser gobernados por regímenes totalitarios capaces de barrer hasta su memoria colectiva, y sentí que El repatriado era una obra necesaria, cuya función sería abrir una ventana a través de la cual las generaciones nacidas y las que están por nacer pudiesen contemplar la naturaleza de un sistema que, en esencia, ha destruido a millones de seres humanos a su paso por la tierra.

Sinopsis

El repatriado cuenta la historia de Lázaro, un marielito que siendo niño regresó a Cuba desde New York City en 1959, y es la crónica novelada de una revolución que se ha convertido en una tragedia –a punto de cumplir seis décadas– ante los ojos atónitos de naciones por donde vuela el fantasma del populismo. A las generaciones de seres humanos anónimos que han cargado sobre sus hombros el peso incalculable de la utopía socialista, se ha dedicado esta obra literaria, en la que Lázaro y el guajiro Quintín son los personajes que encarnan el rostro de un pueblo que sobrevive a su extinción todos los días.

Presentación de la novela ‘El repatriado’ el próximo 30 de junio de 2017, a las 7:30 p.m., en el Miami Hispanic Cultural Arts Center (111 SW 5ta Ave. Miami Fl 33130). Entrada libre y parqueo gratuito.
Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Reynaldo Fernández Pavón

Reynaldo Fernández Pavón

La relación con el arte y la literatura del compositor y escritor Reynaldo Fernández Pavón se inició en 1962, cuando comenzó sus estudios de música en la especialidad de Piano en la Escuela Nacional de Artes de Cuba. Sus obras sinfónicas y de cámara han sido interpretadas por prestigiosas agrupaciones y ha escrito música para documentales y seriales de televisión. El CD 'Piano Forte, Cuban Masterworks', incluye una selección de sus obras para piano. En 1980 obtuvo el Premio David de Poesía con el poemario 'Cruzando mares', publicado en 1981. Su novela 'El lirio del Prado' apareció en 2011. Su obra musical y literaria ha recibido múltiples reconocimientos en varios países.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. official site
    official site octubre 23, 12:28

    98318 777161Superb blog here! Also your site loads up extremely quickly! What host are you employing? Can I get your affiliate link to your host? I wish my site loaded up as quickly as yours lol xrumer 448875

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner – Chile camino del Primer Mundo

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Relajo y olvido

José Hugo Fernández

Hace algunos años, el poeta Ramón Fernández Larrea escribió más de doscientas columnas destinadas a calibrar hechos y personajes de la historia y de la cultura cubana, o pasajes sobre

Leer más
  Frank Castell

José Martí me escucha mientras llueve

Frank Castell

Dos patrias tengo yo: Cuba y la noche. José Martí                 Difícil, José, arrojar el tiempo montaña abajo y luego descender como si

Leer más
  Delio Regueral

El Punto Nemo

Delio Regueral

Ya sé que no soy incomprendido, lo supe al descubrirme donde se abandona un incomprensor, perdí mucho tiempo en esa etapa. El tiempo, lo único irrecuperable: a él no le

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami

Lo más reciente: